Reseña: Buscando a Audrey, de Sophie Kinsella

Reseña: Buscando a Audrey, de Sophie Kinsella

Buenas lectores. Parece que últimamente me ha dado fuerte con Sophie Kinsella. y si anteriormente os traje la reseña de “no te lo vas a creer”, hoy toca otro libro de ella.

Datos bibliográficos

Portada

  • Título: Buscando a Audrey
  • Autora: Sophie Kinsella
  • Año de publicación: 2016
  • Nº de páginas: 288 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: PUCK
  • Lengua: castellano

“—Piensa a toda velocidad—. Iré a leer en voz alta a personas sordas.
¿Leer en voz alta a personas sordas? ¿De verdad se está oyendo a sí mismo?”

Sinopsis
A veces el mero hecho de salir de casa puede representar un enorme desafío…
Desde que sufrió un terrible episodio de acoso en la escuela, Audrey, de catorce años, se niega a dar un paso fuera de su hogar o a relacionarse con nadie que no sea de su familia. Las gafas oscuras y la capucha de la sudadera se han convertido en sus mejores aliadas. Hasta que conoce a Linus, un compañero de videojuegos de su hermano mayor. Y experimenta una fuerte conexión que despierta en Audrey el intenso deseo de salir de su caparazón…
Un largo viaje acaba de empezar. Por suerte para ella, Audrey no tendrá que emprenderlo en solitario. Cuenta con la inteligencia de su psicoterapeuta, con el cariño de su familia, con el ingenio y el humor de Linus. Pero, por encima de todo, cuenta consigo misma.

“—¿Quieres decir que la única forma de relacionaros que conocéis es jugar a los videojuegos? ¿Os dais cuenta de lo triste que es eso?”

La autora

Sophie Kinsella es el pseudónimo que la escritora británica Madeleine Wickham utiliza para firmar las novelas de la serie Shopaholic.

Nacida el 12 de diciembre de 1969 en Londres, Kinsella se educó en el Instituto Putney y se licenció en Filosofía y Ciencias Políticas y Económicas en la Universidad de Oxford, ejerciendo como docente y periodista financiera antes de dedicarse a la escritura y al piano. Se casó con el director de colegio Henry Wickham, con quien tiene tres hijos.
Kinsella escribió su primera novela, The Tennis Party, con sólo 24 años, y desde entonces se ha convertido en un éxito de ventas tanto con las novelas escritas bajo pseudónimo como las que publica con su nombre real.

Kinsella es una de las máximas exponentes del género conocido como “chick-lit”, dirigido a mujeres trabajadoras de entre 20 y 30 años.

“Nuestra casa es como un sistema climático: fluye y refluye, sube y baja. Tiene momentos de dicha de un azul radiante, días de gris abatimiento y tormentas eléctricas surgidas de la nada.”

Personajes

  • Audrey: Es la protagonista de esta historia. Con esta chica sentimos los efectos del bullying escolar, principalmente en crisis de ansiedad y su incapacidad para comunicarse con gente ajena a su círculo. Es un personaje muy divertido y espontáneo, lo que hace que una simple anécdota de su vida familiar parezca una comedia. Es una mera espectadora de lo que sucede en su vida, por lo que tiene lógica que la mayoría de las cosas que ella relata le estén pasando a otras personas (dando muy poco protagonismo a lo que le ocurre a ella misma).
  • Frank: el hermano mayor; vive enganchado a los videojuegos, en especial a Land of Conquerors. Es un chico muy divertido e ingenioso, a pesar de que su madre piense que se le atrofiará el cerebro de tanto jugar.
  • Linus: para mi el personaje más importante de esta historia. Es un amigo de Frank que entra en la vida de Audrey gracias a las partidas de videojuegos de su hermano. Me parece una persona muy importante porque, de alguna manera, es el ocasionante de las mejorías que sufre la protagonista.
  • Anne: Es la madre de nuestra protagonista. Una madre muy sobre protectora y obsesiva con la educación de sus hijos. Una mujer con una tenacidad infinita con el único fin de intentar conseguir lo mejor para su familia… aunque, en ocasiones, a ellos no les parece la mejor solución.
  • Doctora Sarah: la terapeuta de Audrey. En todo momento apoya las decisiones de Audrey a la hora de enfrentar su problema, pero siempre imponiéndote una dosis de realismo.

“Un consejo para los profesores que lean esto (o sea, ninguno, posiblemente): intentad no exhibir a la chica que se asusta cuando alguien la mira. Porque no ayuda nada. Y tampoco ayuda decir cuando puede oírte toda la clase: «Es la gran esperanza del grupo de este año, tiene tanto talento…».”

Opinión personal

Voy a ser muy sincera, he escogido este libro dos días antes de publicar la reseña solo porque no tenía lectura y su título me parecía asequible. Nada más lejos de la realidad, el libro es muy ameno, en pocas horas lo había devorado.
Es un libro que me gustó, pero quizá no llegó a engancharme casi hasta el final de la trama. En el argumento de este libro puedes estar desternillándote de risa y, al momento, debido al estado mental en el que se encuentra la protagonista te sumerges en escenas muy emotivas, lo que te mantiene en una incertidumbre constante porque nunca sabes que va a pasar y si tener los pañuelos preparados o no.

Como bien dije antes, el tema principal de este libro es el bullying escolar y lo catastrófica que se vuelve la vida de una familia después de sufrirlo. Con este libro creo que se intenta concienciar, a través del humor, de la importancia de respetar a todo el mundo y no juzgar a una persona por su fachada, ya que no todos somos iguales y, de alguna manera, ser diferentes es lo que nos hace especiales a cada uno de nosotros.

Recomendaría este libro como una lectura amena para los días de playa, pues distrae mucho con las aventuras de nuestros chicos.

Citas

“No estoy segura de que vaya a derretir el hielo gracias a un acto de amor verdadero. Es más probable que lo pique con un picahielos.”

“Pero no quiero estar cansada. No quiero sentir que todo me supera. Quiero salir de esto de una vez.”

“—Estabas haciendo como si pudieras leer la mente. —Asiente con la cabeza—. No sabes lo que piensa Linus. Podría ser bueno, podría ser malo. Con toda probabilidad, no piensa nada en absoluto. Es un chico. Vete haciéndote a la idea. —Su cara se arruga en una sonrisa.”

“—Mi padre trabaja en un despacho. —Afirma Linus como si tal cosa—. ¿Tú no tienes despacho? ¿A qué te dedicas? ¿Podría ser como tu sombra? ¿Te importaría venir a dar una charla a mi colegio? Anda, mira, tienes el vaso vacío. ¿Vas a pedir otro café? ¿Qué era, un capuchino? A mí me gusta más el cortado. ¿Por qué lo llamarán «cortado»? ¿Tú lo sabes? ¿Puedes buscarlo en Internet?”

“—Pero esto es Starbucks —responde Linus en tono de sorpresa—. Aquí puede sentarse uno donde quiera. Está permitido. —Llama con un gesto a una camarera que está por allí cerca, recogiendo vasos vacíos—. Perdona, ¿puedo sentarme donde quiera? ¿Es así como funciona Starbucks?”

“—Cariño, sé que crees que será una experiencia catártica y que soltarás tu discurso y que todo el mundo aprenderá algo y saldrá beneficiado —dice papá—. Pero en la vida real no pasan esas cosas. Me he enfrentado a muchos gilipollas a lo largo de mi vida. Y nunca se dan cuenta de que son unos gilipollas. Ni una sola vez. Digas lo que digas.”

“Mamá se apoya en él y de pronto me doy cuenta de lo agotada que está. Frank dice que nunca había visto a mamá como cuando yo desaparecí. Que se puso gris, dice. Y que tenía los ojos como apagados por dentro, como si se le hubiera agotado la batería.”

“Creo que lo que he descubierto es que la vida consiste en escalar una pendiente, y en resbalar por una cuesta, y en volver a levantarse y seguir adelante. Y que da igual que resbales un poco hacia abajo, siempre y cuando te dirijas más o menos hacia arriba.”


 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.