RESEÑA: SOMBRA Y HUESO, DE LEIGH BARDUGO

RESEÑA: SOMBRA Y HUESO, DE LEIGH BARDUGO

Hola lectores. Hacía tiempo que no os traía una reseña recién hecha, pero aquí os he escrito esta. De momento estoy libre ya si exámenes y he podido pararme a escribir más de tres líneas.
Espero que os guste el libro que os traigo yo, la primera parte de una trilogía muy buena, o eso me está pareciendo.
¿Leemos?

Datos bibliográficos

Portada

  • Título: Sombra Y Hueso (Grisha)
  • Nº de páginas: 432
  • EncuadernaciónTapa blanda
  • Editorial: HIDRA
  • LenguaCASTELLANO

Sinopsis.

Alina Starkov no espera mucho de la vida. Se quedó huérfana después de la guerra y lo único que tiene en el mundo es a su amigo Mal. A raíz de un ataque que recibe Mal al entrar en La Sombra, una oscuridad antinatural repleta de monstruos que ha aislado el país, Alina revela un poder latente que ni ella misma sabía que tenía.
Tras ese episodio, Alina es conducida a la fuerza hasta la corte real para ser entrenada como un miembro de los Grisha, un grupo de magos de élite comandado por un individuo misterioso que se hace llamar El Oscuro.

reseña personal.

Este libro nos habla de Alina, una chica normal, o no tan normal, tiene algo dentro de si que sale a la luz cuando salva a su mejor amigo, Mal, de morir en la sombra, desde ese momento se convierte en una grisa, una especie de bruja con un poder increíble.

Esta chica puede ser la única esperanza de terminar con la sombra, el Oscuro confía en ella, Alina es una hacedora de sol, ella tiene el poder de acabar con la oscuridad, pero no comprende sus poderes y no puede hacerlos salir a la luz, necesita ayuda y por ello comienza a vivir en el palacio de los Grisa y a tomar clases como ellos.

Ahora que está en el palacio de los grisa, tiene que aprender a manejar su poder y tiene que aprender a luchar, pero no todo es un lecho de rosas en el que ella es una salvadora, tras las sedas, las riquezas y las sonrisas se esconde algo Oscuro que la perseguirá hasta darle caza. ¿Podrá ella escapar?

Opinión personal.

Este libro ha llegado a mis manos tras una recomendación acertadísima, entre todos los títulos que me lanzaron, estos fueron los que me llamaron la atención y aquí os traigo la reseña de la primera obra de esta trilogía.

El universo de este libro está muy bien creado y la magia es increíble, me llama la atención que pese a la existencia de los Grisa, los magos, siga habiendo soldados normales sin poderes, esto normalmente no pasaría, los magos lo monopolizarían todo.

Los personajes son muy curiosos y sin duda están muy bien creados, cada uno tiene una personalidad diferente y muy amenudo nos encontraremos que no sabemos qué piensan o cuál es la verdadera naturaleza de las personas con las que nos encontraremos a lo largo de las páginas. También de esta obra se salva Genya, una grisa peculiar que se hace amiga de la protagonista, su viveza me hizo apreciarla desde el primer momento, es una joven que no tiene lugar, por así decirlo, parece no formar parte de los grisa, pero tampoco de los sirvientes, pese a llevar sus colores. Está en un escalón inferior a los primeros, pero uno superior a los segundos.

Esta reseña no la haré sola, o por lo menos no la opinión. con su permiso, os comparto las palabras de la chica que me recomendó estos libros.
LIRA:

Buena representación, caracterización de personajes, sistema de magia muy interesante, cortos alrededor de 80000 palabras por libro, fáciles de leer y de engancharse.

el final de cada libro de la trilogía es desgarrador a su manera. Sin hacer spoilers diré que el final del primer libro es el más “suave”, pero todos son finales intensos, finales que se leen de seguido e independientemente de cómo terminen, durante un rato te dejan una sensación como de adrenalina, de emoción y ganas de coger el siguiente libro.

En cuanto al Oscuro, no quiero hacer spoilers porque luego me los hacen a mí y me entran los siete males, pero es un personaje que… hace reflexionar lo suyo, creo. Yo terminé la trilogía con sentimientos muy ambiguos. Y esto que estoy diciendo en realidad también es muy ambiguo, mira tú por dónde.

Reconoceré sin vergüenza ninguna que yo también le cogí cariño desde el primer libro. Y fue muy raro, de verdad, porque no me gustan los villanos romantizados igual que no me gustan los villanos sin trasfondo. Pero El Oscuro, al tiempo que hace cosas horribles y tiene una mentalidad un poco… hecha pedazos, también es una persona. A través de Alina, lo vemos humano; no líder, no gobernante, no paladín del bien, no encarnación del mal abyecto. Solo una persona. Que ha vivido mucho, mucho tiempo. Y entonces… sí, va a hacer cosas muy malas, aparte de las que ya ha hecho en el primer libro. Y seguramente vas a tener ramalazos de odio, o de rabia o de impotencia. Pero por alguna razón, lees y en el fondo una parte de ti espera que tenga un final que lo haga redimirse, aunque te parezca improbable o aunque haga cosas con los personajes a los que amas por las que no podrías perdonarlo. En el fondo, por lo que sea, hay una línea de empatía que no siempre está en el mismo sitio y se va desplazando con mucho sigilo.
le coges cariño, le coges mucho cariño; y te da por preguntarte cosas como “¿Qué tipo de persona sería yo si hubiese vivido tantos años como él y en esas condiciones?” No se trata de justificarlo, ojo, porque hay cosas que no pueden justificarse y algunas de sus acciones… Otra cosa te digo, y es que a esta escritora se le da de maravilla poner estos temas espinosos de moral y empatía y bueno Vs. malo sobre la mesa, la bilogía Los Seis de Cuervos que forma parte del mismo universo que Grisha tiene un enfoque más amplio y más adulto en el tema y es sobrecogedor, estoy terminando el último libro y vengo pasando una montaña rusa de emociones que ni las de Port Aventura…

y con esto, lectores, tanto Lira como yo os dejamos por hoy.
Espero que os animéis a leer esta trilogía y que me contéis, por su puesto, qué os ha parecido.

¡Un saludo y hasta la próxima lectura!

***Recuerda que, si quieres, puedes ayudarnos.

1 comentario en “RESEÑA: SOMBRA Y HUESO, DE LEIGH BARDUGO

  1. ¡Genya es un amor! A lo largo de la trilogía me ha roto el corazón unas cuantas veces. Es un personaje que desde un principio intuimos que ha sufrido mucho, más de lo que las palabras pueden transmitir, y también desde el principio te da la sensación de que todavía le quedan más malos tragos pendientes. A través de ella también nos asomamos, un poco de puntillas, al mundo de David; pues aunque se ven más mujeres Grisha que hombres, también los hay.

    El sistema de magia llama la atención desde el principio, aunque no entiendas del todo bien conforme lees te vas haciendo una idea. Hay determinados tipos de Grisha, identificados por colores en sus keftas (¡quiero una Kefta para mí!) que son algo así como túnicas, pero si lo he entendido bien más parecidos a chales. Así, cada clase de Grisha es capaz de hacer cosas diferentes con sus poderes. Me resulta algo descorazonador el dato implícito de que son separados de sus familias desde pequeños para ir a aprender a manejar sus poderes al palacio.

    Tanto como la trilogía me hizo amar a los personajes secundarios (Nadia, Zoya, David y Genya, Baghra y los que conoceremos en el segundo y el tercero), es de destacar cómo amé a los principales, incluso al malo maloso aunque más de una vez quisiera darle unos buenos puñetazos en la boca.

    Alina… Alina me parece tan realista. Es prácticamente una adolescente, solo una chica huérfana arrojada a un ambiente que desconoce, con un poder que desconoce, lejos de su aprendizaje como cartógrafa y lejos de lo que ama. Se ve obligada a plantearse cuestiones sobre moralidad que, reconozcámoslo, a su edad pocos nos habríamos planteado. Tiene que tomar decisiones muy difíciles y que desafían todo en lo que creía. Y tiene que luchar por no convertirse en lo que quieren convertirla, o bien por convertirse en ello y sobrevivir al intento manteniendo su individualidad. Como Invocadora del Sol, tiene un poder que se ha buscado por años y la pone en un pedestal difícil de sostener. Y a pesar de todo, es tan humana. Estamos ahí con ella cuando tiene miedo, cuando la abruma el terror, cuando tiene que decidir entre lo que sería horrible y lo que sería menos horrible, cuando es feliz y sabe que eso no durará mucho, cuando se sacrifica, cuando no se le permite ser egoísta, cuando no hay caminos fáciles, cuando desnuda sus defectos, cuando es un símbolo, cuando trae esperanza a otros a costa de sí misma…

    Y si el primer libro de la trilogía es muy bueno, ¡los dos restantes son mejores aún! Me alegro de que lo hayas disfrutado, Jackie. A todos los demás, ¡id a por él! Leigh Bardugo escribe con una sensibilidad y una maestría indiscutibles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.