Fragmentos de libros (3)

Fragmentos de libros (3)

Hola lectores.
sentada aquí, frente al ordenador, no sé bien qué escribiros, así que os traigo un conjunto de citas de libros que me han gustado. ¿Leemos?

Trono De Cristal — Sarah J. Maas


portada

“El capitán de la guardia abrió las puertas a regañadientes. Los músculos de su espalda se tensaron al empujar con fuerza la gastada madera de roble. Comparado con el pasillo, iluminado por el sol, el espacio que se extendía ante ellos parecía increíblemente oscuro, pero al entrar vio candelabros, además de suelos de mármol blanco y negro, enormes mesas de madera de caoba con sillas de terciopelo rojo, un fuego que ardía apaciblemente, entreplantas, puentes, escaleras, barandillas y libros…, libros, libros y más libros.
Acababa de entrar en una ciudad construida enteramente de piel y papel. Celaena se llevó una mano al corazón. Al infierno las formas de escapar.”

Leed esta cita, querides, ¿vosotres también os imagináis una estancia de luz tenue, colores oscuros, sillones rojos, una calidez confortable y lo mejor de todo, un aroma a libro, a madera y a paz?
¿Soy yo la única que quiere una estancia así?

Ladrones De Libertad – Iria G. Parente y Selene M. Pascual.


portada

“—Lo único que quiero es… que me dejen vivir —susurro—. Quiero que me dejen ser quien no he podido ser estos años. Quiero ser… libre. —La palabra se queda a nuestro alrededor un instante, flotando, extrañamente familiar y, al mismo tiempo, ajena a mí—. No quiero volver a tener que esconderme. No voy a hacerlo. Y no…, no voy a volver a avergonzarme de lo que soy. Sólo quiero mi cuerpo
Dejad que siga con mi vida después. Dejadme que la viva como yo decida, saboreándola, tomando mis propias elecciones. Puede que me equivoque. Puede que no siempre sea perfecta. Pero será mía de principio a fin. Será mi elección. Y serán mis errores y mis aciertos y, si me lo permitís, me sentiré feliz de cada uno de ellos.”

¿Quién no ha pensado alguna vez en ser libre? Kay ha sido capaz de decir con sus palabras lo que todo el mundo oculta en lo más profundo de su corazón, lo que toda persona anhela desde el mismo momento de su nacimiento, ser libre, poder hacer lo que siempre ha querido y como lo ha querido.

Jaulas De Seda – Iria G. Parente y Selene M. Pascual


portada

“A los príncipes les dan el poder para vender a dragones y quimeras.
A las princesas siempre nos han dejado a merced de todos los monstruos.”

Esta cita nos habla de la sociedad actual. Los hombres son quienes llevan la voz cantante, el sexo pudiente, mientras que nosotras somos el sexo débil, las que nos vemos obligadas a aguardar por un hombre para que este nos saque las castañas del fuego.
O eso es lo que quieren pensar los machos.

El Libro De Gabriel – Lena Valentí


portada

“Uno debía tener el derecho de elegir por quien llorar, porque no se podía llorar por todo el mundo. Y él había elegido llorar sinceramente por ellas y con ellas.
Los dioses decían que la virtud no dejaba llorar a los valientes, y que en cambio mandaba llorar a los débiles.
Su padre decía que llorar era de maricas.
Y Sun Tzu mencionaba que no debías mostrar debilidad alguna.
Pero él era Gabriel. Y Gabriel lloraba porque le daba la gana. Nadie diría nunca más qué o quién era, o que debía o no debía hacer.”

Cada cual es libre de hacer lo que quiera hacer. Arriba Kai nos enseñaba cómo pedía su deseo, aquí Gabriel nos habla de que él ya lo ha cumplido; es él mismo y ni la sociedad ni los dioses ni un sabio ni nadie le va a decir lo que tiene o no tiene que hacer.

La Voz De Los Diose – Trudi Canaban


portda

“No es tan emocionante como cabría imaginar- explicó-. La mayor parte del tiempo no piensas en eso, te concentras en lo inmediato, ¿Qué comerás hoy? ¿Dónde dormirás? Das por sentado el conocimiento que has acumulado a lo largo de los años; cuando lo necesitas está allí y rara vez te preguntas desde cuándo lo tienes. En determinadas ocasiones algo te hace pensar en el pasado y es en esos momentos cuando tomas conciencia de tu edad, adviertes cambios que nadie más percibe, ni si quiera los historiadores; también te das cuenta de que algunas cosas nunca cambian; la gente seguirá enamorándose y desencantándose, los hombres ambiciosos continuarán ansiando poder, los codiciosos amasando fortunas, los mortales seguirán siendo mortales.
(…)

Sí ,y no; no es la inmortalidad lo que nos hace más listos, sino la experiencia. Intentamos no cometer dos veces el mismo error, pero los recuerdos se desvanecen, algunos más rápido que otros y siempre caes en nuevos errores –Jade hizo una mueca-. A veces queremos repetir los fallos, el amor, por ejemplo, al enamorarse, los mortales se arriesgan a sufrir un gran dolor; para los inmortales, ese dolor está garantizado, si no muere el amor, muere el objeto de nuestro amor.”

Muchos piensan que la inmortalidad es maravillosa, pero no piensan en estas pequeñas cosas, en lo más importante, solo nos centramos en lo que haríamos siendo inmortales, pero nada más.

Y esto es todo, lectores.
Sé que no es mucho, pero… Espero que os haya gustado, querides.
Os deseo un buen inicio de semana.

¿Un saludo y hasta la próxima lectura!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.