Saltar al contenido

1

Ola lectores!. Hoxe veño con citas de María Victoria Moreno. Onte facíamos un repaso polos seus libros e hoxe mergullámonos neles para extraer as fermosas palabras que agochan.

María Victoria Moreno. Ilustración

«O corazón, coma as cousas que se saben, como os cartos que se gañan soamente serve para algo se se comparte cos demais.» Leonardo e os fontaneiros.

 

«Se contas unha vida sempre quedan fíos pendentes.»

«Eu son eu. Son así. Estou contenta de min mesma. Abonda para seguir vivindo en harmonía con destino que foi escrito para min dende as estrelas.» Diario da luz e da sombra.

«Non tiveches nunca a impresión de que había dentro de ti algo que quería escapar?» Anagnórise

 

«Esta biblioteca é miña Zaratustra, algo así como a sombra da miña alma.»

«As persoas estamos feitas para levar adiante os proxectos mais fermosos.» Anagnórise.

«A outra pregunta que nos debemos facer é se somos escritoras galegas só pola lingua na que escribimos ou se o somos tamén pola nosa actitude ao enfrontarnos co mundo onde lles damos vida ás nosas historias. Para responder a isto compre volver a vista atrás e reflexionar, aínda que so sexa, superficialmente no devir da literatura en Galicia.» Nosoutras.

«E que longas son as preguntas mentres non teñen resposta. Que longas son... Medran e medran, parten en cachos e cada cacho a fin nunha pregunta nova.» O amor e as palabras.

«—Ai, rapaz, canto medo gardas dentro de ti. Así non se pode ir pola vida.

—O que pasa é que vostede é moi arriscada, que nin lle sei como poido chegar ata hoxe, deste xeito, sen arredarse nunca ante os perigos.

—E que debo confesarche que non sei que cousa é un perigo. ¿Sábelo ti?» Anagnórise

«É un libro moi fermoso e as súas páxinas están cheas de paixases que eu podo percorrer até percibir a fragancia da herba, de desgoiros que aniñaron e aniñan hoxe no meu corazón e de rapaces que estudan, viaxan,xogan, van á procura do amor ou foxen del movidos por forzas misteriosas.» O amor e as palabras

«Por iso non me deteño e vou achegándome os portelos aos portelos onde asdiversas empresas venden billetes para viaxar, para fuxir, para voar, para soñar…» O amor e as palabras

Hola lectores.
Espero que estos días de vacaciones hayan sido propicios para la lectura. Yo, como soy así y me gusta recordar lo que leo, capturo citas, pequeños momentos, diminutas ventanas a estos mundos mágicos encerrados en papel y tras la tinta.
Esta entrada será una pequeña recopilación de citas que me han gustado y que he decidido capturar para mí.

JAVIER NEGRETE – LA ESPADA DE FUEGO.

Portada

SOÑAR ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD Y PARA LA CORDURA
(INCLUSO LAS DE LOS DEMÁS);
AUNQUE PAREZCA CRUEL, HAY QUE RENUNCIAR A LOS SUEÑOS
Si obedece este consejo, el caminante respira aliviado, pues descubre que acaba de coronar una empinada cumbre. Más allá, la senda se desliza en un declive que apenas exige esfuerzo a las piernas, el corazón o la mente. Pero el descanso que ofrece esta nueva forma de viajar acarrea una contrapartida: por largo y sinuoso que sea el camino, el final del trayecto está ya a la vista. Nada hay que oculte la desnuda pared que nos aguarda.
Pues tal es la virtud de los sueños: que apartan nuestra mirada del huesudo rostro de la muerte.
Pero si el caminante es demasiado joven, le será imposible renunciar a sus sueños aunque el mundo se empeñe en robárselos.

MARGARETH WEIS – EL CICLO DE LA PUERTA DE LA MUERTE III. EL MAR DE FUEGO.

portada

¡Es la muerte lo que da sentido a la vida! La muerte, que a todos iguala. Hombre, mujer, campesino, rey, rico o pobre: todos somos viajeros en camino hacia idéntico destino. La vida es sagrada, preciosa, es algo a valorar, a apreciar, y no a ser tomado a la ligera, caprichosamente.

C. S. LEWIS – NARNIA VI. LA SILLA DE PLATA.

portada

—¡Ah! —dijo él con voz quejumbrosa—. Encantamientos, encantamientos… la pesada, enmarañada, fría y pegajosa telaraña de la magia maligna. Enterrado en vida. Arrastrado bajo tierra, al interior de la ennegrecida oscuridad… ¿Cuántos años hace?… ¿He vivido diez años o mil años en este pozo? Hombres gusano me rodean. Tened piedad. Dejadme marchar, dejadme regresar. Dejadme sentir el viento y ver el cielo… Había un pequeño estanque. Cuando te mirabas en él veías los árboles creciendo bocabajo en el agua, verdes, y debajo de ellos, en el fondo, muy al fondo, el cielo azul.

J. K. ROWLING – HARRY POTTER Y LA PIEDRA FILOSOFAL.

Portada

—Vosotros estáis aquí para aprender la sutil ciencia y el arte exacto de hacer pociones —comenzó. Hablaba casi en un susurro, pero se le entendía todo. Como la profesora McGonagall, Snape tenía el don de mantener a la clase en silencio, sin ningún esfuerzo—. Aquí habrá muy poco de estúpidos movimientos de varita y muchos de vosotros dudaréis que esto sea magia. No espero que lleguéis a entender la belleza de un caldero hirviendo suavemente, con sus vapores relucientes, el delicado poder de los líquidos que se deslizan a través de las venas humanas, hechizando la mente, engañando los sentidos... Puedo enseñaros cómo embotellar la fama, preparar la gloria, hasta detener la muerte... si sois algo más que los alcornoques a los que habitualmente tengo que enseñar.

IRIA G. PARENTE Y SELENE M. PASCUAL – ROJO Y ORO.

portada

Mi mundo es dorado. El dorado del sol y del oro, de la opulencia y el derroche.
Mi mundo también es blanco. El blanco del orden, de lo impoluto, de la limpieza de aquello que no puede ser corrompido.
Yo no tengo nada en este mundo, y nunca he sido parte de él.

SARAH J. MAAS – UNA CORTE DE NIEBLA Y FURIA.

portada

—Hay diferentes clases de oscuridad —dijo Rhys. Yo mantuve los ojos cerrados—. Está la oscuridad que asusta, la oscuridad que tranquiliza, la oscuridad inquieta. —Pensé en cada una; imaginé cada una—. Está la oscuridad de los amantes y la oscuridad de los asesinos. Se convierte en lo que cada uno desea que sea, necesita que sea. No es totalmente mala ni totalmente buena.

IRIA G. PARENTE Y SELENE M. PASCUAL – SUEÑOS DE PIEDRA.

portada

Los dos reímos. Somos dos estúpidos, prometiéndonos con años de antelación. Somos dos locos, queriendo jugar a adelantarnos al futuro.
Y no nos importa.
Porque vamos a luchar por esto, por nuestra promesa. Por seguir juntos, por convertirnos en quienes queremos ser, por tener las vidas que deseamos. Porque, si no peleamos por lo que queremos, nunca podremos conseguirlo.

DEBYOM – MI PASADO ES VUESTRO FUTURO.

Imagen de relleno.

Reconocía la desagradable sensación de pérdida. No es como si te arrancaran el corazón y te lo hicieran pedazos. Eso sería mucho más fácil. Era como si alguien llegara y con una pala hiciera un agujero. Un agujero en el corazón. Algunos eran más grandes que otros, no tan profundos o anchos. Lo que es seguro es que hacen un agujero, y todo lo que había ahí se va. Tu corazón sigue en tu pecho, latiendo y con vida. Pero tiene un agujero. Un agujero que antes estaba repleto de esa persona. Es el agujero que deja cuando se marcha para siempre. Y entonces tienes que empezar a llenarlo de nuevo. Pero no hay nada con que llenarlo. Con el tiempo, solo puedes empujarlo y apretarlo. Ir haciéndolo más pequeño, para dejar que nuevas personas y sentimientos entren en tu corazón, pero nunca llenándolo. Porque ese hueco pertenece a esa persona y solo a ella. A veces, con el recuerdo, el agujero vuelve a hacerse de un tamaño más grande, como el que tenía cuando se creó por primera vez. Pero vuelves a tratar de empujarlo hasta que se hace pequeño de nuevo.
Ese agujero nunca desaparecerá. Nunca cerrará. Estará ahí, tanto como dure tu vida.

LIBBA BRAY – ACADEMIA SPENCE I- LA ORDEN DE LA ACADEMIA SPENCE.

portada

¿Qué te da miedo?
¿Qué te pone la carne de gallina, te hace sudar las palmas de las manos, te corta el aliento y retiene el aire en tu pecho como una fiera enjaulada?
¿Es la oscuridad? ¿El recuerdo fugaz de un cuento infantil, de fantasmas, duendes y brujas ocultos entre las sombras? ¿Es la manera de levantarse el viento justo antes de una tormenta, ese indicio de humedad en el aire que te empuja a volver corriendo a casa para refugiarte al amor de la lumbre?
¿O es algo más profundo, algo que causa más miedo, un monstruo en lo más hondo de tu ser que sólo has vislumbrado en parte, todo aquello que no conoces de tu alma donde los secretos se acumulan y adquieren un poder terrible, la oscuridad interior?
Si escuchas, te contaré una historia: una cuyos fantasmas no puedes ahuyentar con sólo sentarte al calor de un fuego vivo. Te contaré la historia de cómo nos encontramos en un mundo donde se forjan los sueños, se elige el destino y la magia es tan real como las señales que dejas con las manos en la nieve. Te contaré cómo abrimos la caja de Pandora de nosotros mismos, catamos la libertad, nos manchamos el alma con sangre y con la posibilidad de elegir, y desatamos el horror en el mundo que destruyó nuestro más querido Orden. Estas páginas son una confesión de todo lo que ha conducido a este amanecer frío y gris. Lo que sucederá a partir de ahora ya no lo sé.
¿Se te ha acelerado el corazón?
¿El horizonte parece nublarse?
¿Sientes que se te tensa la piel del cuello en espera de un beso que temes y a la vez necesitas?
¿Tendrás miedo?
¿Sabrás la verdad?

BRANDON SANDERSONN – NACIDOS DE LA BRUMA II. EL POZO DE LA ASCENSIÓN.

La mayoría de la gente, ni siquiera los nobles, no comprendía lo que era aplacar las emociones. Lo consideraban una especie de control mental, e incluso aquellos que sabían más suponían que era algo terrible e invasivo.
Brisa nunca lo había visto así. Aplacar no era un acto invasivo. De serlo, entonces la interacción corriente con otra persona lo era también cuando se aplacaba bien, no se violaba más la intimidad de una persona de lo que lo hacía una mujer que llevaba una túnica escotada o alguien que hablaba en tono imperativo. Las tres cosas producían reacciones corrientes, comprensibles y (lo más importante) naturales en la gente.

A. G. HOWART – SUSURROS.

portada

—Tú comprendes la lógica que hay detrás de lo que no tiene lógica, Alyssa. Tu naturaleza te lleva a encontrar la tranquilidad en medio de la locura. Y eso es lo que estamos haciendo aquí. Le damos una posibilidad de salvarse a nuestra comida. —Me guiña el ojo y añade—: Y ahora, si me perdonas, mi camarada y yo tenemos que ir a darle una tunda a ese pato.

LAURA GALLEGO GARCÍA – MEMORIAS DE IDHÚN III. PANTEÓN.

portada

Solo los humanos somos capaces de darlo todo por un sueño, por estúpido que sea; dicen que es la propia diosa Irial quien nos insufla los sueños a través de la luz de las estrellas, pero yo creo que es, simplemente, que los humanos somos un poco más idiotas que cualquiera de las otras razas inteligentes”.

Y con estas pequeñas visiones de grandes mundos, os dejo por hoy, lectores. Espero que os gusten y os animéis a visitar los universos a los que estas ventanitas pertenecen.
¡Un saludo y hasta la próxima lectura!