Reseña, cierra los ojos y mírame

Saludos lectores, hoy me paso por aquí para dejaros un libro muy especial, un libro que contiene un elemento que los cuatro integrantes de este rincón esperamos con mucha ilusión… ¡la llegada de nuestro perro guía!

Datos bibliográficos

Portada

  1. título: Cierra los ojos y mírame
  2. Autores: Ana Galán, Manuel Enríquez
  3. Número de páginas: 304
  4. Encuadernación: Tapa blanda
  5. Editorial: Destino
  6. Colección: Punto de Encuentro

 

Sinopsis

Tras un grave accidente de coche, David recibe la noticia de que se ha quedado ciego y se encuentra sumergido en un mundo de sombras donde deberá aprender a comer, a vestirse, a leer e intentar armarse de valor para regresar a la facultad acompañado de su bastón blanco que tanto aborrece. Su vida ha dado un cambio rotundo y poco a poco tendrá que aprender a valerse por sí mismo con la ayuda de un perro guía, que lo llevará a conocer a Blanca.
Blanca, junto con su familia, ha adiestrado a Kits, el perro lazarillo de David. Blanca y David entablan amistad y poco a poco les va a unir algo más que Kits. Pero la vida no es tan fácil, los cuentos no siempre tienen final feliz, su relación no tiene ningún futuro o…quizás, sí.

 

Los autores

Autores

Ana Galán nació en Oviedo, España, el 3 de septiembre de 1964. A los tres años, su familia se trasladó a Madrid, donde creció con sus dos hermanos mayores y su hermana pequeña. Se graduó como veterinaria por la Universidad Complutense de Madrid. Después de trabajar dos años en una clínica de perros y gatos en Madrid, se marchó a Estados Unidos a estudiar un curso de post grado de seis meses en el Animal Medical Center, un hospital de ocho pisos en el corazón de Manhattan. Terminó instalándose en Nueva York donde conoció al que hoy es su marido con el que tiene tres hijos (dos niños y una niña) Allí escribió varios libros infantiles que publicó Kumquat, una editorial argentina. En el 2008 decidió dedicarse por completo a escribir, desarrollar proyectos editoriales y hacer traducciones por su cuenta.
Nacido en Madrid en 1958, es veterinario de profesión. A los cuarenta años perdió la vista por una enfermedad ocular degenerativa. Durante casi trece años trabajó en la ONCE como coordinador de los departamentos técnicos de los perros guía.
Ahora se dedica a su gran pasión que es la escritura. Su novela Caminos del Oro Blanco ganó el segundo premio Tiflos de la ONCE en 2008.

Tenemos todo el mar por delante. Por primera vez estamos solos y podemos elegir nuestro destino. Y si nos equivocamos, corregimos el rumbo y lo arreglamos. Tú y yo, unidos. Sin padres, ni Kits , ni bastones, ni hermanas, ni amigos, ni buitres. Es nuestra vida, nuestra travesía, y juntos tomaremos las decisiones y nos mantendremos a flote. Si no navegas conmigo, me hundo. No me dejes a la deriva, por favor. Acompáñame y deja que yo te acompañe a ti.

Opinión personal

No os voy a engañar, nos encontramos ante un libro que trata una historia de amor, pero lo particular de esta historia de amor son sus personajes. Por un lado tenemos a Blanca, una adolescente con aspiraciones a veterinaria, una chica que ama los animales por encima de todo y, por eso, su madre le concede el deseo de tener un perro, pero uno en particular, un perro que se convertirá en los ojos de alguien ciego. Aquí entra en juego David, un estudiante de periodismo que se queda ciego tras sufrir un accidente por culpa del alcohol. A través de estos dos personajes podemos ver los giros que da la vida en tan solo un segundo, nos enseña que dos personas pueden quererse a pesar de las muchas diferencias entre sus mundos.
Este libro me parece una gran contribución a la literatura juvenil, ya que de alguna forma consigue incluir al lector en el mundo de la ceguera A través de las voces de Blanca y David, los autores darán respuesta a esas preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez. ¿Cómo se entrena a un perro guía? ¿Cómo se siente una persona que se ve privada del sentido de la vista?
Los dos autores, como Blanca, han entrenado y trabajado junto con perros guía; ella para la organización estadounidense Guiding Eyes for the Blind y él para la Fundación ONCE del Perro Guía. Y Manuel Enríquez, como David, perdió la vista, aunque en su caso fue por una enfermedad degenerativa y no por un accidente. Ana Galán y Manuel Enríquez también utilizan dicha novela para concienciar a la sociedad de los derechos que tiene un perro guía, pues aunque la conciencia de la ciudadanía hacia estos personajes ha mejorado, son muchos los lugares que todavía ponen pegas a la hora de que un ciego vaya acompañado por su fiel amigo.
Cierra los ojos y mírame es, en definitiva, una novela entretenida pero con un transfondo serio que nos abre los ojos a un tema muy interesante y de gran importancia social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *