Puntos, puntos, y más puntos

¡Gatitos lectores de este rincón!. Como cada martes, tomo posesión de el sillón de leer junto a las tazas de chocolate, y a los cojines con forma de gato.

El pasado 4 de enero, la OUNU instituyó oficialmente a este día, como el día mundial del braille. El sistema de lectoescritura que usan las personas ciegas y sordociegas. Dicho sistema, nos permite a nosotros (quienes no vemos) acceder a información impresa, leer libros, estudiar, entre un montón de otras actividades diferentes. Para celebrar este día (ya se que es un poco tarde) decidí hacer entre algunos de mis compañeros 3 preguntas para que, quienes no conocen el braille, sonrían con la infinidad de cosas divertidas que nos suelen pasar a los ciegos, hasta aquellas que les pasan a quienes ven, por listillos.

Deslizar los dedos sobre los puntos braille, tienes su ciencia. Es decir, la mayoría de personas suele pensar que son solo puntos y ya, o que los puntos, tienen la forma que dibujada, tiene la letra.
¿Alguna vez te has preguntado que representa para ti leer y escribir? Ellos si lo hicieron; y nos contaron porqué es importante el braille, y algunas otras cosas más. Zeus, por ejemplo, nos dijo:
Para mi, poder leer en Braille, es vital, significa el acceso a la cultura para el ciego. Significa que el ciego sepa lo que es la lectoescritura, porque el oír sonido no es leer. El Braille para el ciego es imprescindible

Némesis (como toda lectora) tiene sus manías. Que si no tengo los apuntes en braille estudio menos rápido, que si no comprendo igual… ¡lo que pasa es que procrastinas Lucho, bonica!

Para mi leer en braille representa mi primera y casi única forma de lectura: a pesar de poder acceder a la tecnología, para mi el braille sigue siendo mi método de lectoescritura, ya que tengo la sensación de que si no estoy leyendo en braille no me concentro tanto en los apuntes como en la lectura del propio libro y, a la hora de escribir, necesito este método para poder memorizar los apuntes a mayor velocidad”

Luego están quienes, confiesan abiertamente haber dejado de usar el braille, aunque insisten en que es importante. La jefa Arthemisa, una de ellas:

Ahora tengo una relación más distante con el braille, pero es cierto, que en mi infancia representó el primer contacto con la literatura y que me hizo descubrir grandes historias, que recuerdo con mucho cariño.”
Ajá, ajá. Mucho cariño mucho cariño. ¡y bien que dices que tienes una relación distante con el braille!. ¿Se preguntan también por qué dejamos de leer en papel? En esto, la tecnología forma parte y a incidido mucho. Por la sencilla razón de que, ahora todo lo gestionamos desde un dispositivo móvil, un ordenador, o cualquier otra cosa que nos mantenga conectados al Internet. Así que no hay que condenar a la jefa, que luego no me pone lindas las entradas. Durc, dice:

El braille para mí fue fundamental, sobre todo cuando era pequeño. Me enseñó a valorar y comprender lo que es la lectura. Considero que es imprescindible para las personas ciegas, a pesar de los medios que existen hoy en día. Para mí sigue y seguirá siendo el método de lectoescritura preferido, aunque hace mucho que no lo utilizo.”

Como lo he mencionado más arriba, el braille muchas veces, brinda momentos inolvidables; ya saben, aquello de sentarse en una alfombra, agarrar un libro gigante, y leer hasta que en nuestro caso, duelan los dedos. Arthemisa recuerda:
Creo que me quedo con las tardes leyendo en el suelo, frente a la puerta de la biblioteca.
Estuve unas cuantas tardes, con mi querida ‘Atte’, entre grandes volúmenes, en el suelo.”

¿Qué libros creen que leían estas chicas tan fantásticas? Si alguien lo sabe, que nos lo deje en los comentarios. Y hablando de bibliotecas, escuelas, colegios e incluso universidades, vean lo que pasa, cuando quienes ven, quieren hacerse los listos. Advertencia: no lo intenten en el aula; ya sabrán porque lo digo. Némesis nos cuenta.
“se me viene aquella clase en la que enseñé a una compañera a escribir y leer en braille y, misteriosamente, su mesa estaba plagada de puntitos un día de examen; sobra decir que sacó un 10 y después… pues claro, suspendió porque la pillaron.” ¿qué le habrá faltado a esta compañera? astucia, creatividad? En todo caso, la moraleja de esta pequeña anécdota es: si haces trampa en braille, evita que te descubran.

Hablando de descubrimientos, ¿alguna vez has intentado desarmar un lápiz para saber de donde salen las letras? Las personas ciegas escriben braille a veces, usando máquinas de escribir. ¿alguna vez intentaron abrir una para ver qué misterioso mago ponía las letras en el papel? Miren lo que hizo Durc:

Cuando era pequeño, al poco de empezar aprender a escribir en una Perkins. Yo, como niño pequeño, no pude evitar preguntarme dónde guardaba la máquina los puntos para escribirlos en el papel. Para responderla, intenté desatornillar y abrir la Perkins y averiguarlo. La suerte fue que me pescaron antes de poder llevar a cabo mi idea… Consejito, no tratéis de abrir una máquina de escribir.”

¡Uff! Menos mal lo detuvieron a tiempo y no logró llevar a cabo sus macabros y curiosos planes.

Si nuestras entradas te gustan, compártelas con tus amigos y enemigos.
Samira

4 comentarios en “Puntos, puntos, y más puntos”

  1. Hola.
    Para mí el braille sigue siendo importante, ya que trabajo con línea braille porque me encanta leer con los dedos, aunque haya perdido velocidad debido a leer con sintetizadores de voz. A veces solicito libros a la ONCE, pero procuro que no sean muy largos, porque a parte que me cuesta más leer en papel que en ebook o en daisy, lo sigo amando con locura.
    ¡Muy buena entrada!

    Responder
  2. Adoro esta entrada, empezar el martes de buen humor es fundamental.
    Pero tengo que aclarar que yo no procrastino!
    Y… sin lugar a duda, adoro la anécdota de mi querido Durc. Por suerte no decidió abrir la máquina tirándola por la ventana, porque no se si esta se abriría, pero puedo asegurar que la cabeza de la persona que estuviese debajo si que nos mostraría su interior.

    Sigue haciendo tan buenas entradas, querida Samira.

    Responder
  3. hola querid@s amig@s! hoy puedo decir sin duda que estoy de enhorabuena por haber descubierto vuestro maravilloso rincón!
    me encanta vuestro estilo, forma y organización del blog, y sobre todo, el inmenso amor que se destila en cada cosa que escribís y en cada entrada que hacéis. yo también soy del gremio, mi querida Attenea bien lo sabe, verdad guapa?
    el Braille para mí supone no solo un sistema de lectoescritura, sino la ventana al mundo para muchas personas con diversidad funcional, ya que representa una forma de acceso a la información que pese a su longevidad, no ha logrado todavía perder contra el embate del tiempo. y menos mal! yo aprendí Braille con tan solo cuatro años de edad, porque mi resto visual no daba para leer en tinta. es cierto que ahora leo más o mejor decir, escucho mucho más, pero el Braille siempre ha estado y estará presente en mi vida. y es que….lo que bien se aprende, mal se olvida!

    un besito desde Legio VII Gemina!

    Responder
    • Que alegría que te guste este pequeño recuncho!!!. Muchas gracias por leernos y por compartir tu experiencia con el Braille.

      Un saludo y un abrazo.

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.