Manías lectoras.

Manías lectoras.

Que tire la primera piedra quien no tenga manías a la hora de leer. Nos reunimos parte del equipo para contaros nuestras costumbres lectoras.

  • Mis rarezas ya empiezan en la librería. Me recorro el establecimiento de arriba abajo, mirando todos los libros hasta que encuentro uno que me llama la atención. Entonces, agarro el libro, miro la portada, quien firma la obra, el sello editorial, el tamaño de la letra y finalmente, la sinopsis.
  • Tengo un problema con los marca páginas. Los libreros lo saben bien.  Siempre que voy a comprar un libro me termino llevando, como mínimo, uno. Ya tengo una pequeña colección.
  • Siempre, siempre, llevo un libro en el bolso. Da igual si el volumen tiene 600 páginas, se viene conmigo.
  • Siempre llevo, un libro, las gafas y los marcadores para señalizar citas en mis lecturas.
  • No me gusta: Pintar los libros (Los de texto no cuentan), doblar las hojas, ni similares. Así que para marcar citas suelo usar posits.
  • Si leo en Ebook es con un lector de pantalla, si no, en papel.
  • No puedo estar quieta cuando leo en e ordenador o en audiolibros. Puedo estar limpiando, jugando al Candy chrush… Pero nunca quieta.
  • No puedo leer con la tele, con música que tenga letra o con gente hablando cerca.
  • Si hay ruido de fondo me pongo música instrumental para concentrarme en mi lectura. Suelo ponerme bandas sonoras de series o películas.
  • Puedo tardar una hora en escoger próxima lectura.
  • Siempre coloco el marca páginas de una forma que recuerde en que carilla voy.
  • Si los capítulos son largos, puedo dejarlos a la mitad, pero nunca dejo una página sin terminar.

Estas son algunas de mis manías a la hora de leer. ¿Cuáles son las del resto del equipo?

Alba:

Me ha costado bastante ponerme a pensar en mis hábitos lectores, pues para mi no eran manías…

  1. Nunca, bajo ningún concecpto, dejo el libro en forma impar; es decir, mis páginas y o capítulos tienen que finalizar en una par.
  2. : En mi mesa siempre tiene que haber un vaso de bebida dulce, ya sea chocolate, cacao o batido.
  3. : dos libros del mismo a la vez… ¡nunca! En mi cabeza se entremezclan los personajes y luego es un batiburrillo.
  4. : mi sitio favorito para leer es mi habitación, tumbada en mi cama… aunque el tren también es un buen sitio para hacerlo.
  5. : nunca puedo dejar el libro a la mitad, aunque no me guste… tengo que terminarlo.
  6. : Tener un documento en el que ir apuntando citas.
  7. : Me resulta muy imposible leer con el lector de >pantalla, mi mente se dispersa, me pongo a juguetear… El braille es el único código de lectura que consigue captar mi atención al 100% y que me hace imaginar la historia de principio a fin.
  8. : siempre tengo que leer el libro antes que la película; na película puede tener spoilers, un libro no… la lectura es sagrada para mi.

Salva:

  • Al leer con el ordenador hago pausas continuamente, es decir, no leo de corrido sino pasando las líneas con las flechas. Esto me permite moverme, hacer pausas, mirar Twitter…
  • No puedo leer por la calle, por ejemplo, con auriculares. En el metro, el AVE, el cercanías o el transporte público de turno sí leo y soy capaz de atender a las paradas a la vez, pero por la calle no.
  • Siempre libro antes que película o serie.
  • Me gusta leer mientras hago cualquier otra cosa. plegar ropa, cocinar…
  • No puedo leer con música de fondo, aunque el ruido que haga un tren por ejemplo no me molesta.

Jacquie:

  • Para empezar, siempre, siempre, siempre, tengo que tener una lectura, da igual que no tenga tiempo, tengo que tener algo para leer. ¿Qué es el fin del mundo? ¿Qué lleva el Armagedón? ¿Qué Lucifer viene a destruir el mundo? Vale, vale, Lucifer, amigo, yo te dejo, pero espera que miro que leer mientras nos matas a todos.
  • A parte de una lectura como poco, tengo siempre una en el ordenador, otras dos en MP3 para cuando me voy a dormir y otra en mi APP para leer libros desde el móvil. Puedo tener a la vez cuatro lecturas, pero jamás menos de dos porque me agobio un montón.
  • Siempre me duermo escuchando un libro, da igual cual sea, relectura o primera lectura, pero tengo que pensar en el libro, tiene que ser lo último que escucho en el día.
  • Copio citas. No puedo leer en papel porque no tengo ojos que funcionen (si alguien quiere dejarme los suyos, que me lo diga y le doy mi dirección para que me los mande) así que al no leer en papel copio citas. Tengo un documento llamado zitas, sí, con Z (así lo encuentro más rápido) en el que copio lo que me gusta y el autor del libro.
  • Siempre, aunque no lo escriba, hago una especie de fic en mi cabeza, creo un personaje y lo meto en la historia, así me da la impresión de que la vivo mucho mejor y más cerca.
  • Como leo en digital siempre tengo que estar haciendo algo con las manos, ya sea un cubo de rubic con el que llevo peleando tres años, ya sean juegos de lógica en el móvil, tetris o simplemente edito fotos chapuceramente con lo poco que da de sí mi vista.
  • Me enamoro muy fácilmente de un personaje y sueño con él día y noche, si ya está con alguien, mato a ese alguien en mi cabeza y me quedo con él, no por nada desde que lo vi lo convertí en mío.
  • A veces no aguanto la incertidumbre… Mis amigos (sobre todo Arthemisa) me dicen que no puedo hacer eso. Tengo que saber cómo termina una cosa o no puedo seguir con el libro. En resumen, soy una cazadora de spoilers buenísima.
  • Juzgo los libros por su título, si el título me llama la atención, leo la sinopsis y si esta me gusta, leo el libro. Si parece interesante, pero no estoy convencida, busco reseñas en Internet.
  • Antes de terminar un libro tengo que tener otro esperando, no me gusta no tener nada que hacer entre lectura y lectura, así que cuando ya me quedan unas cien páginas, busco otra cosa que leer pidiendo consejo como si fuera a morirme (cosa cierta sino encuentro libro).
  • Me gusta buscar spoilers cuando no puedo más con el no saber, pero si alguien me hace uno que yo no he , puedo ser como una banshie y ponerme muy muy violenta. De igual modo, si un libro no está a mi alcance, ya sea porque no está en digital o porque no voy a poder tenerlo en mucho tiempo, no permito que nadie me hable de él, evito saber cosas sobre ese libro, no leo citas, ni reseñas, nada y muerdo a cualquiera que me hable sobre él.
  • Si hago alguna relectura, tiene que ser de un libro que por lo menos haga medio año que no me leo y si recuerdo mucho una parte, no puedo evitar saltármela, pero si por el contrario es una escena de algo que me gusta, la leo una y otra vez hasta ser capaz de reproducir con exactitud todo palabra por palabra.

El otro día os preguntamos en nuestro twitter (@o_lector) Si teníais alguna manía lectora y esto fue lo que nos contasteis.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.