Reseña: Armada, de Ernest Cline

Reseña: Armada, de Ernest Cline

¡Feliz viernes, queridos lectores! Os acordáis de Ready player One, ese libro tan famoso entre los gamers que luego se adaptó a película, sobre un adolescente que intenta encontrar la fortuna oculta en un mundo virtual? Pues el autor escribió otro libro, un poco menos conocido. Se llama Armada, y hoy os contaré lo que pienso de esta obra.

Datos Bibliográficos

portada

  • Título: Armada
  • Autor: Ernest Cline
  • Año de publicación: 2016
  • Número de páginas: 432
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: Nova
  • Lengua: Castellano

Sinopsis

Zack Lightman se ha pasado la vida soñando. Soñando con que el mundo real se pareciera un poco más al sinfín de libros, películas y videojuegos de ciencia ficción que lo han acompañado desde siempre. Soñando con el día en que un acontecimiento increíble y capaz de cambiar el mundo hiciera añicos la monotonía de su aburrida existencia y lo embarcara en una gran aventura en los confines del espacio.
Pero un poco de escapismo no viene mal de vez en cuando, ¿verdad? Después de todo, Zack no deja de repetirse que sabe dónde está el límite entre lo real y lo imaginario. Que sabe que en el mundo real nadie elige para salvar el universo a un adolescente con problemas para controlar su ira, aficionado a los videojuegos y que no sabe qué hacer con su vida.
Y entonces Zack ve un platillo volante. Para colmo, la nave alienígena es igual a las del videojuego al que se pasa enganchado todas las noches, un juego multijugador de naves muy popular llamado Armada en el que los jugadores tienen que proteger la Tierra de unos invasores extraterrestres. No, Zack no se ha vuelto loco. Aunque parezca imposible, aquello es muy real. Y van a ser necesarias sus habilidades y las de millones de jugadores de todo el mundo para salvar la Tierra de lo que está por venir.
Al fin Zack se va convertir en un héroe. Pero a pesar del terror y la emoción que lo embargan, no puede evitar recordar todas aquellas historias de ciencia ficción con las que ha crecido y preguntarse:
«¿Acaso no hay algo en todo esto que me resulta… familiar?»

Reseña

Alguien me puede explicar por qué no se hizo una película de este libro, en lugar de una de Ready Player One?
Sintiéndolo mucho, aunque lo parezca, eso no es una crítica favorable hacia el libro.
Salí de la lectura de Ready Player One con muchas ganas de devorar más libros del autor. Cuando me enteré de que había escrito Armada, con el mismo estilo de ciencia ficción retro y con referencias a los videojuegos, no dudé en empezarlo al instante.
Admitiré que soy fácil de sorprender, y en la primera lectura, este libro no me desagradó. Fue una pequeña decepción, comparado con la obra maestra de Cline, pero no fue hasta la segunda lectura que me empecé a dar cuenta de por qué me chirriaba tanto.
El argumento no es simple ni predecible. Es lo siguiente. Hay una diferencia entre preparar al lector para el giro de la trama, y exponer ese giro antes de que ocurra. La relectura del libro me ayudó a darme cuenta de que el mayor problema es que no me había sorprendido. No me había causado ningún tipo de emoción repentina. Las palabras del autor fueron simplemente una confirmación continua de mis sospechas. Hay libros en los que eso es de esperar, pero en este género… No es así. La trama principal se adapta perfectamente a uno de los clichés de la ciencia ficción e intenta ser un homenaje a obras anteriores, pero, sinceramente, se convierte en una tontería.
Como casi todas las especies malvadas de invasores alienígenas de la historia de la ciencia ficción, de alguna manera los sobrukai habían conseguido desarrollar su tecnología lo suficiente como para construir gigantescas naves de guerra capaces de cruzar el espacio interestelar. Pero, aun así, no eran tan inteligentes como para terraformar un mundo sin vida de modo que cubriera sus necesidades y así no tener que pasarlas canutas intentando conquistar uno ya habitado, sobre todo si estaba habitado por miles de millones de simios con armamento nuclear a los que no hacían mucha gracia las visitas.
¡Hmm! Raro, verdad? Y así sucesivamente.
Y lo que me molesta más aún es que este libro tenía potencial. Hay situaciones que podrían haber sido interesantes. Hay aspectos muy poco explorados. Hay de todo. Y lo único que se explora es la trama simplona que sigue al héroe Zack Lightman, que siempre la lía parda, pero siempre de la manera correcta. Qué sorpresa, ¿verdad?
No os preocupéis, ¡también hay escenas ñoñas! Como todo buen héroe, la historia de Zack Lightman tiene una parte sensiblera que Cline explota sin piedad alguna. Pero sobre eso, me voy a callar.
Y por esto y por muchas otras cosas, señores, creo que este libro es muchísimo más apto para una adaptación al cine que Ready Player One. La trama centrada en las escenas de acción y lo difícil que es no desvelar los giros con el estilo de Cline me hacen pensar que disfrutaría muchísimo más si se Armada se tratara de una película.
Por mucho que me queje de este libro, me lo pasé bien leyéndolo, y si se tienen en cuenta todos estos aspectos, se puede disfrutar mucho con él. La escritura es divertida y la traducción es realmente ajustada al marco de la obra, cosa que no es fácil de lograr. Hay escenas bastante memorables, y no solo por lo malo. la obsesión de Ernest Cline con los 80 es aún más aparente que en Ready Player One, cosa que al final acaba cansando, pero eso es lo de menos.
Mucha gente se queja del extremo parecido entre este libro y otras obras, como la novela El Juego de Ender y la película Starfighter: La Aventura Comienza. No he tenido el gusto de leer ni ver ninguna de las dos, y por lo tanto no puedo comentar sobre este aspecto. De hecho, he de decir que me he perdido unas cuantas de las referencias a la cultura popular de los 80 (¿me he perdido 70% del libro?), pero tengo la sensación de que no me hace falta, y de que esa es una de las razones que hacen que todavía pueda recomendaros que leáis este libro en unas horas de puro aburrimiento. No es el mejor libro que he leído, ni por asomo. Recomendaría muchos otros libros antes de llegar a este. Pero no es malo, no es del todo aburrido, y tiene su lado cómico. Si no os importan las referencias a la cultura popular, os gustan los videojuegos y los argumentos típicos (que no es malo), os gustará Armada.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.