Reseña 3: El abrazo de las tinieblas, de Morgan Rhodes

Hola mortales.

¡Lunes, lunes, nuevamente lunes! ¿Qué tal el fin de mes? ¿Cómo pinta marzo?

Tercer libro de La caída de los reinos, así que como es obvio, tendrá spoilers de los anteriores, así que cuidado.

 

“Cleo mentía tan solo para protegerse a sí misma y a los que le importaban. Y continuaría haciéndolo mientras fuera necesario, sin asomo de vergüenza ni remordimientos. Haría lo que fuera necesario para sobrevivir.

La lucha no había terminado; de hecho, estaba muy lejos de acabar.”

Datos bibliográficos

Portada

 

  • título: El abrazo de las tinieblas
  • autora:Morgan Rhodes
  • saga: La caída de los reinos III
  • editorial: SM
  • páginas: 448

Sinopsis.

Los reinos han caído. Los rebeldes se han alzado. Pero los inmortales ya no se limitan a vigilar. Los más poderosos entre ellos pueden obtener al fin lo que ambicionan. Y lo harán cueste lo que cueste.

CLEO: Perdida en un mar de intrigas, la princesa dorada está dispuesta a agarrar un clavo ardiendo. Aunque tal vez el clavo sea una víbora camuflada.

MAGNUS: Cada vez más separado de su hermana, el príncipe de la cicatriz lucha por dominar sus impulsos. Sobre todo, sus buenos impulsos.

JONAS: El joven rebelde es famoso por los crímenes que no ha cometido. Tal vez, sin saberlo, tenga a su lado verdaderos criminales…

La guerra por los vástagos se recrudece. Las tinieblas se ciernen sobre Mytica.

 

Reseña personal.

tras la primavera de los rebeldes, nuevas alianzas se alzan y otras se mueren. Los juramentos se rompen, secretos salen a la luz y nuevas mentiras se tegen entorno a los personajes.

Cleo sigue en su jaula de de oro. Al princesa dorada vive en un nido de víboras, la convivencia con sus enemigos cada vez es más dura, pero la princesa de Auranos no renuncia a la venganza aunque para ello tenga que forjar nuevas amistades con quien nunca se imaginó.

Jonas busca la liberación de sus compañeros rebeldes; encontrará en el camino a un nuevo aliado, un joven enigmático al que le deberá la vida. El rebelde ahora cree en la magia, no puede negar lo que vio durante su última batalla y ahora los poderes de los vástagos están aún más presentes en su lucha.

Magnus, atormentado por los secretos que se alzan ante sus ojos, verá como su mundo se desmorona cuando nuevas mentiras relumbran ante él haciéndole dudar sobre todo y todos. Dicen que no se parece a su padre, pero el joven no puede negar que es el príncipe sangriento, hijo del rey sangriento.

 

Opinión personal.

Dejé un poco abandonada esta saga, pero cuando volví a ella el libro tres no me duró más de dos días; sentí como si volviera a casa después de mucho tiempo, aunque en esta casa tengo que cuidar cada paso y cada lugar donde pose los pies, mis pasos PUEDEN LLEVARME A UNA MUERTE PREMATURA COMO CUALUIERA DE ESTOS PERSONAJES.

De verdad, sigo diciendo que esta señora decide quienes mueren sacando una papeleta de un sombrero porque no es ni medio normal la de personajes que encuentran su final en este libro. Me la imagino en su casa diciendo:

“Esto ESTÁ SIENDO MUY TRANQUILO, ALGUIEN TIENE QUE MORIR, O ALGUIEN SE TIENE QUE LIAR CON OTRO ALGUIEN”.

este libro me ha dado ganas a partes iguales de achuchar a Cleo y estamparle la cabeza contra la pared hasta que sus dos neuronas hicieran conexión y saliera de ahí un pensamiento coherente. Eso sí, me gusta mucho la evolución de esta chica, pasa de ser una cría inmadura, egoísta e inconsciente a ser una mujer que piensa por sí misma y que busca su libertad.

Puede ser ella mi segundo personaje favorito de este libro, porque el primero ya sabemos que sigue siendo Magnus, un chico que me encanta aunque haya Arthemisas que digan que tiene la personalidad de una patata cocida.

Félix también es alguien que se puede ganar mis simpatías, es un chico nuevo, cuya primera aparición es magistral, ya empieza ensartando gente con sus dagas como si fueran pinchos morunos. No lo conozco mucho aún, pero puede gustarme y mucho. Magnus, cuidado, pueden quitarte el primer puesto en mi corazón.

Jonas sigue molestándome y gustándome a partes iguales, mientras que en el segundo libro la escena del bosque no tiene ni pizca de sentido para mí, porque ya me dirás tú a santo de qué Cleo y él se comen los morros así sin más, la autora lo repite, esta vez en una capilla. Hay cosas que no entiendo de este libro y esta es una de ellas.

Por otro lado Lucía sigue siendo insufrible y Alexius me da mucha pena, quiero que deje de sufrir y pueda reaccionar, pero supongo que es mucho pedir.

Por último decir que este final me ha sorprendido es decir poco. Los acontecimientos se suceden tan deprisa y tan precipitadamente que no he podido soltar el libro ni si quiera medio segundo. Cada volumen me deja más sorprendida que el anterior y tengo ganas de empezar el cuarto, pero al mismo tiempo no quiero hacerlo para no decir adiós nunca a estos personajes.

 

¡Un saludo y hasta la próxima lectura!

Escucha la entrada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.