Reseña: Campos de fresas, de Jordi Sierra i Fabra

¡Hola! ¿Cómo va el verano? En esta ocasión os traemos la reseña de una novela de Jordi Sierra i Fabra.

Portada

  • Título: Campos De Fresas
  • Autor: Jordi Sierra i Fabra
  • Editorial: SM
  • Año de Edición: 1997.
  • Reedición: 2017
  • Número de páginas: 141
  • Encuadernación: tapa blanda
  • Colección: Gran Angular.

Mi rival es la muerte, y juega a ganar.

Sinopsis:
Amanece. En un hospital, Luci está en coma. Efectivamente, ha sufrido un golpe de calor debido a una pastilla de éxtasis, la droga de diseño de moda. Sus amigos comienzan a reflexionar sobre lo sucedido el día anterior; su mejor amiga, bulímica, se enfrenta finalmente a sí misma; el chico que está enamorado de Luci busca al camello que suministró la pastilla con la esperanza de ayudarla a salvar la vida. La policía también le busca, y un periodista se dispone a destapar todo el dramatismo de la historia. En unas horas, todo se descontrola, y cuantos conocen a Luci luchan por ella, pero también por algo más: mejorar sus vidas y recuperar el tiempo perdido.

El autor:

Sierra i Fabra nació en Barcelona en 1947. Tiene una clara y firme vocación de escritor desde muy joven, pues confiesa que dio sus primeros pasos con tan sólo ocho años de edad.

Con doce escribió su primera novela larga, de quinientas páginas. Sus padres se mostraron poco entusiasmados con esta actividad, puesto que no confiaban en la profesión de escritor como un trabajo con futuro. Cuando terminó el bachillerato empezó a trabajar en una empresa de construcción. Tuvo sus primeras incursiones profesionales en la música, otra de sus grandes pasiones. Fue uno de los fundadores del programa de la Cadena Ser “El Gran Musical”, y en 1970 abandonó los estudios para convertirse en comentarista musical, lo que le permitió viajar por todo el mundo con grupos y artistas del momento para cubrir sus actuaciones y escribir reportajes.

Igualmente fue uno de los miembros fundadores de la revista Super Pop en 1977, dedicada a la música joven. En 1978, y tras nueve años, dimitió del puesto de director de Disco Expres, y fue finalista del Premio Planeta de Novela. Su dedicación a la literatura se incrementó entonces.

En 1981 logró el Premio Gran Angular de literatura juvenil por El cazador, y repitió dos años más tarde con …En un lugar llamado tierra. Volvió a hacerse con él en 1990 por El último set. A lo largo de su carrera ha obtenido cuantiosos galardones, como el Premio El Barco de Vapor de literatura infantil (2010), el Ateneo de Sevilla en 1979, Premio Edebé de Literatura Infantil (1993) y el de Literatura Juvenil (2006), el Premio A la Orilla del Viento de México (1999) y el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 2007 y el Premio Cervantes Chico en 2011, entre otros muchos.

Cuenta con la Fundación Jordi Sierra i Fabra, creada en pos del fomento de la lectura y de la escritura entre los más jóvenes, la cual, desde 2006, entrega el premio literario que lleva su nombre para jóvenes escritores. Entre sus trabajos también encontramos numerosas biografías de artistas internacionales de rock, como John Lennon, Michael Jackson, Bob Dylan, The Beatles o Rolling Stones.

Reseña:

“L.S.M. tie:ne 18 años, era campeona de ajedrez, una chica modélica, buena estudiante, con unos padres felices y una hermana pequeña. Tenía novio. Todo eso se ha ido en unos segundos, solo porque una pastilla se cruzó en su camino. El coma puede ser eterno, llevarla a un rápido y fatal desenlace, o cesar inesperadamente. Pero eso no ocultará la realidad. Como decían los Beatles, los campos de fresas pueden llegar a ser eternos”.

Personajes:

  • Luciana: ella es la protagonista de nuestra historia; una chica normal; buena estudiante, jugadora de ajedrez, una chica con una familia y un novio que la adoran… la hija modelo.
  • Eloy: es el novio de Luciana, la única persona con los pies en el suelo durante todo el día, pues desde que se enteró de que su novia está en coma decide moverse por toda la ciudad para encontrar al camello y así poder conseguir una pastilla para que la analicen y ayudar a Luciana.
  • Esther y Luis Salas: son los padres de Luciana, dos personajes sobrecogidos por la noticia de que su hija está en coma, pues la consideraban una chica muy responsable, alguien que solamente tomaba alcohol.
  • Norma: la hermana pequeña de Luciana. Cuando la conocemos tiende a caer mal, pues lo primero que piensa al entrar y ver a su hermana en coma es la falta de libertad que ahora le dejarán sus padres a ella pero, a medida que avanza la historia, podemos observar otra cara de esta chica.
  • Loreto: mejor amiga de Luciana; es una chica bulímica incapaz de superar sus problemas por sí sola, desde mi punto de vista la más afectada si Luciana muere, pues aparenta ser el pilar sobre el que se sostiene su vida.
  • Cinta: otra amiga de Luciana, la chica que más culpable se siente porque fue una de las que la convenció para que se tomase la pastilla. Una chica de mucho carácter y, por ese motivo… tiene un final muy importante.
  • Máximo y Santi: amigos de Luciana. El primero fue quien la convenció para que se tomase la pastilla, el que fue a comprárselas al camello; el segundo es el novio de Cinta.Parece que ninguno se siente culpable por lo que le pasó a su amiga pero al final de la historia nos damos cuenta de que también toman un gran papel.
  • Raúl, Ana y Paco: son tres chavales que exprimen el fin de semana al máximo; adolescentes que con su corta vida ya han probado todo tipo de drogas de diseño. Son las tres personas a las que acude Eloy en su búsqueda del camello
  • para que le venda la pastilla.

  • Vicente Espinós: un inspector que, de manera individual, intenta atrapar al mosca, el camello, pues cree que esta ya es su oportunidad definitiva para poder meterlo en el calabozo y evitar que más chicos sigan drogándose. Es una persona a la que se nota que le gusta su trabajo, pues se mete en muchos líos para hacer esta búsqueda y se nota que no busca fama.
  • Mariano Zapata: es un “periodista”. Desde mi punto de vista, el peor personaje de la novela, pues se aprovecha de la situación que está viviendo Luciana para cubrirse de gloria con sus reportajes; es el antagonista del inspector Espinós.

Opinión Personal:

El libro me pareció muy interesante, pues trata el mundo de las drogas de diseño desde varios puntos de vista: el camello, que vive de las ganancias de la venta de las mismas; Luciana y sus amigos, que las consumen para poder disfrutar de toda una noche de fiesta sin cansarse; el periodista, que las ve como una forma de ascender en el escalafón de su trabajo por la entrevista; el médico, que cada vez las teme más porque a medida que avanza la tecnología les cuesta más entenderlas…
Un detalle que me llamó mucho la atención fue el hecho de que Sierra i Fabra también nos enseñase el punto de vista de Luciana, la perspectiva de alguien en coma. Juega con ese desconocimiento de lo que sienten los pacientes en coma y nos muestra como Luciana está todo el tiempo indecisa a la hora de elegir el camino que seguir; como bien demuestra en un capítulo, ella se siente como en la jugada final de una partida de ajedrez.


***
Recuerda que si quieres colaborar con nosotros puedes hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *