portada

Reseña de Ella, yo y la gran idea de ser valientes (Valientes 1) de Cherry Chic

¡Hola!

¿Recordáis que hace unos meses Attenhea reseñó los 4 libros de la saga Sin mar? (Si, ya sé que falta uno pero decídselo a ella y al protagonista del quinto libro por si tienen algo que decir o una historia diferente que contar jaja).

Pues resulta que Cherry Chic, la autora de la saga Sin Mar, y de algunos otros libros, este 4 de junio publicó la bilogía Valientes. Y hoy traigo la reseña del primero, que tiene de protagonistas a Victoria Corleone (una de las hijas de los protagonistas de “A la de 3, ¡te quiero!”) y Adam Lendbeck (uno de los hijos de los protagonistas de “Mi canción más Bonita”).

No es necesario haberse leído la saga de Sin mar y el libro de Mi canción más bonita antes porque la intención de Cherry según sus propias palabras era hacer que estos protagonistas tuvieran su propia personalidad, no estirar el hilo de los conocidos ya anteriormente. En mi caso yo si los he leído todos y estoy contenta porque aunque Vic y Adam tienen personalidad suficiente como para abarcar este y varios libros Vic y Adam se apoyan en otra gente también, y esos secundarios, reencontrarme con algunos, conocer a otros… Esa sensación es genial.

En fin, vamos con la reseña.

 

Datos bibliográficos

portada

 

Sinopsis

 

Tomar la decisión de ser valientes nunca puso tanto en juego.

Ella es impulsiva, alocada y rebelde por naturaleza.

Él es responsable, intenso y comedido.

Ella sueña con reencontrarse y, al mismo tiempo, está loca por salir corriendo sin rumbo.

Él solo quiere dedicarse al trabajo que tanto le llena y entender algo.

Entenderla a ella.

Ella vuelve al camping en el que veranea su familia desde siempre con la esperanza de encontrar paz.

Él está en el camping de su familia disfrutando de sus vacaciones y una paz que va a acabarse con su llegada.

Ella se llama Victoria Corleone León.

Él es Adam Lendbeck Acosta.

Y juntos… juntos pueden serlo todo.

O nada.

 

Opinión personal

 

Como dije antes, Victoria es hija de los protagonistas del primer libro de la saga Sin Mar, es decir, de Julieta y de Diego. Ella es impulsiva, alegre, no tiene mucho filtro, la primera en hacer cualquier tontería si hay que hacerla. Llevaba tiempo alejada de su familia pero algo le pasó y decide volver para recomponerse.  La cuestión es que en la novela estamos en verano, y normalmente en verano los León pasan sus vacaciones en el cámping regentado por los Acosta, familia de la protagonista de Mi canción más bonita. Así que Victoria va al cámping y se encuentra con todos, con todos y con Adam. Él no es tan impulsivo y es un poco más serio pero tiene una personalidad igual de fuerte que Victoria.  Entre ellos siempre se han perseguido. Se conocen desde pequeños y las puyas y enfrentamientos han sido constantes, aunque a la vez, son conscientes de que  si lo necesitan se tienen. Se tienen entre todos, en realidad. Las familias de este libro están muy unidas y es muy gracioso leer los comentarios entre ellos y muy bonito ver como siempre que alguien cae aparecen todos para sostenerle.

 

Volviendo a lo que decía, que Victoria se siente sobrepasada y vuelve, y no sé si es eso o que pero las cosas entre ella y Adam pasan de nivel y la historia es básicamente como ellos dos consiguen entenderse y como ella intenta recuperarse.

 

La novela me ha gustado porque ellos dos tienen unas personalidades que atrapan, aunque hay momentos en que no les he soportado y acciones que no me han gustado por parte de los dos. Una de las que me molesta más es la negación a ir a un psicólogo, y esto no es problema de la novela en sí, es un problema bastante real. ¿Qué hay de malo en ir a uno? ¿Eres más débil por hacerlo? Claramente no.

 

Me han encantado los personajes secundarios porque a pesar de que son muchísimos están muy bien definidos todos y puedes hacerte una idea de como son y al menos yo, me he encariñado con muchos. Dejando aparte los conocidos de la saga Sin Mar o de Mi canción más bonita, los hermanos de los protagonistas, los primos… maravillosos todos. Si me tuviera que quedar con alguno creo que sería con Daniela, está pirada, canta bien, le gusta picar a sus hermanos… genial todo.

 

Hay un punto de la novela que me ha hecho pensar, intentando no hacer spoiler diré que queda claro que si en vez de pasar X hubiera pasado Y las cosas habrían sido diferentes y bueno, eso está clarísimo, cada pequeña acción hace que todo se modifique pero verlo así de claro en los libros a mí me choca mucho. Ya me pasó con Donde termina el Arcoíris de Cecelia Aern y pensar en la otra posibilidad me trastoca bastante.

 

A pesar de lo larga que parece es rápida de leer, las risas y el drama hacen que sea muy difícil parar. Ya volví al mundo de Cherry y pude ver como crecieron Victoria y Adam. Ahora me dispongo a ver qué pasó con Oscar, Emma y tal vez seguir sabiendo de los secundarios. ¡Os cuento en unos días!

 

Nos leemos pronto

Escucha la entrada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.