Reseña: Prométeme que serás delfín, de Amelia Noguera

Buenas queridos recuncheiros! Hoy vengo por aquí para hacer la reseña de una novela que en sus orígenes fue autopublicada en Amazon y que posteriormente fue editada por la editorial Suma de Letras. Prométeme Que Serás Delfín

Tenéis que ser delfines, inquietos, creativos, inconformistas, valientes, inteligentes. Ahí está la solución para esta sociedad egoísta. No podemos machacar vuestra creatividad. La necesitamos.

Portada

Datos del Libro

  • Autora: Amelia Noguera
  • Nº de páginas: 304 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda con solapas
  • Editorial: SUMA
  • Lengua: CASTELLANO

La memoria, a veces, juega ella sola al juego de hacerte sentir inocente o culpable, según qué instante de tu vida, qué aroma, qué color o qué fragmento de conversación decida mostrarte. Son esos momentos extraños en los que tu propia historia no te pertenece y a la vez te pertenece más que nunca; en los que te rescatas a ti misma de lo que alguna vez fuiste. Te recuperas a fragmentos. Como si tu existencia compusiera un gran mosaico y sus teselas se mimetizaran entre las células de tu cerebro, los únicos testigos reales de tu pasado que se oxidan como se oxida la piel, el cabello, la carne, los recuerdos. Sin embargo, algunas de esas pequeñas teselas, de cuando en cuando, vuelven a brillar y reconoces una parte de ti en esos vidrios de tu experiencia.

Contraportada

Una historia sobre la inocencia y la amistad, un misterio entre las paredes de un colegio y una crítica a las carencias del sistema.
Una profesora de Primaria aparece asesinada en su aula, dentro de un armario y con la boca y las muñecas enrolladas en papel celo, igual que ella castigó a Sofía, una de sus alumnas. Algunas de sus amigas intentan evitar la CATÁSTROFE y deciden investigar para encontrar al culpable. ¿Quién querría ver muerta a Adela? La lista es muy larga pero muy pronto otro hecho terrible la reduce drásticamente.
A través de sus miradas inocentes pero con la aguda intuición infantil, el lector se adentrará en el mundo de Sofía, la niña hiperactiva que más odiaba a la profesora. También conocerá a su madre, una doctora desesperada que vive solo para su hija. Sin embargo, lo que descubrirá en este camino quizás habría preferido no haberlo sabido nunca.
Es esta una novela que se acerca al género negro por su tinte crítico y de realismo social, pero también es una novela emotiva y una novela psicológica. Aunque, ante todo,Prométeme que serás delfínes una novela que te perturbará.

El que no aprenda a entender lo que lee siempre se perderá el verdadero valor de lo que vive.

La autora

Amelia Noguera es una autora madrileña, Graduada en Humanidades e Ingeniera Informática. Ha trabajado como editora, traductora, directora de publicaciones editoriales y profesora. En 2014 publicó «La marca de la luna» (Roca Editorial); en 2015, «La pintora de estrellas» (Suma de letras). En 2016 está prevista la publicación de «Prométeme que serás delfín» (Suma de letras) y «Escrita en tu nombre» la seguirá en 2017.

Opinión personal:

La autora utiliza muy bien las situaciones vividas en esta novela para hacer una fuerte crítica social, pues a través de los ojos de la madre de Sofía podemos ver la cantidad de injusticias que se cometen contra las personas con algún tipo de discapacidad, sobre todo con aquellas que llevan relacionado también un cierto esfuerzo en la comprensión.
Esta novela lleva también cierto matiz de novela negra, ya que comienza con un asesinato, el de la profesora de la voz infantil que nos cuenta la mitad de la historia. Una voz que, de alguna manera, intenta investigar este asesinato para que no le repercuta a ella si sus padres deciden cambiarla de centro.
Siendo importante la intriga, no obstante, para mí lo más importante es el resto; todo lo que rodea a esta novela que es mucho: el TDHA, los recortes en educación y sanidad, la calidad de la educación, la amistad, la fuerza de una madre, la lucha constante, el acoso escolar… Hay tantos temas que parece difícil que quepan en una novela tan corta como ésta.
Como dije antes, esta novela es una crítica a la sociedad y, a parte de la discapacidad, otro tema que también critica mucho son los recortes que sufren los pobres para agrandar los bolsillos de los ricos. En los recortes que más críticas vuelca son la Sanidad y la Educación, siempre con conocimiento de causa y desde dentro: por una parte casi toda la historia transcurre dentro o está relacionada con lo que ocurre en un colegio público y, por otra, la madre de Sofía es médico y de su mano conoceremos la situación en los hospitales públicos. No sólo critica los recortes, también se mete de lleno con los malos profesores. Esos profesores que no tienen vocación, ni paciencia, ni conocimientos (no académicos sino personales) y, lo que es peor, tampoco tienen ganas. Esos profesores que no saben tratar a cada niño como se merece, que no saben motivarles, que consiguen que odien su asignatura o el colegio entero. Esos profesores que, desgraciadamente, existen.
Como futura docente veo muy importante esta novela, pues a través de ella podemos visualizar los problemas que acarrean los recortes en educación; los niños sin ningún `problema están afectados porque su calidad de enseñanza baja, al igual que la atención que se le puede prestar a cada uno de ellos, pero los más perjudicados son los niños como Sofía, aquellos que tienen enfermedades como el TDHA, pues necesitarían una atención más especializada, atención que no se les va a dar por culpa de los recortes.
La historia está contada por dos narradores: la madre de Sofía y una de sus amigas. Tenemos, así, el punto de vista adulto y el infantil de unos mismos hechos. La madre de Sofía es una mujer que lo ha pasado muy mal con la enfermedad de su hija. Amelia nos transmite perfectamente lo difícil que es tener un hijo hiperactivo, la paciencia que hay que tener, lo mucho que hay que sufrir. La mujer se implicó desde el primer momento y tiene una paciencia infinita para ir repitiendo conductas, implantando rutinas y así ayudar poco a poco a su hija. Una tarea difícil y desesperantemente lenta que lleva a cabo sola porque su marido se rompió, no pudo con la situación y las abandonó.

Mi abuela decía que las personas eran como los animales del mar. Hay besugos, peces payaso, tiburones, merluzas, ballenas, pulpos y muchos más. Algunas son delfines. Los delfines son muy inteligentes, tanto que son capaces de entender a los peces, pero son mucho más inquietos, siempre están saltando y haciendo piruetas por encima del agua. Chillan como locos, hablan sin parar. Van delante de los barcos en alta mar. Nunca dejan de nadar. Son muy rápidos y se adaptan fácilmente cuando lo necesitan, ayudando a otros como ellos. Aunque a nosotros, los hombres, nos gusten mucho los delfines porque son muy listos y simpáticos, a los demás animales del mar les resultan extraños.

***
Recuerda que puedes colaborar con nosotros.

Un comentario en “Reseña: Prométeme que serás delfín, de Amelia Noguera

  1. “Ante ciertos libros, uno se pregunta: ¿quién los leerá? Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿qué leerán? Y al fin, libros y personas se encuentran”.
    André Gide

    Espero sepas que aunque así parezca, no todos los libros que recomiendo producen lluvia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *