RESEÑA: LOS HIJOS DE LOS DIOSES, DE PAULA DE VERA

RESEÑA: LOS HIJOS DE LOS DIOSES, DE PAULA DE VERA

¿Hola? ¿Lectores? ¿Me escucháis bien los de atrás? ¿Estáis cómodes? ¡Pues vamos allá! Hoy os vengo a hablar de muchas cosas… ¿Estáis a gusto? Bien, pues empecemos.

Empezaré por presentar a la protagonista del día, la autora

Paula De Vera:

autora

Nacida el 15 de junio de 1990. Desde muy pequeña mostró una portentosa imaginación dejándola ver en la escritura; a los trece años comenzó a escribir la que sería su primera novela titulada Alma Elemental, seguida de cerca por otras cuatro así como barias participaciones en concursos, pero no fue hasta 2014 cuando consiguió por fin publicar por primera vez con una editorial.
Los Hijos De Los Dioses es su primera novela publicada en el año 2014 por Nova Editorial. También tiene publicados El Poder De La Oscuridad o La Puerta Del Destino. Bajo la pluma de esta mujer podemos ver ha nacido La Hija Del Oráculo, el primer libro de Elánderon.

 

 

LA HIJA DEL ORÁCULO:

portada
Sinopsis.

Aldin siempre ha sido un bicho raro. Durante los quince años que lleva viviendo como refugiada, junto a sus padres, en la pequeña villa élfica de Lar, jamás ha manifestado ni uno solo de los dones atribuidos a su raza: los oráculos. Pero, ¿qué sucedería si no fuese quién todos quieren hacerle creer? ¿Y si hubiese… otra explicación?
La Hija del Oráculo es el primer tomo de la saga “Landeron”, la cual pretende ser un viaje iniciático para sus protagonistas, al tiempo que ensalza valores como el poder de la amistad, la solidaridad o un amor posible entre seres de muy diversa procedencia, cuyos caminos cruza la necesidad de sobrevivir en un mundo hostil.
Porque los únicos límites que existen, son los que nosotros mismos nos imponemos.

Este libro aún o he tenido ocasión de admirarlo y leerlo, pero la sinopsis ya me llama, y la portada es preciosa. Este libro parece más fantasía que pura que los otros de los que os voy a hablar y sí he leído.
Prometo traer en cuanto pueda la reseña de este.

 

 

SAGA LOS HIJOS DE LOS DE LOS DIOSES.

 

Esta trilogía fue la que me permitió conocer a Paula De Vera, una escritora que hace su trabajo más que bien y una persona excepcional, cercana y amable.
Estos libros nos llevan a un mundo que fácilmente puede ser el nuestro, un mundo ue es solo una cara de una moneda; Paula De Vera nos enseña la otra cara.
Advierto que hablaré de los tres libros y hay spoilers, así que no leáis sino queréis saber.
¿Leemos?

 

LOS HIJOS DE LOS DIOSES

Portada

 

No soy la única que conoce esta historia. Todo el mundo conoce qué son los cuatro elementos ¿verdad? agua, fuego, tierra y aire; esto es de conocimiento común; Pero cuántos conocemos la realidad? ¿Cuántos conocemos todo lo que se oculta en su historia?
Estoy segura de que no mucha gente cree en la magia, yo sí creo, pero no vengo a hablaros de mis creencias, sino a contaros una historia. Ojo, he dicho historia, esto no es ninguna reseña.
En nuestras calles se esconden unas personas que se hacen llamar los hijos de los dioses ¿Los conocéis? Yo no los conocía hasta que cierto libro llegó a mis manos.

Esta obra está compuesta por tres libros, comenzaré a hablaros del primero: Los Hijos De Los Dioses.
Aquí la autora nos cuenta una gran y fantástica aventura, nos habla de Cora, Marco, Ray y Sandra, cuatro jóvenes con una vida normal, cuatro chicos con un gran poder oculto en su interior.
La historia comienza cuando estos jóvenes son atacados en su piso de Madrid y los rescatan unas muchachas con poderes mágicos, ellas forman parte de los Hijos de los Dioses. Ellas pertenecen a la escuela de la ciudad, a la cual llevan a los cuatro protagonistas para darles su apoyo, protección y enseñarles a utilizar sus nuevos poderes, pues ahora ellos cuatro tienen en su interior el poder de los elementos.
Cora guarda dentro de si el fuego, Marco esconde el poder del agua, Ray aprenderá a lidiar con la tierra y Sandra convivirá con el aire. Ahora, aunque son poderosos, también son vulnerables, hay quienes quieren destruir a los elementos, la cuestión es: ¿Lo conseguirán?

Cuando este libro cayó en mis manos, no tardé ni una semana en devorarlo, pero tardé en conseguir el resto, es más, ni tan si quiera sabía que formaba parte de algo más grande hasta años después.
Entre las páginas de este libro se esconde más de un misterio, más de un secreto y sobre todo más de una aventura. Aquí encontraremos amor, amistad, odio, profecías, resentimiento y sentimientos largo tiempo enterrados.
Con una maestría increíble, Paula De Vera nos guía gracias a su pluma, a través de un mundo que conocemos, pero que oculta más de lo que deja ver. La autora ha sido capaz de abrir los ojos y ver cosas que los demás no hemos sabido ver y ha sido capaz de plasmarlo en palabras que a mí, personalmente, me han marcado.
La primera vez que leí este libro, tengo que admitir que me quedé tan fascinada, que hasta escribí una historia al respecto, creo que aún la tengo por aquí, pero al leerla y recordar esta historia, me doy cuenta de que no puedo llegar a escribir algo como lo que Paula nos ha enseñado oculto entre las tapas naranjas de este hermoso tomo.
De Vera no solo nos enseña una historia fantástica más, sino que nos habla de la amistad, de lo perjudicial que puede llegar a ser ocultar información, también nos habla del amor oculto por rencor, del orgullo y de los lazos tan brillantes y profundos que pueden llegar a tener las personas. Este libro es en parte un ejemplo de superación; Ray, Cora, Sandra y Marco consiguen superarse a sí mismos y ser algo que jamás imaginaron ser, conseguir algo que nunca imaginaron tener y todo ello lo hicieron juntos, lo que los une no se rompió y eso es lo más importante.

A partir de aquí os podéis encontrar con revelaciones de los siguientes libros que a lo mejor no queréis conocer. Avisados quedáis, lectores.

El segundo tomo de esta obra es:

El Poder De La Oscuridad.

portada

“—Los dioses, como en otros casos, son entes superiores a los que respetamos y veneramos, pero no consideramos que estén lejos, sino que sabemos que nos rodean día a día. Podemos encontrarlos en los mares, los bosques, el aire que respiramos… Hasta en el detalle más insignificante de nuestras vidas —le había explicado Blanca—. Cada mago, no obstante, elige sus divinidades libremente, y no hay ningún tipo de represalia si un día, por ejemplo, en vez de hacer la ofrenda a Dagda, se la haces a Geb.
—Pero, dentro de cada Casa, se veneran a las cuatro deidades correspondientes —había apuntado Jake—. Si te pasas al culto de otra Casa, eso sí que no lo suelen ver bien.
—¿Y si es otra religión?
—Cada uno es libre de rezar a quien quiera y de tener sus propias creencias —respondió Blanca con seriedad, echando una mirada de reprobación a Jake que lo obligó a bajar la vista, enrojeciendo—. Puedes hacer ofrendas y encomendar oraciones al Dios que te plazca, siempre sabiendo que el que te otorgó tus poderes y te protege, en realidad, es el que rige tu Casa”.
(Paula de Vera García – El Poder De La Oscuridad)

Los cuatro protagonistas tienen una vida tranquila, su grupo de música va viento en popa, Sandra y Ray tienen una hija llamada Ruth y todo parece irles bien, pero de nuevo la paz es solo la calma que precede a la tormenta.
Una serie de asesinatos trae de cabeza a los hijos de los dioses y estos acuden a los elementos; los cuatro jóvenes tienen de nuevo que ponerse bajo la protección de sus viejos amigos, aunque esta vez les costará más hacerse a la idea, su vida es perfecta y ninguno quiere renunciar a ella.
Alguien logró escapar en su anterior aventura y ahora busca venganza, y lo peor es que lo está consiguiendo. La tormenta se acerca y pocos se mantendrán en pie cuando llegue.

Aquí podemos conocer mejor a algunos de los personajes que ya vimos en el anterior volumen, así como apreciar la madurez que han adquirido en los dos años transcurridos.
Sandra y Ray han aprendido a ser adultos responsables, ahora tienen a su hija Ruth yy tienen que mirar por ella. En cambio, en Marco y Cora no he visto mucha evolución, cuando discuten siguen siendo muy orgullosos como para pedirse disculpas mutuamente, o al menos esa es la impresión que me han dado.
Aquí podemos ver una evolución de personajes así como evolución en la forma de escribbirr de la autora. Poco a poco nos presenta a los personajes secundarios y a otros nuevos.
La trama es parecida a la del anterior libro, pero diferente a la vez, más oscura, el elenco del volumen danza en un escenario de luces y sombras enseñando a quienes leemos una gama de grises demasiado extensa.

 

LA PUERTA DEL DESTINO.

portada

“Todas tenemos sueños, y todas queremos llegar a ser grandes brujas y poder velar por la Humanidad como llevan haciendo generaciones antes que nosotras. No te frustres… —le recomendó—. Solo nos queda este año, intentemos aprovecharlo.
Paula De Vera – La Puerta Del Destino.

Ocultar secretos nunca ha sido buena idea, eso deberían haberlo sabido los cuatro elementos, sobre todo ahora que ya son adultos y tienen hijos, unos hijos que han heredado unos poderes demasiado grandes como para mantenerlos ocultos.
Ahora el destino del mundo de los hijos cae en manos de Ruth, Irene y Alberto; seguimos viendo a los personajes que ya conocíamos, Sandra, Ray, Cora o Marco, sin olvidarnos de algunas brujas que ya nos robaron el corazón el libros anteriores, pero esto no es todo, aparecen también nuevos personajes.
Nuevos problemas acechan a los elementos, pero ahora también afecta a sus hijos, Ruth no ha heredado los poderes de sus padres, pero sí lo ha hecho su hermano pequeño Alberte, así como Irene, la hija de Cora y Marco.
Ninguno de los jóvenes sabe lo que lleva en su interior, y ahora no solo tienen que enfrentar el destino del mundo, sino que han de hacerlo mientras aprenden a usar sus poderes, tratan de no guardar rencor a su padres por ocultárselo durante tanto tiempo y lo peor de todo, se enfrentan a un mal desconocido desde la ignorancia al tiempo que lidian con los problemas típicos de su edad, que no es poca cosa.

Este ibro empieza despacio, presentándonos a los hijos de los elementos y metiéndonos poco a poco en la trama que esconde este volumen. No se diferencia mucho el hilo argumental de los otros libros, pero los jóvenes le dan un toque fresco que nos hace tomar la lectura con renovadas fuerzas.
Pese a que el comienzo es lento, poco a poco la trama va haciendo un crescendo que aumenta el rritmo y nos lleva por una serie de acontecimientos que nos dejarán sin aire.
Junto a Irene y Alberto damos los primeros pasos para descubrir en qué consisten sus poderes, mientras que Ruth nos muestra cómo es ser la única ue no los tiene. El cambio de punto de vista entre los personajes, hace de la lectura algo muy ameno y entretenido hasta que sin darse uno cuenta ha llegado al final del libro.
Aquí la autora nos hace una mezcla de culturas y mitologías increíble, muy bien hiladas, aunue nos había dado indicios del cruce de creencias en los anteriores tomos, aquí se tocan más directamente.
No sabría muy bien qué más decir sobre esta lectura excepto que creo que el tercero es el libro que más me ha gustado de la trilogía.

Esto es todo por hoy, lectores. Espero que tengáis un buen inicio de semana.
¡Un saludo y hasta la próxima lectura!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.