Reseña: El Rey Cuervo, de Maggie Stifvater

Reseña: El Rey Cuervo, de Maggie Stifvater

Hola mortales.

Estoy triste, muy triste. Es más, estoy tristísima, tristísimamente triste. He terminado ya la saga The Raven Boys y he casi llorado al dejar marchar a mis niños; ya los sentía como amigos. Así cierra esta maravillosa saga…

¿Leemos?

¡Allons-y!

 

“No existía en el mundo palabra alguna para medir el odio. Existían un sinnúmero de unidades de medida: toneladas, metros, años; voltios, nudos, vatios. Ronan podía describir la velocidad a la que avanzaba su coche. Podía especificar cuánto calor hacía ese día. Podía detallar el ritmo al que latía su corazón. Pero no tenía ninguna forma de expresar la cantidad exacta de odio que despertaba en su interior la Academia Aglionby.

Para ello habría necesitado una unidad de medida que expresara tanto el volumen como el peso de su odio, además de un componente de tiempo que recordase todos los días malgastados en el aprendizaje de una vida que no quería llevar. Ronan no creía que existiera ninguna palabra capaz de contener todos aquellos conceptos. «Todo», quizá. Ronan sentía todo el odio hacia la Academia Aglionby.

Y aún había quien lo llamaba saqueador… Era Aglionby la que robaba, la que saqueaba la vida de Ronan como si fuera un sueño.”

Datos bibliográficos

Portada

  • Título: El rey cuervo
  • Autora: Maggie Stiefvater
  • Editorial: SM
  • Saga: THE RAVEN BOYS: 4
  • Páginas: 472

Sinopsis.

Gansey lleva años buscando un rey perdido.

Y, una a una, va atrayendo a otras personas hacia su empeño:

Ronan, que desvalija sueños;

Adam, cuya vida ya no le pertenece;

Noah, cuya vida ya no es vida;

Blue, que lo ama… y sabe que está destinada a matarlo.

Nada muerto es fiable.

El juego final ya ha comenzado.

Nada vivo es seguro.

Los sueños y las pesadillas empiezan a converger.

El amor y la pérdida son inseparables.

Y la búsqueda rehúsa confinarse a un sendero fijo…

 

 

Reseña personal.

La aventura parece llegar a su fin. Todo se ha precipitado.

Sí, es cierto que Maura ya está en casa, sana y salva, pero con ella viene Artemus, una variable a tener en cuenta; no hay que olvidar que en la casa de las adivinas ahora también vive Wenllian.

Los chicos del cuervo, por su parte tienen problemas, no quieren llegar al final del camino, pero sí quieren; tienen ante ellos una encrucijada y no saber qué quieren los frustra.

Adam sabe el futuro de Gansey, Blue se ha visto obligada a contárselo. Ronan busca la forma de proteger a su hermano del demonio que Piper ha liberado y todos juntos buscan un final para su destino, el cual resulta ser el mismo.

 

Opinión personal.

¿Recordáis cuándo os dije que ninguno me caía mal? Pues me equivocaba.

Blue en este libro se ha ganado a pulso el caerme mal, parece en ocasiones que no es la chica madura y centrada que fue en los anteriores libros, sino alguien que no deja de enfadarse cada vez que algo no le sale como ella quiere, cada vez que le llevan la contraria o cuando alguien no está de acuerdo con ella. Incluso, llega un momento del libro que se enfada con Gansey por… bueno, la verdad es que aún no sé por qué se enfada con él, es algo que aún no he averiguado.

Ahora en el grupo ha entrado otro chico que me cae muy bien. Henri es un compañero de los chicos de su academia pija, pero no es como los demás chicos del cuervo que hemos visto de pasada, este tiene personalidad. Por un momento imaginé que sería como Kavisky, pero por suerte no lo fue.

Me he dado cuenta, ahora que he terminado la saga, que es como si cada libro hablara un poco de cada uno de los personajes principales del cuarteto. En el primero Blue era el eje principal, en el segundo lo fue Ronan, en el cuarto habló mucho de Adam y este parecía centrarse en Gansey.

Me siento triste por haber terminado esta saga, pero a la vez alegre por saber qué pasa al final. La autora te transporta de tal modo al mundo que describe, que yo, personalmente, me olvidaba de dónde estaba en cada momento y eso pocas veces me ha pasado con un libro.

Estos libros me han enganchado como pocos antes y ninguno este año. Sí, estuve muy obsesionada con Crónicas Lunares, pero no me pegó tan fuerte como The Raven Boys.

De verdad, os recomiendo muy muchísimo demasiado esta saga, os prometo que no os arrepentiréis.

 

¡Un saludo y hasta la próxima lectura!

Escucha la entrada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.