portada

Reseña: Siete formas de mentir, de Riley Redgate

Hola mortales.

Este libro me llamó la atención por su sinopsis. Habla de siete pecados capitales que no he podido encontrar en los personajes de este libro, pero se supone que cada uno representa uno diferente. También se supone que habla de asexualidad, y claro, un libro así yo tenía que leerlo.

¿Leemos? ¡Allons-y!

 

“Odio la noche. En las horas nocturnas, antes de conciliar el sueño, mi cerebro me bombardea con cada pensamiento que he tratado de desterrar desde la mañana. Esta noche, la rueda giratoria se ha parado en el tema de la tristeza y lo poco original que es. Las personas siempre se han sentido infelices. Es en los últimos cien años —o quizá menos— cuando la gente ha empezado a pensar que la infelicidad es algo anómalo, que todos tenemos derecho a ser felices. Qué estupidez. El mundo no funciona así. Seguro que en tiempos de Grigory Veselovsky, en Rusia, todos los siervos o campesinos se sentían profundamente deprimidos.”

 

Datos bibliográficos:

portada

Sinopsis:

• Siete personajes, siete pecados capitales…
• Una novela realista y honesta sobre lo que es ser adolescente.
• Por fin una historia que habla abiertamente de identidades sexuales como la pansexualidad y la asexualidad.

Siete adolescentes enzarzados en una red de sentimientos y rencores. Cada uno tiene una historia que contar. Cada cual entiende la vida a su manera. Pero todos poseen una cosa en común: algo que esconder.

No, en el instituto Paloma nadie es del todo inocente. Están los que juzgan y los que callan, los que se mienten a sí mismos… y los que ocultan su verdad. Cuando estalla el rumor de que un profesor mantiene un romance con un alumno, las vidas y los destinos de siete adolescentes se entrelazan en torno a la inevitable pregunta: ¿quién? Los siete luchan contra sus propios demonios. Los siete son culpables de algo. Tal vez la clave de su propia redención solo puedan encontrarla en los demás.

Un relato emotivo y rico en matices, narrado con las voces de siete jóvenes complejos, valientes y contradictorios que se buscan a sí mismos entre las luces y las sombras del amor, la familia y la amistad.

 

Reseña personal.

Este libro comienza con un anuncio impactante para los estudiantes del instituto: hay un profesor que tiene una relación con una estudiante.

Para empezar esto ya es muy fuerte, pero ahora viene lo bueno, esta historia la cuentan siete voces, siete jóvenes que compartirán un secreto, que guardarán otros tantos y que crearán vínculos entre ellos y también los romperán.

 

Opinión personal

La reseña dice que nos habla de pansexualidad, vale, eso está reflejado y supongo que lo hace bien, no lo sé porque no soy una entendida en el tema, así que no entraré ahí.

También la reseña dice que nos hablará de asexualidad. Aquí viene mi pregunta: ¿Dónde se supone que está la asexualidad?

En ningún momento nombran nada parecido, nada que se acerque mínimamente ni la reflejan en ninguno de los personajes, al menos que yo lo haya visto, porque también es posible que me lo haya perdido, así que si alguien se ha leído el libro, por favor que me ilumine porque vivo en las penumbras de la incomprensión. Y no digo esto porque no sepa quién es, todo lo contrario, lo deja muy claro, pero… No sé yo hasta que punto es asexualidad o hasta donde es rechazo a las interacciones sociales.

Puestos a desmentir cosas de la reseña, dice también que vamos a terminar con la sensación de haber hecho a siete amigos nuevos. Pues perdona que te diga, pero quitando a Matt, Valentine y si tal Juniper, ninguno me cae bien.

La que peor me ha llegado a caer es Olivia, luego da un cambio, pero aún así me parece un poco estúpida. Se escuda en el feminismo y en “con mi cuerpo hago lo que quiero” para zumbarse a un tío distinto cada semana; no lo critico, pues puede hacer lo que le salga del papo, y nunca mejor dicho, pero luego, sabiendo como es la sociedad y el pensamiento machista de que una mujer no puede acostarse con ciento un hombres, ve extraño que la tachen de puta y zorra en el instituto.

Aunque quien se lleva la palma de mis malos pensamientos es Claire. En un principio me cayó bien, pero sus acciones me han terminado cabreando muchísimo y lo siento, claire, no tienes razón en ninguno de tus pensamientos. No la tienes cuando piensas de Juni y Olivia y no la tienes, es más, aún la tienes menos cuando hablas de Lucas.

Quitando estas pequeñas salvedades, tengo que decir que el libro me ha gustado mucho y que el saber quién estaba manteniendo una relación romántica me ha mantenido enganchada casi hasta el final. No me arrepiento de haber leído este libro aunque ahora mismo tenga sentimientos encontrados hacia él.

 

Con este libro no estoy sola, he reclutado a una nueva lectora. ¿Queréis saber qué opina ella?

 

Azalea

¡Hola! Yo también he leído siete formas de mentir, por recomendación de Attenea, de hecho, así que muchas gracias… Y voy a intentar explicar lo que me ha parecido.

Tengo una regla que suele cumplirse siempre y es: “cuanto más pueda conocer a todos los personajes, más puntos tiene el libro”. Así que cuando leí la reseña,

con sus siete protagonistas, lo empecé inmediatamente, con el chip de “fantasía hecha realidad”.

Precisamente para mí esto ha sido lo mejor del libro: que cada personaje tuviese su protagonismo, su historia, su toque y su espacio. Creo que tiene que ser muy complicado, cuando escribes, manejar esto, más con tantos personajes, sin que parezcan demasiado similares. (Bueno a mí me cuesta, aunque igual eso no significa que sea complicado).

Me a encantado conocerles, con sus propias luces y sombras, y la manera en la que la historia les va uniendo poco a poco. Son de esos grupos que dices “venga, vamos a preparar chocolate, a sentarnos en círculo y a soltar toda la carga que lleva cada cual, va”. Sobre todo Kat y Matt, a quienes les cogí un cariño especial. No sé si habría sabido acercarme, probablemente habríamos puesto muy a prueba la paciencia los unos de los otros, pero tenían una personalidad que me atrapaba, estaba deseando que volviesen a narrar, por mucho que me interesasen los demás. De hecho tengo que admitir que a veces seguía leyendo pensando “cuando le vuelva a tocar paro, en serio, ahora sí”. Pero no…

Como puntos en contra del libro, que la sinopsis no cuenta, en mi opinión, lo que te vas a encontrar, porque te lo vende como un libro novedoso e inclusivo, pero no sé hasta qué punto lo es… Bueno, yo no sé mucho de libros en los que se trata la diversidad, pero en fin, creo que quería abarcar mucho y no llegó a tanto. Tampoco me terminó de convencer lo acelerado que es el final. Como si un determinado hecho pudiese borrar automáticamente todo lo anterior. No puedo explicarme más, pero es como que de repente llega el momento de cerrar y ¡oooh!, todo lo que antes costaba ahora fluye… Que yo soy la primera a la que le encanta leer esas cosas -el final me condiciona mucho la opinión del libro-, porque me gusta que al menos en los libros todo sea maravillosamente bonito para que el mundo parezca algo mejor (vale esto igual ha quedado un poco negativo, ¿no?) pero no sé, en este libro era como demasiado hasta para lo que mi optimismo lector podía asimilar. Creo que me habría dejado mejor sabor de boca que hubiese habido más espacio de tiempo…

Pero aun así, ha sido una de esas lecturas con las que no puedes parar sin importar qué hora sea, queriendo saber más y más y más, y de estas que estás deseando que se resuelvan pero a la vez no quieres que dejen de pasar cosas para no dejar de leer (bueno y decidir qué va después, que a mí me cuesta).

 

Así que en resumen, que os leáis el libro, que puede gustaros mucho.

¡Y gracias por dejarme colaborar! ES la primera vez, así que si no os ha gustado… Pues lo siento, confiamos en que me dejen escribir algo más e ir mejorando.

¡Un saludo y hasta la próxima lectura!

 

Escucha la entrada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.