San Valentín. Nosotras amamos los libros.

¡Hola amores!

En un día lleno de corazónes, bebés regordetes con arcos y bombones, os traemos una entrada llena de amor, el amor que todas nosotras sentimos hacia la literatura y los libros.

Hoy Attenhea y Arthemisa han buscado a cuatro colavoradoras que hoy vienen a compartir este momento con los amantes de los libros.

¿Queréis leerla? Y lo más importante: ¿Nos contáis vuestra experiència con los libros?

 

 

¿Cómo te enamoraste de la literatura? ¿Fue amor a primera lectura?

Aris:

Me recuerdo leyendo desde siempre, aunque sí que es cierto que el libro, o mejor dicho, la saga que  me hizo pasarme al lado oscuro es Fairy Oak de Elisabetta Gnone. Para que os hagáis una idea, he guardado los libros en braille hasta hace poco. Sin duda, fue amor a primera lectura; a primera página porque Felí es sencillamente adorable y una narradora divertida y reflexiva.

 

Arthemisa

:

Cuando era pequeña hicieron un club de lectura en la biblioteca del colegio y creo que fue en ese momento. Empezó con el club de lectura y la cartilla en la que apuntábamos los libros y terminé contagiada por el amor a la lectura que transmitía la bibliotecaria.

 

Attenhea

:

Cuando era niña odiaba leer, pero no era un odio de no me gusta leer, sino que prefería quemar un libro y bailar haciendo ritos satánicos sobre sus cenizas antes que leerlo. Ahora la lectura es un pasatiempo y algo esencial, antes era el peor castigo que me podían hacer.

No recuerdo exactamente cuando empecé a leer, si sé que me leyeron Alicia En El País De Las Maravillas y quise volver a leer esa historia por mí misma, pero nunca la encontré y me dije que volvería a leer voluntariamente si encontrara ese libro.

Pero no fue Alicia, sino Laura Gallego quien me impulsó a leer con Crónicas De La Torre. Cuando conocí a esos personajes yo ya estaba perdida y me enamoré por primera vez.

 

Caléndula

:

Ojalá, pero fue poco a poco. Siempre hemos *flirteado*, pero teníamos obstáculos, como que leer físicamente me suponía un esfuerzo (mis libros eran poco manejables), que leer era una obligación escolar más y que no sabía qué libros había disponibles. Pero ya en la adolescencia nuestra relación me supo a poco y quise cada vez más y más, hasta convertirme en lo que soy ahora: una lectora entregada que puede pasarse las horas con un libro sin acordarse de nada más.

 

Irati

:

La verdad es que no me enamoré de la literatura hasta finales de primaria. A los siete años, yo recuerdo que mis padres me obligaban a sentarme en la mesa de la cocina con un libro de cuentos de princesas más grueso que mi mano y yo odiando esos momentos. Años más tarde, me cogía todos los libros de la biblioteca. También recuerdo, que con nueve años o así, mi madre me compraba cada dos semanas un tebeo de Esther y su mundo por Purita Campos y esa misma noche ya los terminaba.

 

TIANA

:

No, ¿o a lo mejor sí? No lo sé. Yo supongo que no porque al principio nos hacían leer en voz alta y eso ni siquiera ahora se me da bien así que era bastante estrés.

Del tema de si las lecturas obligatorias están bien o mal no hablo, a lo mejor lo tratan algún día los “trabajadores” de este blog. Pero yo creo que tuve mucha suerte porque gracias a ellas ahora leo. Del colegio no recuerdo ninguna pero en el instituto leí El anticlub de Àngel Burgas o  Quantic Love de Sonia Fernández Vidal entre otras maravillas y ahora no hay quien me separe de los libros.

 

¿Cuál es ese libro que hace renacer tu amor por la literatura una y otra vez?

Aris

:

Probablemente, cualquier obra de Laura Gallego. Recuerdo con especial cariño la lectura de alas de fuego. En mi adolescencia tuve un parón lector importante queuna maravillosa profesora supo resolver, consiguiendo que me lo leyera en dos días.

 

Arthemisa

:

No sé si hay un libro concreto, depende un poco del momento. A veces hay libros que llegan a tu vida en determinado momento y sientes que vuelves a renacer como lectora. Cada libro influye un poco en lo que sentimos hacia la lectura.

 

Attenhea

:

¿Todos? Creo que cada vez que abro un libro siento renacer el amor por los libros. A cada lectura nueva mi corazón despierta y vuelve a adorar leer casi tanto como el primer día.

Si hay un libro que me encanta y siempre que lo leo me siento como la niña del primer día es Alicia En El País De Las Maravillas.

 

Caléndula

:

Cada libro que leo, me guste más o menos, me ayuda a darme cuenta de lo especial que es la literatura para mí y a agradecer a los autores y autoras, traductores y traductoras del mundo su labor. Pero si tengo que elegir alguno que me haga reafirmarme en ese amor… Elegiría los libros de poesía clásica o mis libros favoritos de la niñez, como la saga de los cinco, la de Fairy Oako los libros de cuentos, porque, aunque siguen siendo para niños, me hacen recordar mis primeros sentimientos que, unidos a los que tengo ya de más mayor, provocan que viva los libros de una manera más especial cada vez.

 

Irati

:

No suelo releer muchos libros ni muchísimo menos, pero es cierto que Harry Potter me conquista cada vez que lo leo.

 

TIANA

:

No soy muy exigente en cuanto a la literatura. O bueno, miento, si lo soy, lo que quiero decir es que no necesito una trama con muchos giros o un lenguaje muy culto para que un libro me guste. No tengo muy clara mi respuesta a esta pregunta. Cuando me siento decaída siempre voy a Hasta que el amor nos separe de Silvia García Ruiz, y creo que eso podría servir. No tiene la historia de amor más bonita del mundo, ni a los protagonistas más mágicos pero a mí me hace feliz siempre y supongo que eso es lo importante.

La novela habla de una chica obsesionada para mal con el día de San Valentín. Decide abrir una tienda con productos antiamor y para conseguirlo pide un préstamo al banco. Cuando han pasado ya unos meses el banquero está harto de ella y le pide a su hijo, un chico dueño de una cadena de tiendas pro San Valentín, que haga lo que sea para hundirla, incluso enamorarla.

 

¿Con qué libro has sentido un flechazo inmediato?

Aris

:

Me ha pasado recientemente, de hecho, gracias a Fernando López con su maravilloso libro los nombres del fuego.

 

Arthemisa

:

Sin pensarlo mucho Fangirl, de Raibow Rowell. Creo que el libro y su historia es tan tierno, tan cálido, que desde el primer minuto terminas atrapada entre sus páginas. Esa protagonista es cercana y te despierta mucha ternura. Es casi imposible no sentirse reflejada en ella.

Creo que todos somos un poco Cat en algún momento de nuestras vidas y la autora nos lo enseña con un lenguaje cercano y directo.

 

Attenhea

:

Tal Vez Mañana. Cuando me lo recomendaron por primera vez lo olvidé y no lo leí, pero cuando lo hice por fin sentí que ese libro iba a ser algo que me marcaría de por vida. Cuando leí esa historia no tardé en buscar las canciones, datos del libro, segundas partes e incluso más libros de esta autora y encontré Nunca Nunca, que me gustó casi tanto como Tal Vez Mañana.

 

Caléndula

:

Con la mayoría, porque yo soy de esas personas que en general saben si un libro les va a gustar desde el principio. Pero fue aún más especial con el Fruto del baobab, de Maite Carranza, Besos de arena, de Reyes Monforte y pan de limón con Semillas de amapola, de Cristina Campos, porque la forma de escribir y de introducir los hechos y los personajes me atraparon desde, literalmente, la primera página.

 

Irati

:

Me encanta la película de Aladdin y cuando me enteré de que iban a traducir el retelling de Jessica Khoury no podía esperar para leerlo. Fue empezar El tercer deseo y enamorarme tanto de Zahra como del muchacho.

 

TIANA

:

Con El viaje más largo de Nicholas Sparks. Sinceramente aún no tengo claro el motivo. Solo recuerdo que un año Apple decidió hacernos regalos por Navidad y uno de ellos fue este libro y a mí me encantó, tanto que después leí todo lo que Nicholas Sparks había sacado hasta ese momento.

La novela está dividida en dos partes pero los capítulos van intercalados. En una Ira, un señor mayor, nos cuenta su historia de amor mientras espera a que alguien se dé cuenta de que se ha estampado con el coche. Y en la otra vemos como Sophia (una estudiante) y Luke (un vaquero) se conocen.

 

¿Cuál ha sido ese personaje que ha hecho latir tu corazón incluso meses después de haberlo conocido?

Aris

:

Hearthstone, personaje de la saga de Magnus Chase de Rick Riordan. ¿A que nadie que me conozca un poco se lo veía venir?

 

Arthemisa

:

Samira, de Jaulas De Seda, de Iría y Selene. Es una mujer fuerte, divertida, pícara y tierna. Es un personaje que si lo pasa mal, tú lo pasas mal con ella. hay un momento de la historia en el que me hubiera gustado abrazarla muy fuerte y no soltarla nunca.

Lo de Samira fue un amor a primera letra.

 

Attenhea

:

Como Tiana, yo también me he enamorado de mil millones de personajes a lo largo de mi vida lectora, pero siempre están esos que destacan sobre todos los demás. Así, sin pensar mucho puedo decir a Artemis Fowl… No, ese ya lo conocéis y sabéis cuanto lo quiero, mejor será decirlos a alguien que no conocéis.

Nico, el hijo de Hades, ese chico incomprendido, oscuro y solitario que me despertó un sentimiento de protección desde su primera intervención. También puedo destacar a Leo, el hijo de Hefesto, pero es Nico quien me ha robado el corazón y la razón.

 

Caléndula

:

Tuve muchos pensamientos para Kai, de la saga Crónicas de la torre, de Laura Gallego García, Laya, de Besos de arena, y Magnus, de la saga Magnus Chase y los dioses de Asgard, de Rick Riordan. Me encantaron sus personalidades y los momentos que protagonizan, y hasta incluí personajes basados en ellos en algunas historias o hice mis propias fanfictions construyendo historias o finales alternativos.

 

Irati

:

A ver… adoro a muchísimos personajes y no puedo quedarme solamente con uno. Para empezar adoro a Cinder de la bilogía Cinder & Ella de Kelly Oram, Starr de El odio que das escrito por Angie Thomas, Astrid de La venganza de Ariadna por Alba Quintas…

 

TIANA

:

Me he enamorado de 80.000 personajes, y sigo estándolo de la gran mayoría de ellos. Aunque si tengo que decir uno digo Jacin Clay, un personaje que sale en la saga Crónicas Lunares de Marissa Meyer, más ampliamente en Winter, cuarto libro de la saga, no publicado en España (holi, Montena, publicadlo, please. Gracias). Una lástima que esté enamorado de otra, la vida es muy dura.

 

¿Cuál es la novela más empalagosa que has leído?

Aris

:

Delirium de Lauren Oliver. Es lo que pasa cuando el amor se considera una enfermedad y los protagonistas se quieren.

 

Arthemisa

:

Como Atte, también tengo que decir Cuando El Mundo Vuelva a Creer En La Magia, de Cherry Chic. Amelia y Einar son cursis y ñoños a más no poder. Lo digo con sinceridad, esta no es una novela apta para diabéticos, el azúcar de sus páginas es excesivo.

 

Attenhea

:

Esta es difícil… Creo que Hasta Que El Mundo Vuelva A Creer En La Magia. Es muy bonito, su historia es romántica, sincera, pero llena de corazones y arcoíris. No sé si se puede considerar como empalagosa, pero sí de excesivamente rosa.

Seguro que si pienso me vienen más a la mente, pero de momento solo esto se me ocurre.

 

Caléndula

:

No tengo mucho donde elegir porque necesito algún elemento que me atraiga además de la historia romántica. Diría que la más empalagosa fue una novelita que creo que nadie más conoce que se llama ¿Cuántos pétalos tiene una rosa? Escrita por Carmen Montado, que va del reencuentro de dos antiguos novios en la situación de ser él su ginecólogo cuando ella está a punto de dar a luz al segundo hijo que tiene con otro.

 

Irati

:

Aquí me voy a colar y voy a mencionar la trilogía de 13 horas en Viena de Paula Gallego. Si eso no es empalagoso apaga y vámonos.

 

TIANA

:

No sé si es la “más empalagosa” de todas las que he leído en la vida pero si no lo es está en el top 5 seguro. Algo más que una tierna sonrisa irlandesa de Begoña Gambín. Es el segundo libro de una saga que no me gustó mucho pero que leí porque bueno, ya que empecé el primero pues quise continuar. Los protagonistas son bastante pegajosos, hablando y lo que no es hablando.

 

  1. ¿Cuál es el flechazo más rápido que te has encontrado?

Aris

:

Hazel y Augustus Waters en Bajo la misma estrella.

 

Arthemisa

:

Cariño, cuanto te odio, de Sally Thorne. Ese: te veo y ya te amo tan directo y sin vaselina me hizo abandonar el libro. Los protagonistas a veces se querían, a veces se odiaban, se empotraban sin razón y eran bastante aburridos. Nunca llegué a terminar ese libro.

Al principio no tienen relación alguna, luego pasan de ignorarse a odiarse y después ya se aman con locura y con pasión. En mi opinión eso no tiene sentido.

 

Attenhea

:

Esto es difícil, hay tantos momentos en el que un cruce de miradas es suficiente y ya en un segundo se aman con locura y con pasión que no puedo decir ninguno. Esta práctica tan extendida en la literatura no me gusta demasiado.

¡Esperad! Mientras escribía me ha venido algo a la mente, Peeta se enamora de atnis en un momento, al verla, dice que fue amor a primera vista y esta escena en concreto me encanta, me parece muy bonito que él no se fije en nadie más desde que es un niño y termine confesándoselo después.

 

Caléndula

:

Sin contar el (desde mi experiencia) clásico flechazo de una de las partes, que intenta enamorar a la otra a lo largo de media novela, el más rápido (increíblemente inmediato) fue el de los protagonistas de Te doy mi corazón, de Julia Quinn, porque hablaron un ratito y ya se volvieron locos de amor el uno por la otra.

 

Irati

:

No voy a hablar de flechazos entre personajes, sino el que yo misma sentí hacia uno. Adoro a Alcatraz de Brandon Sanderson. Ese personaje me hace reír muchísimo y le quiero con toda mi alma. Aunque es un poco torpe y acabaríamos un poco mal, pero le adoro.

 

TIANA

:

Dios mío es que hay tantos instant loves que que estrés por favor. Normalmente no me gustan pero no quiero decir un libro que no me haya gustado así que escojo a Silvia García Ruiz y su Mi perfecto sapo azul. A lo mejor no tanto por sus protagonistas pero por lo que pasa al final, que también tiene su propia historia. ¿Y qué pasa al final? Pues no sé, haced como Attenhea y Arthemisa y leeos el libro que es genial.

 

  1. ¿Cuál es el beso que más te ha impactado en un libro?

Aris

:

Spoiler alert, no leáis sino queréis saber, el beso de Alex y Magnus en la trilogía nórdica de Rick Riordan. La situación era de lo más adversa, lo que contribuyó a hacerlo especial. No creo que sea el que más me haya impactado, pero no deja a nadie indiferente.

 

Arthemisa

:

Creo que el primer beso que se dan en 7 Semanas En París, de Paula Gallego. Ese primer beso me gustó por como la autora juega con el sí, pero no de los personajes hasta que llega ese momento.

 

Attenhea

:

El primer beso entre Arabia y Jake, pero no por bonito, ni descripción preciosa, sino porque me sorprendió mucho. Para cada uno significa algo y no hablan el uno con la otra y nunca saben qué siente el otro.

No me impacta el beso en sí, sino el antes y el después. Rolly Haacht nos enseña algo que pocas veces se ve, como una amistad sigue en pie sin malos rollos después de un beso.

 

Caléndula

:

Aunque a lo mejor me impactaron otros muchos en su momento tengo que elegir uno que me he leído hace poco y es el de los protagonistas de No me rindo contigo, de Clara Álbori, porque se tomaron su tiempo, en el buen sentido, hasta sentirse preparados para entregarse el uno a la otra.

 

Irati

:

El beso más impactante y alucinante que he leído fue el que sale en Dos chicos besándose de David Levithan. Ese beso es muy bonito.

 

TIANA

:

Impactado suena como muy brusco así que no lo sé. Si tengo que decir uno concreto en la saga de Un Beso en París de Stephanie Perkins en el segundo libro (Lola y el chico de al lado), el beso cuando se reencuentran. Impactante lo que es impactante no fue, pero me encantó. Tengo que hacer relectura porque de la historia en si no me acuerdo mucho.

 

  1. ¿Cuál es la escena de sexo o íntima que más te ha gustado en un libro?

Aris

:

Sin duda, la de Tal vez mañana de Colleen Hoover. Menos mal que Attenhea ya se lo había leído y pude fangirlear a gusto. Me dejó totalmente impactada. Fue inesperada en todos los sentidos. Ni me la veía venir ni se parecía a cualquier otra que hubiera leído antes. Estaba llena de significado. Y me callo, no vaya a ser que haga spoiler. 😱

Aprovecho para reivindicar más calidad y realismo en las escenas eróticas, por favor, y naturalidad a la hora de escribir, ya de paso.

 

Arthemisa

:

La Venganza De Ariadna es el libro elegido. Es una relación la que tienen las protagonistas que sin entrar en detalles, cada escena protagonizada por ellas son perfectas. No podría elegir solo una, sino todas en las que salen ellas.

 

Attenhea

:

Esto lo tengo muy claro. La de Tal Vez Mañana. Es un momento en el que los sentimientos, sensaciones y sentidos juegan y se entrelazan. Ella siente como siente él y se demuestran que no hay barreras entre ambos.

 

Caléndula

:

Una de las que pasan en el libro Entre sueños, de Ángeles Ibirica. Me gustó porque mezclaba el erotismo con la expresión de sentimientos, en concreto unos de pena muy grandes por parte de una de las personas, y me encantó.

 

Irati

:

Aquí tengo que mencionar sí o sí los libros de Anita Blake y esa escena de sexo en una bañera enorme. Me pareció maravillosa.

 

TIANA

:

La de Llámalo tú y yo, no es que sea explícita pero es que es adorable. Salen los personajes adolescentes de la saga “no lo llames” de Noelia Amarillo y aaaaai es que estoy enamoradísima de ellos.

 

  1. ¿Cuál es la relación de amistad que más te ha gustado?

Aris

:

Por volver al valle de Verdellano, la piña que hacen todos los niños y niñas del pueblo. Están dispuestos a demostrar que son valiosos como los adultos y saben que la unión hace la fuerza.

 

Arthemisa

:

Creo que la que tienen las hermanas de Mujercitas. Son tan dispares, pero a la vez se aportan tanto… Es una relación fraternal que pocas veces se ve. Pueden enfadarse, pero siempre vuelven las unas a las otras, se apoyan, se aconsejan y se dan fuerza unas a las otras. Es un ejemplo de compañerismo, amistad y sororidad que muchas personas quisieran para sí.

también puedo destacar el grupo de amigos de los libros de Code Lyoko. En la serie no se los ve tan unidos, pero en los libros se ve como se quieren, se aprecian, que pese a todo siguen juntos y como incluyen en su pandilla a Eva y a ese otro personaje que aparece después. En los libros son personajes más redondos que sienten más y se quieren más.

 

Attenhea

:

La de Blue y los chicos del cuervo:

“Orla no andaba desencaminada, por supuesto. Pero había algo de lo que no era consciente: Blue y los chicos estaban enamorados los unos de los otros. Blue estaba tan obsesionada con ellos como ellos con Blue o con cualquiera de los demás; todos analizaban las conversaciones y los gestos; estiraban los chistes hasta convertirlos en largas bromas compartidas; se pasaban el tiempo juntos o pensando en cuándo volverían a verse. Sí: Blue era perfectamente consciente de que existían amistades menos abrumadoras, cegadoras, ensordecedoras, enloquecedoras. Pero ahora que había conocido una amistad como aquella, las demás le sabían a poco.”

Las cuatro chicas de Crónicas Lunares, cinco si contamos a Iko, se llevan genial y son como hermanas las unas para las otras, así como con ellos, con Kai, Thorne, Lobo o Jacin. Me gusta mucho esa relación y la calidez que transmite.

 

Caléndula

:

Me cuesta elegir, así que me quedo con las de La diputada, de María Ángeles López de Celis, Todo saldrá bien, de Emilio Ortiz y los de la saga de Magnus Chase y los dioses de Asgard, porque los personajes tienen una relación muy realista y se ve cómo son capaces de pasar un estupendo rato juntos pero también apoyarse en los momentos difíciles.

 

Irati

:

Aquí sin ninguna duda menciono la amistad de las niñas de The baby-sitters club de Ann M. Martin. Es una saga en la que las protagonistas son niñas de principios de la ESO que organizan un club de niñeras.

 

TIANA

:

Diré dos. Darrow y Sevro de la saga de Amanecer Rojo de Pierce Brown, al menos en los tres primeros libros. Y Julien, Jeremy y Krista en El club de los eternos 27 de Alexandra Roma. Son bonitas, porque a pesar de todo están ahí, siempre, y eso no es tan fácil.

 

  1. ¿Cuál ha sido la relación romántica que más te ha gustado dentro de un libro?

Aris:

Los protagonistas de Todo, todo de Nicola Yoon. Maddy no puede salir de casa y su vecino Oli tiene mucha curiosidad por conocerla, así que consigue contactar con ella de una manera muy original y se comunican a través de mensajes. El hecho deque tengan que escribirse es una manera fascinante de conocerse mutuamente y de reflexionar sobre ellos mismos.

 

Arthemisa

:

De nuevo saco a la palestra Fangirl. Me encanta la relación de amor de Cat, es tierna, es preciosa y lo mejor es ese ir poco a poco que no en muchos libros se ve.

Hacen una pareja preciosa y desde el principio ves como se respetan y se quieren y lo hacen todo sin prisas, siempre pensando el uno en la otra.

 

Attenhea

:

Depende del momento y del día que me haga esta pregunta… Pero sin pensar mucho, ahora mismo digo que Ciel y nayeli, dos almas separadas destinadas a buscarse recorriendo Geala. Dos personas que se aman por encima de todas las cosas y que jamás se cansan de intentar estar juntas.

 

Caléndula

:

La de cuentan Nieves García Bautista en La mensajera de los sueños imposibles y Clara Álbori en No me rindo contigo, porque me parecen relaciones románticas realistas, en las que se nota que hay amor y mucho, pero también inseguridades personales y confianza y apoyo mutuos.

 

Irati

:

Me gusta mucho la relación entre Arabia y Jake que nos muestra Rolly Haatch en Amor y virtud. Esa relación me parece preciosa y tengo muchísimas ganas de releer la trilogía completa.

 

TIANA

:

Hoy elijo a Eva y Lucas de El ático en la quinta avenida de la saga From Manhattan with love de Sarah Morgan, mañana no lo sé.

 

  1. ¿Qué relación romántica has odiado desde el primer momento y por qué?

Aris

:

A priori, no la odié, pero reflexionando más tarde sobre ella y gracias a leer algunas críticas entendí que es innecesaria . Kvothe y Denna de el Nombre del viento. Es más bien él el que está obsesionado con la chica, quien es mucho más independiente.

 

Arthemisa

:

En Tengo Tu Número, de Sophie Kinsella odié profundamente la relación entre Poppy y su prometido. Él no le hace ni caso y ella intenta aparentar lo que no es, pero todo empeora cuando Sam aparece en escena y Poppy y él empiezan a flirtear descaradamente.

En Los Chicos Del Calendario tampoco me gustó la relación entre Candela y Salvador, es una relación insana en la que ninguno de los dos puede salir bien. El tío para empezar le dice que está bien lo que está haciendo de conocer a un hombre por mes para demostrar el mejor hombre del calendario, pero luego se molesta cuando ella sigue adelante. Ella, por su parte se autoflagela a sí misma por lo que hace y lo que él le dice.

No terminé ninguna de las dos historias.

 

Attenhea

:

La de Memorias De Idhún, Jack, Victoria y Kirtash. Ese triángulo amoroso me sobra mucho, sería perfecto con solo dos vértices, pero con los tres es odioso. Si la autora hubiera hecho una relación poliamorosa, sería maravilloso, pero no lo ha hecho y en su lugar nos trata de colar como romántico que Victoria esté con los dos chicos pero que se enfade porque Kirtash tenga escarceos con Gerde o Jack quiera hacer lo que le de la gana con Kimara.

Si esto se hubiera planteado de otra forma lo vería genial, pero no es así y me repatea demasiado.

 

Caléndula

:

La de los protagonistas de Joyas del sol, de Nora Roberts, porque además de que me costaba mucho intuir el verdadero amor, ese que debería estar para mí en toda novela romántica, me daba la impresión de que todo eran intereses, sobre todo por parte del chico: esta chica es guapa y voy a intentar que quiera estar conmigo, esta chica me puede dar eso que tanto he buscado y por eso intento que se case conmigo… me dio mucha rabia, y por eso no me gustó cómo fue el final del libro; no el resultado, porque ese ya me lo esperaba aunque me fastidiase, sino por la forma de llegar a ese resultado.

 

Irati

:

Odio con todas mis fuerzas la relación tan tóxica que tienen Hugo y Azahara en Presas de Beatriz Esteban.

 

TIANA

:

La de Como enamorarte de un hombre que vive debajo de un arbusto y lo peor es que está basada en algo real, maravilloso, oye. Porque creo que el amor consiste en aceptar las imperfecciones de la otra persona y los protagonistas eso no lo entienden.

 

  1. ¿Qué personajes han demostrado mejor el amor que sienten según tu opinión?

Aris

:

Vainilla y Jim de Fairy Oak. Supieron esperarse durante años y valió la pena según parece.

 

Arthemisa

:

Sin lugar a dudas la relación de Matilda por los libros en la historia de Roal Dalh. Es uno de los amores más puros que se pueda encontrar, el de una niña por los mundos encerrados entre las página de un libro.

 

Attenhea

:

Creo que Silas y Charlie, de Nunca Nunca, de colleen Hover.

El destino está jugando con sus mentes, con sus recuerdos porque son almas gemelas que nunca pueden separarse. Vemos a través de los tres libros como se juntan, se separan, vuelven a estar juntos y las circunstancias los separan.

Creo que este libro es uno de los más bonitos que he leído y esa relación me parece de lo más linda del mundo.

También quiero hacer una mención especial a todos esos personajes escondidos en los volúmenes de Fairy oak. En ese pueblo el amor y el cariño son los verdaderos protagonistas de la historia. Llega a tal punto, que casi puedes sentir como tú también eres parte de ellos y te quieren y aprecian como a sus propios vecinos.

 

Caléndula

:

Los de los libros que he puesto en la mejor relación romántica, porque el amor debería dejar espacio a otros sentimientos como el poder confiar en e esa persona si tienes algún problema o inseguridad, y que esa persona pueda apoyarte, y viceversa. Además, en los libros Besos de arena, de Reyes Monforte, y Entre sueños, de Ángeles Ibirica, que también he mencionado en otros momentos, los personajes están dispuestos incluso a sacrificar su integridad o felicidad por la persona que quieren y eso me parece admirable y extremadísimamente tierno.

 

Irati

:

He dudado muchísimo, pero la verdad es que como estoy leyendo la tercera parte de este universo, me he decantado por la amistad entre Nico, Simon y Leah en el universo de Becky Albertalli. Sobre todo esto lo pude ver en Con amor, Simon.

 

TIANA

:

Mike y Alan, los protagonistas de Armarios y fulares de Ruth Ibáñez Ámez. Es un libro que trata de una pareja que pronto celebrará su quinto aniversario y vamos viendo como es el día a día de cada uno, y los problemas que tienen, y como los solucionan… no sé, a mí me gustó mucho porque me pareció real.

 

Y con esto cerramos, lectores. Sed felices y amad con todo vuestro corazón los libros que os rodean.

Escucha la entrada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.