portada

Reseña: Sed, de neal Shusterman

Hola mortales.

Este es un libro que no solo cuenta una historia, sino que te hace reflexionar a cada momento y que a mí me tuvo enganchada día y noche.

¿Leemos? ¡Allons-y!

 

“De niño idolatras a tus padres. Crees que son perfectos porque son la referencia que usas para medirte a ti y al resto del mundo. Después, de adolescente, te cabrean porque te das cuenta de que no sólo no son perfectos, sino que además quizás estén un poco más jodidos que tú. Sin embargo, llega un momento en el que te percatas de que no son ni superhéroes ni villanos. Son dolorosa e imperdonablemente humanos. La pregunta es: ¿puedes perdonarlos por serlo?”

Datos bibliográficos:

portada

  • Título: Sed.
  • Autor: Neal Sgusterman.
  • Páginas: 424.
  • Editorial: Nocturna.

 

Sinopsis

 

¿Hasta dónde llegarías para conseguir la última gota de agua?

Alyssa vive con su familia al sur de California, en un barrio residencial muy apacible… Hasta que, un día, del fregadero deja de salir agua. Tras padecer varios años de sequía, eso tampoco es extraño; allí todo el mundo está acostumbrado a las advertencias: no riegues el césped, no llenes la piscina, no te des duchas largas.

Pero esta vez ya no queda agua que ahorrar.

En muy poco tiempo, el supermercado del apacible barrio residencial se ha llenado de familias desesperadas y dispuestas a todo con tal de conseguir un bidón de agua. Y cuando sus padres salen en busca de provisiones y no regresan, Alyssa, su hermano y el peculiar vecino que los acompaña no tienen más remedio que empezar a tomar decisiones difíciles para sobrevivir. Cueste lo que cueste.

Sed es la nueva novela independiente de Neal Shusterman -Premio Nacional de Literatura Juvenil en Estados Unidos y autor de libros como Siega– y Jarrod Shusterman. Paramount está preparando su adaptación cinematográfica.

reseña personal.

El agua se ha acabado, la sequía no termina y las personas son capaces de cualquier cosa si tienen sed.

Cuando el agua termina en la casa de Alysa, ssus padres deciden ir hasta la playa, lugar en el que las máquinas desalinizadoras trabajan para convertir el agua del mar en agua potable. Pero ellos dos nunca vuelven a casa.

Así Alysa y su hermano pequeño partirán en una odisea acompañados por su extraño vecino Kelton en su busca.

En el camino Alysa, Kelton y Garret verán lo que la falta de agua le ha hecho al mundo y a sus habitantes.

Hay quienes están dispuestos a todo por las últimas gotas de agua.

 

Opinión personal.

No me ha gustado este libro.

Bueno, vale, en realidad me ha encantado, no lo voy a negar… Pero me ha hecho pensar demasiado, no sé que haría yo sin agua. Estoy al cien por cien segura de que lo pasaría fatal, pero no por mí, sino por mi perra; creo que podría renunciar al agua de mi cantimplora si ella pudiera beber un poco más.

Este libro no es solo una historia más, sino que te hace pensar, reflexionar y plantearte muchas cosas.

Muchas veces malgastamos el agua casi sin darnos cuenta y Shusterman nos habla en su libro justo de esto. Abre los ojos a sus lectores ante una realidad nada fantasiosa.

Ahora tenemos agua, pero ¿Qué pasaría si dejáramos de tenerla?

A través de los ojos de Alysa, Kelton, Jaqui y Henry vemos cómo sería un mundo sin agua, una sociedad dispuesta a lo que haga falta por conseguir este preciado líquido.

El libro está escrito en primera persona, los cuatro personajes narran y vemos y sentimos lo que ellos piensan y sienten, lo que hace de la lectura algo muy ameno y que pasa ante nosotros de forma rápida.

 

¡Un saludo y hasta la próxima lectura!

Escucha la entrada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.