Reseña: Mi perfecto sapo azul, de Silvia García Ruíz.

Reseña: Mi perfecto sapo azul, de Silvia García Ruíz.

Hola lectores.
Hoy os traigo la reseña de Mi Amada Escopeta, de Silvia García Ruíz… ups, esperad, perdón, me dicen por el pinganillo que no es ese su título, sino Mi Perfecto Sapo Azul. ¡Perdonad!
¿Leemos?
¡Allons-y!

“Cuando la madre de Elisabeth entró al salón adormilada, terminó de despertarse de golpe en cuanto vio a sus hijos con las ropas destrozadas y llenos de morados peleándose, a su hija buscando la escopeta de perdigones con el vestido de noche y descalza, y a su marido persiguiéndola una vez más portando el folleto de ese instituto «sólo de chicas», que no paraba de sacar en cada conversación desde que se había dado cuenta de que Elisabeth era toda una mujer.
—¿Qué demonios pasa aquí? —gritó Sarah a pleno pulmón poniendo fin a todo el alboroto.
—Elisabeth odia a los hombres y las fiestas —contestó John muy ilusionado.
—Mis hermanos se han peleado en el baile —cotilleó Elisabeth en un intento de distraer a su madre de lo que estaba haciendo.
—Alan ha besado a Elisabeth… —comentó Dan evitando la mirada furiosa de su madre.
—Y por eso… Elisabeth quiere pegarle un tiro al vecino —señaló Josh librándose de la atención de su madre, que finalmente recayó en su hermana.
—¡Ésa es mi niña! ¡Así se hace! ¡Ven aquí, que te enseño a disparar! —animó John a su hija bajo la mirada reprobatoria de su mujer.”

Datos bibliográficos

Portada

Sinopsis

Elisabeth Lowell y Alan Taylor se declararon la guerra desde pequeños. Pero ¿qué ocurre cuando los niños crecen y Alan se da cuenta de que Elisabeth es su mujer ideal? Pues que Doña Perfecta le presenta una lista con las cualidades que debe tener su perfecto príncipe azul. ¿Conseguirá Alan cumplir con todos los requisitos? ¿Aparecerá el hombre perfecto en la vida de Elisabeth antes de que él consiga enamorarla? ¿Logrará finalmente convertirse en un príncipe o por el contrario continuará siendo un perfecto sapo azul?.

Reseña personal.

Un pueblo tranquilo, una niña estupenda, siempre dulce, siempre comedida, siempre perfecta. Pero la perfección aburre y siempre tiene un final. El final de la niña perfecta llegó cuando Alan Taylor entró en su vida.
Desde aquel día en su jardín, la guerra entre los dos niños se hizo patente. Ambos querían estar por encima del otro, pero al final, el roce terminó haciendo el cariño, pero.. hay un problema, ella, doña perfecta, hizo una lista de lo que tenía que tener su chico perfecto, así que él, ahora, tiene que convertirse en ese hombre.
Alan y Elisabeth empezaran a bailar en círculos una danza que solo podrá terminar o en boda o en tragedia.

 

Opinión personal.

Voy a hacer una lista, una lista de todo lo que tiene este libro.
1: personajes geniales.
Ella es doña perfecta, él un salvaje. Elisabeth y Alan juegan al gato y al ratón desde pequeños, se atraen y se repelen al mismo tiempo, ambos con una forma muy peculiar de llamar la atención del otro.
2“: escenas inolvidables.
Cuando uno quiere llamar la atención del otro, su forma de hacerlo es con una putada. Tanto es así que ambos juegan a un tira y afloja y pocas veces hacen una tregua, siempre para conchabarse contra otra personal.
3: tramas secundarias.
En paralelo a Elisabeth y Alan, los personajes secundarios siguen con sus vidas, asistiendo, siempre que pueden, al juego que estos dos se traen entre manos. Como lo hacen´aposando al respecto en el bar de Zoe y comparando resultados al final del mes.
4: ambientación.
¿Quién no quisiera vivir en el pueblo? Un lugar pequeño, lleno de camaradería, amistad, vecinos cotillas y apuestas.
5: personajes sin que el libro no podría haber sido escrito.
Para empezar el padre de Elisabeth, y no, no es porque sin el padre no habría Elisabeth, sino porque es maravilloso; aunque él no puede estar sin su amada, sin su pareja de vida: su escopeta. Este libro sin la amada escopeta de perdigones, no sería lo mismo.
Otros personajes que no pueden faltar son Zoe y su pizarra.
Con todo esto se ha creado un libro fantástico que no te puedes perder.
Risas y mucho más te puedes encontrar entre estas páginas. Este es solo en principio de la vida que la autora nos muestra, aquí solo conocemos a la pequeña de los Lowel,, pero en las siguientes entregas veremos la historia de Dan y de Josh, y, aunque no son tan divertidas como esta, te puedes reír a más no poder con lo que se cuenta en los libros.
Fuera de la lista tengo que añadir alguna cosa que me ha fascinado, y es como la autora mezcla narración en primera y tercera persona sin hacer que te descuelgues del libro ni por un momento.
Pero como con todo, tiene también este libro su parte mala. Esta es las escenas de sexo. Si te lees una, te lees todas, y ya no solo en este libro, sino en los siguientes y demás historias que la autora ha escrito.
¿Te lo vas a perder?

No solo yo he leído este libro, sino que Arthemisa me acompañó y nos da su opinión.

Estoy de acuerdo con mi querida Atte, este libro debería llamarse Mi amada escopeta.
Dejando las escopetas a un lado, vengo a contaros que me ha parecido la primera parte de esta trilogía.
Me ha gustado mucho la forma en la que está narrada esta historia. La mayor parte de la trama es contada por un narrador en tercera persona, pero algunos capítulos están contados desde el punto de vista de sus dos protagonistas. Estos cambios en la narración hacen que la historia tenga un ritmo más ágil y que no pierda ni un detalle de lo que se cuece en ese pueb lo de cotillas.
No sé si os lo he dicho alguna vez: no me suelen caer bien los protagonistas de las novelas románticas. Por lo general no suman media neurona entre los dos. Comprenderéis mi sorpresa cuando empecé esta novela y vi cómo se las gastaba la dulce Elisabeth y de que forma se vengaba Alan.
Las putadas que se hacen Alan y Elisabeth son lo mejor de la historia, eso y las apuestas que hacen los vecinos. Creo que Zoé y su pizarra nos representa a mis queridas amigas y a mí.
Si tuviera que elegir una de las jugadas de los protagonistas, me quedaría con la de el ataúd. Esta jugarreta (que madre me ha quedado) es obra de la dulce e inocente Elisabeth. Recuerdo que estaba leyendo esa escena mientras me reía a mandíbula batiente. La novela está llena de episodios muy divertidos, pero para mí ese es el mejor.
También hay momentos que no me han gustado tanto, como algunas conversaciones entre los protagonistas que me daban ganas de arrearles un guantazo a los dos. O esas escenas de sexo tan repetitivas y aburridas que me salté durante toda la saga.
Elisabeth y su obsesión por su lista eran algo muy desquiciante, y esto derivaba en discusiones muy estúpidas donde Alan se lucía con más de un comentario machista. ¿ahora entendéis porque les quería dar con el libro en la cabeza?
Os voy a explicar porque me saltaba las escenas de sexo. Leías la primera y ya habías leído todas. Me las iba saltando, pero prestaba atención por si pasaba algo interesante entre medias, como esas interrupciones que les daba algo de emoción.
Y ya que hablo de interrumpir… Adoro a los hermanos de Elisabeth. La familia de la chica es lo genial, empezando por el padre y su escopeta y terminando por sus hermanitos.
Para ir cerrando diré que me ha resultado una novela ligera y divertida que me hizo pasar un día muy divertido. Para mi gusto los otros dos libros de saga decaen un poco respecto a este.
De las historias de amor de los hermanos de Elisabeth hablaremos en otro momento.
Si vivierais en este pintoresco pueblecito ¿Por quien apostaríais: Elisabeth o Alan?

¡Un saludo y hasta la próxima lectura!

Escucha la entrada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.