Portada

Reseña: La profecía Del Cuervo, de Maggie Stifvater

Hola mortales.

Esta reseña fue escrita hace un mes, ya he terminado los cuatro libros y solo puedo decir: ¡aaaaaaah!.

Esta fue la última lectura que hice el mes de mayo, os traigo la reseña un poco tarde, lo sé, pero bueno, espero que os guste.

¿Leemos?

¡Allons-y!

 

En ese momento, Blue se sintió mal, atacada por la impresión de que todo ocurría a tal velocidad que no tenía tiempo para digerirlo. Aquellos chicos eran extraños y complejos. Extraños y complejos como el diario.

Sus vidas formaban una especie de telaraña en cuyo borde había caído presa Blue. Y era irrelevante que lo que la había llevado hasta allí perteneciese al pasado o al futuro. En aquella habitación, en compañía de Maura, Cala y Persephone, el tiempo parecía un círculo vicioso.

Datos bibliográficos

Portada

 

Sinopsis.

Cada año, la noche de San Marcos, Blue Sargent acompaña a su madre al camino de los espíritus para ver a los que morirán en los siguientes doce meses. Sin embargo, este año es distinto: Blue, la única de su familia que no tiene facultades adivinatorias, ha visto a uno de estos espíritus, y eso solo puede significar que es su amor verdadero o que lo va a matar.

Él se llama Gansey y es el estudiante más rico del colegio privado más elitista de la zona, la Academia Aglionby, cuyo emblema es un cuervo que todos los estudiantes llevan bordado en el jersey. Junto a Adam, un estudiante brillante, celoso del poder económico de sus compañeros; Ronan, un chico con problemas emocionales desde la muerte de su padre, y Noah, el observador taciturno que apenas habla, forman los chicos del cuervo, y están empeñados en descubrir la ubicación de la tumba del último rey galés, Glendower, el Rey Cuervo. Blue sabe que debe mantenerse alejada de ellos, porque los chicos del cuervo siempre traen problemas. Aunque nunca podría imaginarse el siniestro y oscuro mundo que los rodea, donde la magia dejará de ser un juego para convertirse en una amenaza mortal.

 

Reseña personal.

Un libro lleno de sombras, de luces, claros, oscuros, vivos y muerto

Blue es hija de una vidente, pero ella, a diferencia de su madre, no tiene el don, ella puede amplificar los dones de quien la rodea; pero esto no es lo único extraño en la vida de Blue. Ella siempre ha crecido escuchando que su amor verdadero morirá cuando ella lo bese y para curarse en salud, se ha propuesto no besar a nadie nunca. Una noche en el llamado Camino De Los Muertos, Blue, quien nunca ha visto un espíritu, ve uno ante ella. Un joven estudiante de una escuela de élite del que solo descubre el nombre; el problema viene cuando descubre que el chico va a o bien ser su amor verdadero o ella lo va a matar.

Gansey es un chico rico que conduce un Camaro naranja y siempre lo acompañan sus amigos Adam, Ronan y Noah. Juntos buscan las líneas ley y con ellas a un rey muerto. Los caminos de los cinco se cruzarán sin remedio convirtiéndose en uno solo.

 

Opinión Personal.

Un libro que ha hecho de mí una especie de muerta en vida. Sinceramente hacía mucho tiempo que un libro no me atrapaba de este modo. Los personajes me han fascinado, las palabras me han embrujado y me han hecho soñar despierta.  Este libro nos habla no de magia de hechizos y encantamientos, sino de artes ocultas, de esoterismo, espíritus y muertos.

En un principio no sabemos mucho sobre los protagonistas, solo sabemos de ella que es una chica excéntrica que en parte me ha recordado a Luna Lovegood. Por otro lado, e ellos sabemos que son chicos de bien que van a un colegio pijo; en el grupo está el líder, o sea, Gansey; el chulito y brusco que es Ronan; el chico trabajador y que se siente inferior por la posición económica de sus amigos, Adam; y por último a Noah, que representa al extraño, al diferente que guarda un secreto. Juntos forman una combinación compleja que la autora presenta sin que parezca algo forzado, todos se complementan casi a la perfección y vemos cómo van confiando los unos en los otros casi sin reservas.

Y para terminar: esto no tiene que ver mucho con en el libro, pero una de sus citas me hizo recordar a otro autor a quien le va como anillo al dedo, por eso de las naves, la navegación y por así decirlo, la velocidad:

La sensación de ir en un avión a punto de despegar le recordaba a la aceleración del Camaro, que lo dejaba pegado al asiento al pisar el acelerador. El aullido del helicóptero en vuelo le insuflaba optimismo. Le gustaban los interruptores, los indicadores y los mandos de la cabina, y admiraba incluso el rudimentario principio tecnológico que hacía funcionar los cinturones de seguridad. Para él, uno de los mayores placeres que había en la vida era cumplir objetivos, y el mayor placer dentro de aquel placer radicaba en hacerlo de modo eficaz. Y no había nada más eficaz que fijar un rumbo y orientar la nave hacia él.

Hoy, cuando escribo esto, estamos a punto de entrar en junio y voy a empezar el siguiente libro. ¡Ya os contaré!

¡Un saludo y hasta la próxima lectura!

Escucha la entrada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.