Licencia

Nuestro blog se basa en una licencia Creative Commons de reconocimiento no comercial compartir igual 4.0.

¿Qué significa esto?

Fácil: puedes copiar, distribuir o modificar lo que publicamos aquí, siempre siempre siempre y cuando nos cites como autores. Puedes copiar algún dato para alguna reseña, alguna opinión o cualquier cosa que te resulte curiosa para ponerlo en una tuya siempre que nos cites como fuente de donde obtuviste la información y que por supuesto no puedes lucrarte con ello ya que nosotros no lo hacemos; y que si lo compartes, debes hacerlo con la misma licencia.

¿Por qué hacemos esto?

Las licencias Creative Commons son de carácter gratuito. Nosotros no recibimos remuneración alguna por publicar este blog, por lo que no es justo que alguien que copie algo de nuestra autoría sí la obtenga, ¿no? La mejor manera de remunerarnos es citándonos. Esta licencia se establece a perpetuidad, o sea, durará toda la protección de la obra; y podremos cambiarla en caso de necesitarlo.

Ahora bien, no recibimos nada por nuestro contenido, pero sí que ofrecemos enlaces de compra en Amazon a los libros que reseñamos.

O recuncho do lector participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.co.uk/ Amazon.de/ de.buyvip.com/Amazon.fr/Amazon.it/it.buyvip.com/ Amazon.es/es.buyvip.com.

¿Qué implica para tí, en caso de asumirla?

Cuando decides utilizar una obra bajo esta licencia, te comprometes a ser licenciatario, es decir: a respetar las condiciones que nosotros, como autores imponemos según la Creative Commons que más se ajusta a nuestras preferencias.
En caso de incumplimiento de una licencia, enviaríamos a los enanitos que mantienen el blog a tirarte de las orejas. No, es coña: en caso de incumplimiento de una licencia, su autor (o sea, nosotros) podría acudir a los tribunales y cuando fuera una fracción directa podría demandar a quien la incumplió tanto por infracción de la propiedad intelectual como por incumplimiento contractual, ya que esta crea un vínculo directo entre autor y usuario. El derecho de integridad recogido en la legislación española queda protegido aunque no aparezca en las Creative Commons que en cualquier caso no reducen los derechos que la ley confiere al autor, que podría demandar a un usuario que con cualquier Creative Commons hubiera modificado su obra causando un perjuicio a su reputación o a sus intereses, decisión que quedaría en mano decada juez o tribunal.
En la práctica, y ya en lenguaje más informal: que si nos citas, copias un cacho de una reseña o algo similar, muéstranos como fuente. Hablará bien de tí y nos servirá a nosotros como recompensa no remunerada. Además, no hacerlo supondría plagio, lo cual ya no solo a nivel legislativo, sino moral, es bast ante feo.

¿De dónde hemos obtenido esta información?

¡Qué enterados están estos de leyes! Na, mentira. La mayor parte de información para este post la hemos obtenido de aquí, donde consideramos que están bien explicadas, y de aquí.
Sobre esta licencia en concreto, por si quieres estar más enterado, encuentras:

  • Su resumen en su web
  • La entradilla que la define, también de su web:
    “Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual
    CC BY-NC-SA
    Esta licencia permite a otros entremezclar, ajustar y construir a partir de su obra con fines no comerciales, siempre y cuando le reconozcan la autoría y sus nuevas creaciones estén bajo una licencia con los mismos términos.” Que puedes ver pinchando aquí
  • Código legal: https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/legalcode