Reseña: Deja cantar a la muerte, de Sandra Andrés Belenguer.

Reseña: Deja cantar a la muerte, de Sandra Andrés Belenguer.

Escucha la entrada

Hola lectores. Hoy venimos a hablar de un libro escrito con mucho amor por la música, la literatura y el Fantasma de la ópera. ¿Leemos?

Datos bibliográficos

 

 

Sinopsis

Tras la muerte de sus padres, su gran apoyo, Christine se siente incapaz de luchar por su sueño: la música. Solo se siente libre durante las excursiones secretas que realiza con unos amigos a los subterráneos de París… En ese universo, alguien la ha oído cantar: un ser oculto tras una máscara, repudiado por todos, quien, impulsado por su voz y el deseo de romper su soledad, le ayudará desde las sombras a vencer sus miedos.

Reseña

Christine baila sin motivación. El mundo parece dispuesto a hundir sus sueños y la única que la escucha es su abuela.
Pero un día, alguién llega desde lo más profundo de la cuidad de la luz para protegerla con sus alas de ángel y hacer que vuelva a bailar con la ilusión que perdió.

Opinión personal:

Deja cantar a la muerte es una historia llena de amor por la música, la literatura y la obra El fantasma de la Ópera.
Sandra Andrés narra la historia de Cristine con mucho cariño y con una pluma llena de poesía y oscuridad.
Los dos protagonistas de este retelling están marcados por un profundo dolor que les impide crecer y ser ellos mismos.

Creo que muchos de los sentimientos que atrapan a Christine nos son familiares a muchas personas. Había momentos en los que me sentía muy identificada con lo que sentía Christine. Creo que es muy importante representar sentimientos como la tristeza, la desmotivación y la ansiedad. Hablar de todo esto ayuda a comprenderlo y luchar contra ello.

Christine tiene una evolución impresionante en esta historia. Empezamos la historia con una joven muy distinta a la que cierra la novela.

Erik es un personaje que siempre me pareció muy curioso, por su complejidad y por su oscuridad.
Hay algo, n sé el que, que me chirria mucho de este personaje.
Lo que si me ha gusta de este atormentado fantasma, es ver como Sandra lo construye a su manera y como lo adapta a los tiempos actuales.
Este fantasma ha de aprender a aceptarse y a quitarse la máscara que no le deja ser libre.

Hay unas partes de la novela, llamadas Contra punto, que nos permiten conocer mucho mejor a los tres protagonistas. Estos capítulos están narrados en primera persona y nos acercan los pensamientos, sentimientos y vivencias de los jóvenes.

Algo que ya comenté en la reseña de El violín negro, es lo mucho que me gusta como están descritos los escenarios de las historias de esta autora.

En Deja cantar a la muerte nos movemos por lugares tan mágicos como la ópera Garnier y las tétricas catacumbas parisinas. A la vez que visitamos estos emblemáticos escenarios descubrimos parte de su historia y su misterio.

Las catacumbas tienen varias caras: El lugar que despierta la fascinación de Chrstine y la aleja del mundo real, el laberinto que protege a Erik de un mundo despiadado y cruel y el secreto de París que despierta el miedo de quien no lo conoce.
La historia comienza hablando de uno de esos aventureros que se sumergen en los subterraneos parisinos y nunca vuleve. Esta historia está basada en hechos reales y alerta de los peligros que esconden los túneles prohibidos.

Quizá, la mayor ventaja de traer un clásico a nuestro presente es el poder meter referencias a la cultura contemporánea. Conocidos libros, películas y canciones aparecen en esta historia para acercarla más a quien la lee. No sé vosotras, pero a mi me encanta estas cosas. Concer la canción que suena en los auriculares de un personaje o entender la referencia a un libro hacen que me sienta parte de la historia.

Es hora de ir cerrando este escrito y animaros a que si os gusta el clásico de Leroux y la pluma de Sandra André Belenguer le deis una oportunidad a este retelling.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.