Reseña: En el fondo del vaso; de Daniel González

Reseña: En el fondo del vaso; de Daniel González

¡Hola lector@s!
¿Teneis bien acomodado el sofá de leer?
¡A partir de este momento vais a inmiscuiros en la vida de Clara y Rubén, una vida que no dejará indiferente a nadie.

Datos del libro

Portada

 

  • Título: En el fondo del vaso
  • Autor: Daniel González
  • Número de páginas: 208
  • Editorial: Caligrama
  • Año de publicación: 2017

Sinopsis.

¿Quién mató a la chica triste?
Hace tiempo que Rubén Alday busca refugio en el fondo del vaso. Sus tiempos de escritor de éxito han quedado atrás y solo el alcohol logra llenar su vacío. Por eso acude cada tarde al mismo bar en busca de la anestesia que le calme el dolor. Y todos los días la chica de mirada triste se sienta frente a él, escondiendo su pena tras un libro.
Poco a poco el novelista acaba idolatrando a esa curiosa musa, hasta que descubre que ella es su última oportunidad para escapar del abismo. Pero cuando al fin reúne valor para hablarle, la chica no se presenta en el bar. Al descubrir que su musa ha sido asesinada, Rubén inicia una desesperada investigación para encontrar al culpable y vengar su muerte.

El autor

Daniel González (Vitoria, 1988) es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco. Ha trabajado siete años en la edición alavesa de El Correo y ahora colabora con la delegación del País Vasco de la Agencia EFE. Su trabajo como periodista se complementa con su faceta literaria. Es autor del relato «Chica de rotonda», que ganó en 2011 el concurso de relatos Déjame que te cuente, organizado por el Ayuntamiento de Vitoria; y en 2016 recibió el primer premio del II Concurso de Nanorrelatos organizado por la Red de Bibliotecas Municipales de Vitoria en la categoría de castellano. En el fondo del vaso, su primera novela, resultó finalista del XI Certamen Nacional de Novela Corta para Jóvenes Escritores Valentín García Yebra organizado por la Fundación Siglo Futuro.

Personajes

Clara Lazkano: sin lugar a duda, mi personaje favorito de esta novela. nos encontramos ante una chica en la que podríamos destacar su entereza y su profesionalidad, aunque también podemos ver como a lo largo de la novela sus esquemas van tomando un rumbo diferente y acaba por sorprendernos a todos.
Quizá esta chica me encanta porque a través de ella vemos la imagen de la mujer en la Ertzaintza, así como algunas vejaciones que debe sufrir en la investigación por ser mujer. Con ella se demuestra que una mujer está capacitada para realizar este tipo de cargos que, normalmente, suelen ostentar los homnbres.

Rubén Alday: es un escritor venido a menos que decide ahogar sus penas en el fondo de un vaso., pero que debido a un giro muy inesperado en su vida levanta cabeza y termina realizando algunas investigaciones para desvelar un asesinato acaecido en el bar que frecuentaba todas las tardes.

Opìnión Personal

Mis expectativas hacia este libro no estaban claras, ya que llegó a mi a través de las redes sociales y no encontré muchas críticas sobre él. Pero después de leerlo, lo único que puedo hacer es recomendaros a todos que no dejeis pasar la oportunidad de leer a este autor, pues el libro es muy corto a la par que entretenido y, de alguna manera, ha desvelado en sus redes sociales que pronto volveremos a vivir aventuras de la mano de la inspectora Lazkano.
La pluma de este autor nos lleva de la mano por las calles de Vitoria: visitamos la comisaría de la Ertzaintza, el Paseo de la Música, el puente de las Trianas, la parroquia de la Sagrada Familia y, sobre todo, el bar Kupula, donde comienza nuestra historia.
Gracias a la pluma de este escritor también somos capaces de sumergirnos en todo momento en la vida de nuestros protagonistas: somos capaces de ver como va evolucionando Rubén para rehabilitarse, podemos ver como el carácter de la temible inspectora Lazkano se va tiñiendo de un color más cálido y, sobre todo, podemos ver como sus caminos se juntan para vengar a la pobre Triste, una muchacha que confió su futuro al peor postor que se podría encontrar.
Le recomendaría esta novela a cualquiera que le guste la novela negra, ya que el autor, a pesar de estar comenzando, tiene muy claro desde un principio como jugar con las emociones y los sentimientos del lector, hasta el punto de ser capaz de hacerle pensar lo que él quiere en cada momento. Yo creo que si se lo propone hasta me hace sentirme a mi culpable de la muerte de Triste.

Citas

Al fin y al cabo, los mercenarios de las letras eran más propensos a vivir de forma intensa los puntos y finales de su vida. «Jugamos con el destino de los personajes a nuestro antojo sin darnos cuenta de que en realidad somos marionetas de nuestra propia historia.

Él era Pena, el hombre incapaz de volver a ser feliz.

Su lado oscuro siempre le había dado miedo. Solo había que leer uno de sus libros para creer que cuando decía aquello de «los escritores somos psicópatas frustrados, mientras que los asesinos guardan en un cajón los manuscritos que les rechazaron» no era en broma.

En contra de la promesa de su anciana abuela, que le auguró que si alguna vez entraba en una iglesia después de su herejía esta se vendría abajo aplastándole bajo los cascotes para devolverlo al infierno del que se había escapado (la mejor crítica de Palabra de Dios que había oído, aunque su editor se negó a incluirla en la portada de las nuevas ediciones.

—Jung dejó entre su legado de frases célebres una que marcó mis últimos meses. «La vida no vivida es una enfermedad de la que se puede morir». Para mí eso describía perfectamente el dolor que me oprimía. Y me marcó el camino a seguir. Más claro, imposible. O por lo menos así me pareció.

—¿Acaso no has aprendido de mi error? Cuando la muerte gana la batalla no hay derecho a finales felices.

—Pues entonces no te culpes por lo que no fue posible y regálame la posibilidad de disfrutar viéndote rehacer tu vida. No vivas en el pasado, céntrate en el presente y construye tu futuro.


¡Feliz lectura!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.