Reseña: Las Tejedoras De Destinos, de Gennifer Albin

¡Feliz lunes recuncheir@s! como cada semana, hoy os traigo una reseña, y, como llevo haciendo estas dos últimas semanas, os traigo un libro que me recuerda a los anteriores, este ya es el último. ¡Espero que os guste!

Datos bibliográficos

  • Portada

  • Título original: Crewel
  • Saga: Crewel World #1
  • Editorial: Alfaguara
  • Edición: Tapa blanda con solapas
  • Año: 2013
  • ISBN: 9788420403878
  • Nº páginas: 426

Sinopsis

Este libro habla de una sociedad distópica en la cual los hombres deciden todo, donde vivirás, cuantos hijos vas a tener, en que trabajarás…; todo estará cuadriculado, medido y sopesado, nada puede salirse de tablero.
Son ellas, las tejedoras, las encargadas de hilar cada vida, de bordar cada muerte. ¿Y quiénes son las tejedoras? Jóvenes afortunadas que, viviendo entre lujos, guiarán los pasos de todos. Ser una tejedora es lo que toda joven desea y anhela, pero esta historia nos habla de una muchacha que no lo desea y nunca lo ha deseado, Adelice no es como las demás.

Adelice Lewys es para sus compañeras de las pruebas una chica sin talento, torpe, patosa… Pero en realidad esconde un secreto.

En realidad, Adelice, tiene una habilidad fuera de lo normal para tejer el tiempo, pero desde siempre le han enseñado a ocultarla, no puede dejar que nadie lo vea, que nadie lo note, ella sabe que es justo lo que la corporación está buscando y si la encuentran… Sí, tendrá juventud y belleza eternas, pero a un muy alto precio, controlarlo todo, los climas, los alimentos, pero si fuera solo eso… Además de esto, Adelice tendrá también el poder de marcar la duración de una vida, pues en sus manos tendrá, literalmente, el poder de llevar la muerte a cualquier persona.

En definitiva, si Adelice se convierte en una tejedora, tendrá el poder de bordar la esencia del mundo: sus nacimientos, su clima, su comida… y su muerte; un precio demasiado alto que la joven no está dispuesta a aceptar.
Sin embargo la han encontrado, saben de lo que es capaz. Ahora, Adelice está sola y en el Coventri tendrá que tener cuidado, su vida no será fácil; habrá de aprender no solo a manejar el telar, sino que habrá de aprender en quién confiar, qué decir en cada momento, tendrá que aprender a protegerse las espaldas y también tendrá que aprender a quien amar.

Opinión personal

Este libro empieza con un ritmo lento, pero según avanza y conoces a los personajes, te das cuenta de lo bien hilado que está todo; la autora ha sabido dar profundidad a los personajes, así como personalidades diferentes, totalmente contrarias y bien atadas, como les pasa a los dos chicos que acompañarán a Adelice en sus andanzas, Jost y Erik.

No sabría decir qué personaje es el que más me gusta, creo que puede ser Jost, por su franqueza y lo directo que es al hablar y decir todo lo que piensa; puede ser un poco rudo, pero en el fondo tiene un corazón de oro, y cuando digo en el fondo, no es tanto en el fondo.

Relación con reseñas anteriores

Hace unas dos semanas empecé con la reseña de La Reina Roja, que relacioné con La Selección, pero aquí os traigo el último y libro de esta relación de tres que yo hice en mi cabeza.

En este libro, al igual que en La Selección, la protagonista es pelirroja, ya sé que esto no es mucho, a parte de esto, Jost y Erik son moreno uno y rubio el segundo, como también les pasa a Aspen y Maxon, en este orden.

Como le pasa a America, esta muchacha es obligada a tener cuidado, a una con lo que dice y hace y a la otra por lo mismo, lo que también le pasaba a Mare, de La Reina Roja.

Las tres son separadas de sus familias, son circunstancias diferentes, pero a las tres les pasa lo mismo, tienen que salir de sus hogares para acudir a un nido de víboras y en las tres obras, sé que esto está muy de moda últimamente, pero todas se topan con que son un vértice de una especie de “Triángulo amoroso”.

Tanto Adelice, como America, como Mare, tienen una hermana pequeña, sí, esto es casualidad, pero también es un nexo de unión entre las tres obras en mi cabeza. Y creo que ya esto es lo último, las tres chicas tienen en sus casas una situación precaria. La familia de Adelice tiene que actuar conforme a lo establecido. America, por su parte, proviene de una familia de cincos, lo que significa que, aunque tienen una buena situación, pasan dificultades y no se permiten lujos. Por último, Mare, tiene que ayudar a la suya robando lo que pueda para poder subsistir.

Y con esto ya finalizo. Os animo a leer los tres y que nos contéis si como yo habéis visto similitudes entre las tres obras.

¡Un saludo y hasta la próxima lectura!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *