Reseña: Las Crónicas De Querra, de Nohemí Abad Jiménez

Hola mortales.

el año pasado os hablé de un libro de esta autora, “La fuente Eterna”, ahora, casi doce meses de haberme leído ese libro, me leí Querra. Creedme cuando os digo que esta autora escribe con el corazón.

¿Leemos? ¡Allons-y!

 

“─Unión, armonía, espíritu, camino. ─Su voz sonó con una potencia renovada─. Cuando alcanzamos a ser sólo esencia, el Isún nos armoniza con todo lo natural y nos convierte en uno. Es el camino que une todos los caminos, es la senda de la fuerza y la compasión. Podéis pelear, dar patadas inútiles y competir entre vosotros como si fueseis enemigos. ─Miró a todos uno por uno, tomándose su tiempo─. En el Isún no hay enemigo, hay compañero, hay respeto. Uno no puede competir con otro en caso necesario, sino es capaz de ver su alma primero. Solo así podrá comprenderle. El Isún puede ser un arma, pero no fue concebido para matar, no destruye. ─Extendió las manos hacia los jóvenes que no tenían ojos más que para ella, y empezaron a repetir todos al unísono:

─“Es la unión, la armonía, el espíritu y el camino. Nos armoniza con la naturaleza, convirtiéndonos en un todo. Es el camino que une todos los caminos, es la senda de la fuerza y la compasión.””

Datos bibliográficos:

portada

  • Título: Las crónicas de Querra: entre dos mundos.
  • Autora: Nohemí Abad Giménez.
  • Editorial:  Donbuk.
  • Páginas: 208

Sinopsis:

Querra es un mundo partido por la mitad, con dos civilizaciones: Nume y Humania. Hace años, sus habitantes, los inái y los humanianos, convivían juntos en armonía. Dos razas totalmente diferentes, tanto física como éticamente. Mara, nuestra protagonista, fue entregada a los Superiores de los inái siendo muy pequeña, justo en el momento en que Humania desaparece.
Tras veinte años y totalmente integrada en la vida de su pueblo, comienza a tener pesadillas sobre la destrucción del lugar de donde procede. Un viaje a este lado del mundo le revelará quién es realmente, y hará que tenga que tomar la decisión más difícil de todas.
La responsabilidad es solo suya, y las consecuencias, inimaginables.

Reseña personal:

Esta es la historia de un mundo, un mundo que fue separado en dos. Dos pueblos diferentes cuya convivencia se hizo imposible y para remediarlo se separaron y casi olvidaron mutuamente.

Esta es la historia de Mara, una humaniana que vive entre el pueblo del bosque, fue entregada por su madre antes del fin de su vida y ahora es una de ellos, una más del pueblo Inái, una hija más entre ellos.

esta es la historia de la separación o de la unión, es la historia del principio o del final. Es una historia llena de lazos, amistad, amor, lealtad, recuerdos. Es la historia de Querra, un mundo partido en dos.

Opinión personal.

Cuando leí La fuente eterna tuve la maravillosa oportunidad de comentarlo con la autora, me escuchó reír, llorar y soñar con sus personajes. Ahora que he leído Querra salto de alegría porque he podido también comentarlo con ella.

Los libros de Nohemí Abad me hacen viajar sin moverme de mi casa, puedo ver lo que describe, me consigo hacer una imagen mental de todo lo que ella escribe y describe, he sido una más en el poblado y he viajado con Mara hasta conocerla.

Tengo que admitir que en ocasiones Mara me ha repateado un tanto, tanto ella como Secuolla, en la segunda mitad del libro hacen gala de una impulsividad que no me ha gustado nada y lo siento, pero también un poco de incomprensión. Estáis en un mundo que no conocéis, entiendo que estéis a la defensiva, pero no podéis dejar que solo ellos hagan el esfuerzo, también tenéis que hacerlo vosotros.

No es un libro perfecto, hay cosas en él que no me han gustado, la primera mitad del libro aunque es muy descriptiva y no se hace nada pesada, sí es muy lenta, a diferencia de la segunda, en la que todo se precipita y avanza casi a cámara rápida. Es un contraste que me dejó un poco desconcertada, pero que aún así no quita mérito a la trama. A lo mejor se hubiera agradecido un poco de uniformidad en este sentido, ni tan lento al principio ni tan acelerado al final. También la relación de Mara y Secuolla pasa de una forma muy rápida y casi de la noche a la mañana; pero me encanta que esto quede en un segundo plano y no todo gire entorno al amor como en otras historias.

Otra cosa que me choca es como en las últimas cien páginas todo vuela, corre dejando al lector casi atrás. No me quedan claras algunas cosas, pero el final me ha impactado pese a todo esto. Quitando el cómo se precipitan los acontecimientos casi sin respiración y cómo parece que las cosas al principio no cuadran, el libro tiene un final brutal que no deja indiferente al lector y que a mí me ha dejado hueca, vacía y fría. Digo una verdad absoluta si afirmo que no me esperaba ese final y que según terminé el libro, corrí a gritarle a la autora.

El anterior libro de esta autora que leí estaba escrito de una forma práctica, era una búsqueda, fantasía épica, el camino del héroe y claro que tenía que ser claro y conciso, aunque no quita que fuera una delicia de leer. Querra, por su parte, según mi opinión, parece estar escrito de una forma más etérea, donde las descripciones parecen poesía, donde los lazos entre los personajes parecen cintas de seda que se mueven al son de las palabras.

Agua, este libro me recordó al agua. ¿Por qué? Por la fluidez de las palabras, por la suavidad que la autora ha tenido al escribirlo. Quizá me equivoco, no estoy en la cabeza de Nohemí Abad, pero esta es la sensación general que me ha dejado esta historia.

Hacía mucho que un libro no me dejaba esta sensación de calor, desde “A Donde Van Los Dragones”, de Bruno Puelles, no me había sentido tan arropada con una historia. Sí enganchada, sí atrapada, sí con ganas de no terminar, ¿pero, arropada? No, desde hace demasiado tiempo no sentía esto y mi ilusión al volver a notar esto ha sido abrumadora.

Las palabras de esta autora, su cariño por la escritura y ese fragmento de sí misma que quedó encerrado en Querra, me van a acompañar durante mucho tiempo.

Y hasta aquí mi  reseña, lectores. Creo que solo podéis leer el libro para hacerlos una idea de lo que os cuento y haceros vosotros solos una opinión al respecto.

 

¡Un saludo y hasta la próxima lectura!

 

Post Data:

Para acabar, estas palabras son para ti, Nohe.

Gracias, gracias de todo corazón por estar ahí, gracias por haberme regalado este libro y por regalarme también Iris. Gracias por tanto, escritora maravillosa. Gracias por dejarme comentar contigo, gracias por escribir, gracias por existir.

“Para mi amiga de sueños, Attenhea, como yo te conozco. Espero que esté libro, te guste al menos la mitad que «la fuente eterna» dale esa oportunidad. Muchas gracias por ser así, y dejarme participar en cómo te va haciendo sentir lo que lees. Un abrazo enorme, preciosa.

Aquí estoy siempre.”

Cuando me regalaste Querra estas fueron tus palabras y ahora que ya lo he leído estas son las mías:

“Para mi amiga de sueños, Nohe. Como bien has pronosticado este libro me ha gustado más de la mitad que “La fuente eterna”. Gracias por dejarme compartir cada sueño, palabra e impresión contigo.

Un abrazo enorme, preciosa, espero poder dártelo pronto.

Aquí voy a estar siempre para ti, querida amiga. ¡Te quiero, Nohe!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.