Taletober2020. Día 6: Tatuaje

Hola lectores.

Este relato es especial para mí. Habla de dos personajes a los que quiero con todo mi corazón y a los que les deseo lo mejor de todos los mundos.

La palabra entorno a la que gira la historia de hoy es “tatuaje”.

¡Allons-y!

 

Nadie confía en ella, es nueva en su mundo, es una extraña y además trabaja para ellos. Dice que quiere ayudarles, pero saben que una cura no es señal de cuidado, sino un trámite para seguir sufriendo un día más.

cuando la ven tan brillante y luminosa saben que tienen que desconfiar de ella, nada bonito es bueno y lo han aprendido a la fuerza. Lo hermoso solo existe para hacer más crueles sus existencias.

Su espacio de trabajo, una zona blanca con suelos brillantes solo despierta en ellos miedo, aunque saben que ella no puede hacerles nada, solo tienen que apretar los dientes e intentar soportar el dolor como buenamente pueden, ya son expertos en eso.

Al entrar y verla con sus cabellos de luz de estrella, sus ojos lilas como flores que ellos jamás podrán oler y su larga bata negra, tienen miedo, pero también se sienten protegidos por esa sonrisa que les dedica en la que no ven lástima, ni si quiera amistad, solo a alguien práctico. Ninguno sabe todo lo que hace la enfermera por ellos a sus espaldas, no quieren saberlo.

Un día tan oscuro como los demás y tan triste como los anteriores, los ojos del líder encuentran el colgante que siempre lleva la enfermera, un hermoso reloj de arena de granos blancos y cristal radiante. Ella con una sonrisa amable, quizá intuyendo su reacción, alza la manga derecha de su negra bata y muestra la muñeca, en la cara interna saluda un tatuaje del mismo reloj.

Sin apartar los ojos de los del líder, ella le habla del tatuaje, de lo que significa para ella, el recuerdo de su madre, una amante de la paz, una mujer que se marchó demasiado pronto dejándola con su hermano mayor y sus tíos, la única familia que le queda. El reloj de arena representa el amor por el tiempo presente que su madre siempre intentó enseñarle.

él, con la voz rota le habla de lo que es para ellos; en su mundo representan la maldición que les persigue, la vida que les arrebataron y cada grano que desciende se burla de ellos enseñándoles que la vida no se hizo para ellos. Un reloj de arena para los malditos representa el tormento en el que se ha convertido su existencia.

Alzando su melena de plata la chica se saca la cadena y la coloca entorno al cuello del líder arreglando sus mechones dorados de nuevo sobre sus hombros. Los ojos azules de él la miran interrogantes y ella vuelve a mostrarle el tatuaje mientras le habla con voz suave.

—Tú eres el propietario de tu destino, tú controlas la arena de tu reloj, no dejes que vuelvan a volcarlo.

Lo extraño es que ahora el líder confía en ella, él, que nunca ha confiado en nadie desde ese fatídico día en que su hermana dijo adiós, él, que intenta ser fuerte por todos, él, que es cobarde y valiente a la vez. Él confía en ella gracias a un reloj de arena.

 

¡Un saludo y hasta la próxima palabra!

Escucha la entrada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.