El Tag De Las Plumas

Hola lectores.

Hoy no reseño, hoy respondo un tag y para ello cuento con colaboradoras, sería muy aburrido hacerlo yo sola, así que me acompañan Arthemisa y Tiana, compañeras lectoras y también Azalea, Cristal y Hestia, a las que he convencido para participar.

¿Sabéis que pronto se publica la novelette de Cristina Ogando, Munajil? Pues este tag está inspirado en ella, con los recuerdos y con las plumas que los representan. Cada pregunta es un color y cada color una historia.

Espero que tengáis la paciencia de leernos.

¿Leemos? ¡Allons-y!

 

Pluma violeta:

¿Qué libro te enganchó desde el principio?

 

Arthemisa:

A la caza de un seductor, de Alexia Mars. Es tan condenadamente mamarracho que no hizo otra cosa que atraparme; recuerdo que fue una de esas lecturas que te hacen reír desde el minuto cero hasta el final.

 

Attenhea:

Verity, de Colleen Hover. Este libro me lo recomendó una amiga y sin lugar a dudas fue todo un acierto. Desde el principio me vi envuelta en la vida de Lowel, en los diarios de Verity y viviendo la vida que la autora plasmó entre las hojas del libro. Fue un no parar y creo que no respiré tranquila hasta que no lo terminé, aunque el bacío que me quedó al terminarlo fue real.

 

Azalea:

Buenas, aprovecho para dar las gracias a O Recuncho por pensar en mí, ha sido un gusto pensar estas respuestas. No me deja poner una carita sonriente aaaaah. Bueno, basta de perder el tiempo, ¡vamos con el libro que me enganchó desde el principio!

Serían la mayoría, porque a mí los libros o me enganchan a la primera o no llegamos a entendernos. Pero uno que he leído hace poco y que simplemente no podía parar (lo leí en un día) fue el Ángel caído, de Nalini Singh. Y eso que es el primero de una saga y que a mí las sagas me tiran un poco para atrás… No sé si fue la forma de escribir, lo que iba pasando… Pero me puse a leer y cuando volví a la realidad llevaba 100 páginas.

 

Cristal:

Neverwhere de Neil Gaiman. El comienzo es tan brutal que aunque no tengas idea de lo que se te va a caer encima después, te metes de lleno en el mundo del Londres subterráneo que Gaiman te dibuja. Y te es imposible salir de él hasta la última página.

 

Hestia:

Tu nombre después de la lluvia de Victoria Álvarez. Varias amigas me habían recomendado esta historia. Cuando empecé a leerla llevaba bastante tiempo inmersa en un bloqueo lector espantoso. Sí leía, pero nada me enganchaba lo suficiente. Y en cuanto lo empecé no dejaba de actualizar mis avances en Goodreads.

 

Tiana:

La verdad es que muchos. Como ya dije en el tag de fin de año la primera trilogía de Amanecer Rojo podría ser un ejemplo. El caso Hartung de Sören Sveinstrup otro. Este último es una novela de misterio que entrelaza dos casos, la muerte de personas que aparecen con un muñeco de castañas al lado, y la desaparición hace un año de la hija de una política. Mantiene la intriga hasta el final.

 

Pluma marrón:

¿Qué libro tiene entre sus páginas un lazo de amistad inolvidable?

Arthemisa:

En El Imperio Final, de Brandon Sanderson hay una amistad que es la que me ha venido a la mente. Kelsier y Vin, así como la amistad que los une entre sí a los conspiradores. Kel y Vin no son solo maestro y alumna, sino que son amigos y aliados; su vínculo es muy fuerte.

 

Attenhea:

Pues como mi tag, mis normas… voy a hacer trampas. ¿A quién le sorprende? Pues a mí no.

No voy a decir un solo libro, si no una saga. Fairy Oak, de Elisabetta Gnone. ¿Ahora entendéis por qué las trampas? No he visto nunca un libro con tal cantidad de cariño nunca. Siempre que lo vuelvo a leer me siento arropada y me siento parte de ese grupo de niños que se quieren, se respetan y se protegen. La amistad de Bainilla y Pervinca, (sí, he dicho amistad y no hermandad) es una de las cosas más bonitas del mundo. A parte de ser hermanas son amigas y ese lazo de amistad es lo que hace que las hermanas sean como son y que tengan ese lazo con el resto de niños.

 

Azalea:

A mí estas cosas me llegan mucho, así que me cuesta bastante elegir. Esto me pasará en varias preguntas, por cierto, así no lo pongo en todas. Pero elijo un libro que se llamaba los besos no se gastan, escrito por Raquel Martos, que nos contaba la historia de dos amigas que fueron inseparables desde pequeñas y que, por circunstancias, se separaron pero vuelven a encontrarse y consiguen que su amistad vuelva aun cuando el tiempo las ha cambiado mucho a ambas. La verdad que quitando lo de la separación yo aspiro a algo así con mis amigos, que no importe cuánto tiempo pase pero que sigamos encontrando la forma de estar ahí.

 

Cristal:

Aziraphel y Crowley de Buenos Presagios por Neil Gaiman y Terry Pratchett. Un ángel y un demonio unidos desde los albores de la humanidad y que se ayudan para seguir compartiendo la existencia juntos. Esos dos son la amistad más equilibrada y bonita que he tenido el placer de leer.

 

Hestia:

La profecía del cuervo de Maggie Stiefvater. Me encanta el grupo que forman personas tan distintas, por no hablar de cómo se entremezclan el día a día de unos chavales con fenómenos paranormales.

 

Tiana:

A mí me gustó mucho Crónicas Lunares por como al final se complementan entre todos con sus diferencias y no solo ellos como grupo si no las parejas que se forman, por encima de todo son amigos.

 

Pluma plateada:

¿Con qué personaje de un libro te casarías y por qué?

 

Arthemisa:

¿Con quién me casaría? Dejadme pensar… con Lizzy Bennet. Supongo que me preguntaréis por qué. Fácil, con ella tengo muchas cosas en común y me lo pasaría bien.

 

Attenhea:

Nunca lo he dicho y creo que va siendo hora de hacerlo… ya, ya sé que os pilla por sorpresa, lo siento, debí decirlo antes, pero nunca vi el momento de hacerlo… no me juzguéis muy duramente.

¡ARTEMIS FOWL!¡¡¡SORPRESA!!!

Creo que con Arti nunca me daría tiempo a aburrirme, además el cambio que se ve en él, la madurez y la evolución de este chico hacen de él un ser excepcional. No deja de ser un cabroncete intrigante, pero ahí reside su encanto. Es cabroncete e intrigante, pero a la vez tiene corazoncito y sentimientos. Le cuesta hacer amigos, pero cuando los hace da el cien por cien de sí y lucha por sus aliados hasta el final.

 

Azalea:

Jo, eso de que ponga un libro… Yo que quería introducirme en las relaciones poliamorosas por, nuevamente, no saber elegir… Espero que en la vida real sea más fácil jajaja. Pues me caso con… Laya, de besos de arena. ¿Por qué? Pues no sé, ha sido la primera en la que he pensado en esta pregunta, así que por algo será supongo. Tenía una personalidad que me atrajo muchísimo, tan fuerte y a la vez risueña, y lo que describían de su físico pues también estaba muy, muy bien. Así que nada, espero que el novio me perdone por hacer realidad mi amor literario.

 

Cristal:

Bruna Husky de la saga de ciencia ficción de Rosa Montero. Si bien Bruna no querría casarse conmigo por eso de que los replicantes solo viven diez años y ella está obsesionada con el tiempo, la muerte y su existencia misma; yo le pediría matrimonio aquí y ahora. Tiene una sensibilidad y unas ganas de vivir que buscaría en una pareja.

 

Hestia:

¡Con Leo Valdez, por favor! Nunca olvidaré al alma caritativa que me habló de él por twitter antes de empezarme la segunda saga de Percy Jackson. ¡Tenías razón, es una fantasía de persona! En serio, ¿es que nadie ha reparado ya en el buen partido que es? Gracioso, sensible, inventor, les prepara a sus amigos unos banquetes que ya me gustaría a mí estar allí… ¡Decidido!

 

Tiana:

Uy, no sé. Con el mago Howl de El castillo ambulante, ¿tal vez? Cada día sería un misterio y mi vida siempre estaría llena de locuras y sorpresas. Además, a veces… solo a veces… es adorable. Aunque la verdad es que hace muy buena pareja con Sophie, quitarle eso es feo.

 

Pluma dorada:

¿Qué muerte literaria te impactó y a día de hoy no puedes olvidar?

 

Arthemisa:

en la saga de Alcatraz contra los bibliotecarios malvados de Brandon Sanderson hay una muerte en el último libro que no supero. Mirad, a día de hoy me niego a asimilar que eso ha pasado, para mí ha sido un simulacro de muerte y espero que Sanderson lo solucione en algún momento porque eso no se puede quedar así.

 

Attenhea:

¿Por qué lo hiciste, Brandon, por qué?

Nacidos de la bruma esconde entre sus páginas algo de lo que aún no me he podido recuperar. El Imperio Final es un libro que machacó mi corazón entre sus páginas. No voy a decir mucho, hay dos momentos en este libro que me dejaron muy mal. El primero… creo que diciendo solo dos palabras, si lo habéis leído sabéis de qué os hablo: fuentes rojas. No me digáis que no fue impactante.

El segundo quizá no sea nada del otro mundo, pero yo lo quería y aunque me gustó cómo pasó (no me malinterpretéis) fue sin parafernalias y sin que sucediera nada épico, aún no le he perdonado al autor ese lanzazo directo al corazón. Cada vez que lo recuerdo quiero llorar no porque ya no esté, si no por lo que fue.

 

Azalea:

A ver vamos a partir de la base de que yo soy bastante impresionable con estas cosas, sin importar que quien muera sea una persona de la que no se sabe casi nada más en el libro… Pero una muerte que me impactó muchísimo fue…. ¡Cuidado, spoilerazo! La de Dana, en Crónicas de la torre, de Laura Gallego García. O sea, ¿en qué momento llegamos a que envejece en cuestión de 3 páginas mientras está En el coma raro ese por unir los mundos y se muere? Yo me quedé en shock un tiempo. Que sí, que eso le lleva a algo que está bien, pero… Ehm… No.

 

Cristal:

El laberinto en llamas de Rick Riordan. Sin palabras y sin spoilers. Solo diré que la puñalada al corazón del maldito uncle Rick no tiene nombre. Si los fans nos quejamos del clifthanger de La marca de Atenea, lo que hace en esta parte de la saga es una bajada al Tártaro sin frenos y cuesta abajo hasta el fin del cosmos.

 

Hestia:

Hay tantas muertes que querría olvidar que me cuesta escoger una, y la que quiero poner está censurada por Attenhea porque pertenece a un relato suyo no publicado, así que seguiré sufriendo en silencio mi dolor todavía latente después de tantos años. Como me tengo que quedar con otro libro solo diré que Rojo y oro de Iria y Selene. Me impactó.

 

Tiana:

Pero es que si lo digo será un spoiler y eso está maaaaaal. No me gustan las muertes nunca, por insignificantes que sean, soy muy de vida rosa y de final feliz. Creo que me quedo con una que pasó en el libro de Sed, de Neal y Jarrod Shusterman. Y no es precisamente porque me encariñara con el personaje pero si me dejó en shock. No voy a decir quién así que tocará leer.

 

Pluma roja:

¿Qué personaje ha sido impulsado por un sentimiento oscuro?

 

Arthemisa:

Grace Mallory, de Sillverbille, de Victoria Álvarez. El sentimiento que la mueve es la venganza. Crea una telaraña súper retorcida y se mueve en ella como pez en el agua. Es una diva y lo sabe, así como sabe que lo de arrepentirse no va con ella.

 

Attenhea:

¡Me caes mal, Opal Koboi! Eah, ya lo he dicho.

Opal es una villana estupenda, ella no diría que se mueve por sentimientos oscuros, sino que hace lo que tiene que hacer para obtener lo que se merece. Yo digo que no hay más mal bicho que ella. eoin Colfer ha logrado con Opal hacer una villana perfecta.

 

Azalea:

Al principio pensé en incluir aquí un antagonista, pero los protagonistas también pueden tener mierda dentro. Perdón, espero que no me censuréis por esto jajaja. Por ejemplo Cat, la protagonista de Dos velas para el diablo, de Laura Gallego García, absolutamente todo lo que hace lo hace por el sentimiento de la pérdida y la necesidad de venganza por la muerte de su padre.

 

Cristal:

La Segunda Revolución de Costa Alcalá. No puedo decir el nombre, porque sorpresa, spoiler. Pero así os animo a leerlo. Es la viva representación de que un pj aparentemente inofensivo, guarda un verdadero caos en su interior y cuyo único deseo es ver el mundo arder por conseguir lo que tanto ansía.

 

Hestia:

Jonathan Randall de Forastera de Diana Gabaldon. Tanto para los que se hayan visto la serie como leído los libros este demonio no es un personaje impulsado por un sentimiento oscuro, ¡es la oscuridad hecha persona! Y no añadiré más antes de que me ponga a jurar en arameo por su culpa.

 

Tiana:

Oceania de La sirena de Kiera Cass. Esta novela va de naufragios, cuando un barco se hunde unas sirenas atrapan a chicas jóvenes para que se conviertan en más sirenas, y el resto del barco es tragado por el océano, o sea por oceania. Me da verdadero miedo que sea capaz de justificar sus sentimientos y su maldad por sobrevivir. Pues que se vaya a pastar el planeta si solo consiste en que sobrevivas tú.

Pluma verde:

¿cual es ese personaje al que te dan muchas ganas de proteger y abrazar?

 

Arthemisa:

Susebron, del libro El aliento de los dioses, de Brandon Sanderson. Sí, sé que es el Rey Dios. Está en el centro, pero a la vez está solo e indefenso. Me encantaría achucharlo y decirle que ninguna de esas personas le va a hacer daño, que son unos cabrones y que conmigo iba a estar bien.

 

Attenhea:

Nico Di Angelo. Creo que hablo en nombre de casi todo lector de Riordan cuando digo que Nico es ese personaje que nos ha robado el corazón. Hijo de uno de los tres grandes, poderoso, humilde, solitario… es un chico que vive entre sombras, busca la soledad por el miedo a no ser comprendido y muchas veces nadie hace el esfuerzo de comprenderlo. Me encantaría mirarle y decirle: ¿Puedo abrazarte? No estás solo, Nico.

¡No huyas, cobarde!

 

Azalea:

He decidido que voy a reunir a todos los protagonistas de la saga esta que me estoy leyendo del Gremio de los cazadores en una habitación con mantas extra suaves, chocolate caliente y dulces para todos, y vamos a hacer una cadena de abrazos protectores para intentar superar juntos el pasado que les atormenta.

 

Cristal:

Archer, de la saga Un mar de tinta y oro de Trace Chee. Sin memoria, sin saber hablar, traumatizado, forzado a luchar por sobrevivir. Tiene todos los ingredientes para que solo quiera cogerlo y abrazarlo todo el día mientras le acaricio el pelo. Otra cosa es que él se dejara, pero bueno, yo lo intento.

 

Hestia:

Oliver de la saga Dreaming Spires de Victoria Álvarez. ¿Qué ha hecho ese soñador para merecer tanto sufrimiento? ¡PREGUNTO!

 

Tiana:

Aiden de Amor a primera vista… llama al oculista. Es una inteligencia artificial con curiosidad por todo y busca romances. Sé mi amigo, aprendamos sobre el mundo juntos, te quiero.

 

Pluma azul:

¿Qué pareja romántica te ha robado el corazón y por qué?

 

Arthemisa:

Sin duda los protagonistas de Piso Para Dos, de Bett Oleary. Esa conmplicidad, esa protección del uno hacia la otra y al revés. Se quieren y respetan, se aprecian y protegen. Para mí son lo más kuki.

 

Attenhea:

La pareja del libro de Fangirl, de Rainbow Rowell. Es algo tan bonito, tan puro, tan lento… tan real. Quiero algo así, me encantaría algo así. Me parecen unos personajes tan entrañables y preciosos que no puedo no mencionarlos en esta categoría.

Mirad, lectores, leed el libro, leedlo y veréis que no me equivoco cuando digo que son la pareja más bonita del mundo.

 

Azalea:

Sin duda Grace y Jackson, que salen en Notas para Grace, de Brittainy C. Cherry, porque se demuestran que se quieren esforzándose por conocerse, hacer frente juntos a todo lo que les duele y procurar la felicidad del otro. Es que no puedo explicarlo solo con palabras… Leeros el libro y lo entenderéis.

 

Cristal:

Sebastián e Iván de La alquimia secreta de las almas de Maeva Nieto. Yo, la antiromance, he llegado a llorar con escenas de esta novelette. Que bonita es, por favor. Hombres que lloran, se abrazan y hablan de sus sentimientos de forma abierta. Que se apoyan y se convierten en las mejores versiones de sí mismos juntos. Además, dentro de una trapa de alquimia, magia y señoras enfadadas. Yo no le pido más a esa historia.

 

Hestia:

Sydney y Ridge de Tal vez mañana. Para empezar, el hecho de que haya representación de personas con discapacidad en esta historia me parece reseñable. Lo que más me gustaba era ver cómo ambos iban descubriendo sus realidades y amoldándose al otro como lo haría cualquier pareja, independientemente de si una de las personas es diversa o no.

 

Tiana:

Jack y Grace de Notas para Grace de Brittainy C. Cherry. Son adorables. El amor que se tienen es lo que yo busco en la vida. Apoyarse, respetarse, quererse. Aprender lo que uno no sabe juntos. Soñar. Estar ahí siempre. Que aunque los demás vean lo suyo con malos ojos sepan el bien que se hacen. De verdad, es preciosa su historia.

 

Pluma negra:

¿que libro te marcó de por vida? Si ningún libro te ha marcado, ¿Qué personajes conoces al que haya impactado un acontecimiento de su vida?

 

Arthemisa:

Lo siento, Sidney. A la chica de Tal vez mañana le pasa algo que nadie nunca puede ignorar. A ver, no todos los días se cumple 22 años y no en todos tus cumpleaños te enteras de que tienes más cuernos que el padre de Bambie. Eso sin duda marcó un antes y un después en su vida; sin ese acontecimiento nunca hubiera conocido más a Ridge.

Y libro que me marcó: Los juegos del hambre. Marcó un antes y un después en mi vida como lectora.

 

Attenhea:

Personaje marcado por una circunstancia… Dorothy, de Dorothy debe morir. A ver, es normal que eso la impactara y la cambiara. Toda su vida se troncó en un momento y ella cambió para mal tras eso. No la justifico, pero sí hay que entender que quedara un poco tocada después de la caída de la casa y de ver cómo todo lo que conocía desaparecía. Quizá no fue la mejor forma de canalizar ese suceso el convertirse en una dictadora psicópata, pero es innegable que ese acontecimiento marcó su vida y rompió el último hilo con la decencia que le quedaba.

 

Azalea:

Me marcó un montón La piel de la memoria, de Jordi Sierra i Fabra. Lo leí con trece o catorce años y recuerdo tener que parar muchas veces porque las escenas de explotación laboral infantil, pobreza extrema y maltrato a protagonistas casi de mi edad por aquellos tiempos me superaban. Aun así, agradezco haberlo leído, me hizo muy consciente de lo degenerado que puede estar el ser humano y las grandísimas injusticias que aún se viven.

 

Cristal:

Magog de El último de los Thaûrim de Cristina García Trufero. A ver… a Magog le pasa de todo. Si bien tiene un siglo cuando empieza la historia, podemos conocer como pierde a su amigo, como desde que nació es una paria, como le cortan un brazo y luego por encima el amigo vuelve de los muertos y se van a una misión suicida. De todo. Es un personaje con una evolución muy grande y casi diría dramática, forzada para siempre a tener que subsistir entre el dolor, la pérdida y la adaptación.

 

Hestia:

It’s Not What It Looks Like, audiolibro de Molly Burke. Empecé a seguir a esta youtuber hace un tiempo durante mi desesperado frenesí por encontrar vídeos sobre perros guía y ha acabado siendo una referente para mí desde que la escuché contando su propia historia en este corto audiolibro. No porque me inspirara su vida ni nada por el estilo, sino porque me identifiqué con ella, aprendí y me sentí orgullosa de ser quien soy y de mostrarlo al mundo. Y eso marca.

 

Tiana:

La verdad, creo que ningún libro me ha marcado. Me olvido rápido de lo que leo y si algo me marca en el momento un mes después, como muchísimo, ya no recuerdo los detalles. Invisible de Eloy Moreno podría ser porque me encantó como trata el bullying pero eso, no cuenta mucho porque no lo recuerdo bien. Personajes marcados por una circunstancia… Georgiana de Nunca juzgues a una dama por su apariencia podría ser. Es una novela que pasa en el siglo XIX y ella se queda embarazada muy joven, su familia la rechaza y la manda a vivir al campo y ella tiene que salir adelante de alguna manera.

 

Pluma gris:

¿Hay algún grupo, gremio o compañía de la que te gustaría formar parte?

 

Arthemisa:

Sin duda quiero formar parte de La Universidad Invisible de Mundodisco. ¿Por qué? Porque están todos como regaderas y podría presumir de ser la normal del grupo sin desentonar con ellos.

 

Attenhea:

Quiero formar parte de la Brigada SOS de Aruhi Suzumilla. Vale, sé que la chica es un poquitín egocéntrica, egoísta y quiere hacer lo que le apetece y cuando le apetece sin pensar en los demás. Pero me lo pasaría como una enana. Además, estaría con Koizumi y me encanta Koizumi, así que: ¿Aruhi, me aceptas en la Brigada?

 

Azalea:

No sé si encajará exactamente con la pregunta, pero me gustaba mucho el grupo de protagonistas de la saga de Sinmar, de Cherry Chic, porque se apoyaban de forma muy bonita, aunque es verdad que es un poquiito cerrado para mi gusto. Y si no, pues del club de los corazones solitarios, que da nombre al libro escrito por Elizabeth Eulberg aunque solo recuerde de él la esencia del club. Primero encaja bastante con mi vida jajajaja,  y bueno, siempre está bien tener un grupo con el que divertirte y en el que encontrar una forma de apoyo para algunas cosas.

 

Cristal:

Los Pandavas de la serie de Aru Shah de Roshani Chokshi. Vale, sé que no puedo unirme a ellos por eso de que debo ser una de los legendarios hermanos Pandava reencarnada, pero… ¿y lo genial que sería? El grupo de Aru y sus hermanas viven aventuras por medio mundo humano y divino de la mitología hindú. Yo también querría.

 

Hestia:

¿Puedo irme ya al campamento mestizo, por favor? No tengo nada más que añadir.

 

Tiana:

Creo que esas categorías mencionadas no. A veces si me gustaría formar parte de alguna familia, algún grupo de amigos que leo porque parece tan genial, tan bonito todo, como que la unión es muy fuerte. Tipo Sin mar de Cherry Chic o del grupo de Cinder de las Crónicas Lunares.

 

Pluma rosa:

Siempre nos fijamos en los protagonistas, pero ¿hay algún personaje secundario al que destacarías?

 

Arthemisa:

Leo Valdez. Este chico es maravilloso y todos lo sabemos. Algunos podrían decirme que no es secundario, al fin y al cavo él también narra y tiene algo de protagonismo, pero ya sabemos que los principales protagonistas de estos libros son el hijo del señor del mar y el hijo del señor “eh, tú, sal de mi nube” así que para mí es un personaje secundario que se merece más reconocimiento.

 

Attenhea:

Tiana, cariño, a veces me caes mal jajajaja.

Ya que mi personaje no puedo decirlo porque se me han adelantado, me decantaré por Takoda, de Grita, Geala, de Alexandra Osbourne. Me gusta muchísimo este personaje, él y ciel. La verdad es que son mis personajes favoritos.

Takoda me gusta por su sencillez, por su lealtad, por su bondad y ciel me encanta porque es lista, es enérgica y pese a su fachada de muñeca de porcelana es una de las mejores tiradoras y para el grupo es imprescindible, nadie tiene tantos conocimientos de medicina como ella. a Takoda le mueve la energía, el seguir adelante, el encontrar a más como él y a Ciel el amor que en sus propias palabras es la energía que mueve el mundo.

 

Azalea:

Bueno, pasa que yo soy del tipo de persona que se fija mucho en los personajes secundarios porque me parecen los grandes olvidados de los libros cuando son tan importantes para el protagonista acaparador, así que me es difícil escoger. Sorprendente, ¿no? Pero me quedo con Liam, que sale en El bosque sabe tu nombre, de Alaitz Lezeaga. Me cayó muy bien desde el principio y me gustó mucho la forma que tiene de estar ahí para la protagonista. SE me quedaron preguntas sin responder sobre él, como suele pasarme… ¡Arriba, secundarios!

 

Cristal:

Childermass de Jonathan Strange y el señor Norrell de Susanna Clarke. Un ayudante sin más… claro que sí. Childermass escucha, asiente a las órdenes y luego tiene sus propios métodos de conseguir que el trabajo sea hecho. Adelantándose muchas veces a los deseos de su señor y aprendiendo de él en las sombras, me parece un secundario super bien construido y con una profundidad y potencial increíble.

 

Hestia:

Que levante la mano quien se identifique conmigo y fundemos un club, por favor. Cuando sigo leyendo un libro no es porque me guste su protagonista, sino un secundario perdido maravilloso y poco valorado del que siempre quiero saber más, pero como la historia está centrada en el personaje principal, se mantiene el misterio o incluso se acaba la obra sin que se desvele más sobre su personalidad o su vida. Esto no significa necesariamente que los protagonistas me caigan mal. Por lo general, me son indiferentes porque estoy demasiado ocupada soñando despierta con mi secundario favorito. Uriah de la saga Divergente es uno de los que más curiosidad me despertó en su momento y sigo pensando que no se le hizo justicia en el libro, por no hablar de la película…

 

Tiana:

Algún personaje al que destacarías jajajajajajaja. La verdad es que… yo soy mucho mucho más de secundarios que de protagonistas. La mayoría de veces no les acabo soportando. Me quedo con M-Bot de la saga de Escuadrón de Brandon Sanderson. Es una nave robot que habla y la pilota Spensa, la protagonista. Dame mil m-bots antes que una Spensa, en serio te lo digo. Te odio, Spensa.

 

Pluma blanca:

¿Conoces algún protagonista cuya evolución en el libro sea notable tanto para bien como para mal?

 

Arthemisa:

Circe, de Madeline Miller. El arco evolutivo de Circe es brutal, la autora lo sabe explesar más que bien y ves como esa mujer madura a lo largo de la historia convirtiéndose en alguien excepcional.

 

Attenhea:

¡Dioses! ¿A quién se le ocurrió esta pregunta? Ah, sí, a mí… ¿En qué estaría yo pensando?

Tras mucho pensar la respuesta a esta pregunta es Haplo, del la saga El ciclo de la Puerta de la Muerte, de (Arthemisa repite conmigo) Margareth Weis y Tracy Hickman.

arthemisa de la edición: puede que repitiera los nombres en voz alta. PD: te odio, amiga.

Empieza la saga siendo un Patrin al más puro estilo Patrin, sin sentimientos, sin debilidades, cruel, frío, manipulador y egoísta, pero según suceden los libros va naciendo en él una llama, una llama de humanidad, de emoción y termina siendo mejor persona con el mundo que le rodea y consigo mismo. Este cambio pensaba que no sería posible en él, pero los autores me sorprendieron sobre manera y para bien.

Azalea:

Me gustó mucho la que tiene Isabelle en Hermanastra, de Jennifer Donnelly. Fue genial leer cómo pasa de sentirse apagada y pensando que se merece todo lo malo de su vida, a quererse y luchar por cambiar su destino. La historia da mucha energía y esperanza y los mensajes a lo largo del libro son de esos que calan hondo.

Nuevamente, ¡gracias! Espero que os haya gustado leerme.

 

Cristal:

El cambio fue para bien con Jack Frost de la saga Los guardianes de la infancia de William Joyce. Aunque todos lo conocen por las películas de El origen de los guardianes, Jack no siempre fue Jack y tuvo que pasar muchos milenios en silencio hasta que se le permitiera convertirse en su verdadero ser. Su paso desde el tímido Nightlight al hacedor de juegos y nieve, me parece de las transformaciones más bonitas que he leído.

 

Hestia:

Camelia de Todas las hadas del reino. ¡Brutal! Lo he releído varias veces y me sigue asombrando, pero no me sorprende tanta maestría viniendo de Laura Gallego.

 

Tiana:

Attenhea me va a matar pero para bien creo que elijo a Artemis Fowl. Es un adolescente capullo criminal pero a medida que pasan los libros, aunque sigue siendo el mismo adolescente capullo criminal tiene consideración por sus amigos, les quiere, les valora cosa que al principio no pasaba, nadie le importaba más que él.

 

 

Si habéis llegado hasta aquí os damos las gracias por aguantarmos.

¡Un saludo y hasta el próximo tag!

Escucha la entrada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Centro de preferencias de privacidad

Cookies propias del sitio

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto, acceso y tus preferencias de privacidad.

AUTH_KEY, SECURE_AUTH_KEY, LOGGED_IN_KEY, NONCE_KEY, comment_author, comment_author_email, comment_author_url, rated, gdpr, gawdp, wfwaf-authcookie, wordpress_logged_in, wordpress_sec, wordpress_test_cookie, wp-settings-1, wp-settings-time-1, wp_woocommerce_session, a11y-high-contrast, a11y-larger-font, __cfuid, tk_lr, tk_or, tk_r3d

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente datos para conocer tus usos de navegación, y los elementos compartidos en redes sociales. También son usadas por el sistema de afiliados de Amazon.